LA TRIPLE NELSON

"En este disco no pensamos nada"

La banda presenta mañana y el sábado “La sed” en La Trastienda, con entradas agotadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brancciari, Rada, Santullo y Mandrake Wolf están en "La Sed". Foto: Difusión.

La Triple Nelson lanzó su último disco, La sed, en diciembre, con una actividad especial en la casa de música Coutinho: el cantante y guitarrista Christian Cary, el bajista Paco Pintos y el tecladista Manuel Contrera (sólo faltó el baterista Rafael Ugo) fueron a autografiar los flamantes trabajos para los fanáticos que quisieran acercarse. El lugar se llenó, se quedaron sin álbumes para vender y tuvieron que ofrecer un minirrecital de último momento.

Más allá de que para los propios miembros de la banda La sed sea hoy su mejor trabajo, lo ocurrido aquella tarde de diciembre es señal clara de que este power trío, devenido en cuarteto, ha conseguido, en 18 años, un público muy fiel que no les falla. También los acompaña ahora: el martes ya se habían agotado las entradas para los shows de mañana y pasado en La Trastienda (ver recuadro), en los que se presentará formalmente el álbum.

Todo va bien en La Triple Nelson, un grupo que, con un estilo clásico y un guitarrista y cantante virtuoso al frente, logró consolidarse en la escena uruguaya e ir dando pasos cortos pero firmes. Este año, por ejemplo, llegó al festival argentino Cosquín Rock, empezó tocando para unos pocos espectadores y terminó contagiando a miles con sus canciones.

El plan para 2016 es seguir conquistando terreno en Argentina, sin descuidar Montevideo y el interior. Y también llevar estos 15 nuevos temas al vivo, con todo el ejercicio y la práctica que eso requiere.

Si Paco Pintos tiene que elegir, dice que su tema preferido de los nuevos es "La sed", que en la interna de la banda empezó llamándose "Crosby". A Cary también le gusta aunque se detiene en "Xili", un tema inspirado en su pareja que terminó grabando en una especie de nido de colchones que construyó en su casa. Artesanal, pero profesional, ha sido el proceso de La sed, que ahora toca presentar.

—Después de trabajar tanto las canciones para grabarlas, ¿es muy distinto llevarlas a un show?

Christian Cary: Impresionante. Después de grabar no arrancás a tocar los temas, vas mechando pero no los tocás todos. Este disco (La sed) tiene 15; en el primer ensayo nos encontramos con que había 12 canciones que no habíamos tocado nunca. Es más: estamos ensayando demasiado. Pero estamos en ese viaje que está buenísimo, porque con este disco hicimos una especie de quiebre y nos dejamos llevar cien por ciento a lo que queríamos hacer.

—Antes de la salida de La sed decían que estaban muy contentos con el resultado. ¿Cómo lo ha recibido su público?

Paco Pintos: Es un gran experimento siempre. Las canciones que hemos venido tocando la gente las recibe bien; no se arma el pogo o el canto de otras pero estamos recontentos con eso, con la venta del disco. En los últimos rankings estábamos abajo de Adele y Márama, y arriba de Justin Bieber y One Direction que son las bandas de mis hijas. Para nosotros está buenísimo (se ríe).

—Hablemos de las canciones, no de todas que son un montón...

C. C.: Son sólo 15, iban a ser 16 y al final sacamos una.

—Pero dejaron un bonus track que es instrumental.

C. C.: Dejamos el bonus track que siempre iba a ir. Les había dicho que era ley, y a nosotros nos parece que es la mejor parte del disco. Pero nosotros somos músicos, no somos el público.

—¿Se hace en vivo también?

C. C.: No lo hemos hecho pero lo vamos a hacer. Y va a ser una parte importante del show.

—Las canciones de La Triple se prestan para jugar en vivo, para versionarlas, estirarlas. ¿Cómo se manejan con el tiempo?

P. P.: Tenemos que sacrificar otras partes, sobre todo los blues.

C. C.: A mí me joden siempre. Siempre me dicen: "¿Tienen la lista? Si está "Llego a casa" ponés tres temas más y ya está completa".

—¿Cómo nació "Cielo todo gris" y cómo llegó Emiliano Brancciari a sumarse a cantarla?

C. C.: Surgió en mi casa, en el fondo donde compongo la mayoría de canciones, un día de noviembre lluvioso. Y no habla sólo de la lluvia cuando dice: "me gusta cuando llueve ver llover" (se ríe). Nunca habíamos tenido invitados pensados de antemano, y mientras estábamos armando los temas pensamos en invitar a cuatro o cinco que fueran afines a la historia de La Triple. Emiliano y todo No Te Va Gustar son hipergenerososos, nos han abierto las puertas en Argentina de una forma impresionante, y fue una mínima forma de retribuir. Cuando lo invitamos tenía la duda de qué iba a hacer, porque tenemos voces distintas; él me dijo: tengo pensada esta voz y la clavó al ángulo. Salió afónico.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

—"Ya no compro", la canción con Ruben Rada, es bien Rada, bailable, aunque es muy crítica.

P. P.: Cuando era chico tenía un pasadiscos, y mis hermanos ponían mucha música. Mis dos discos favoritos eran el de Titanes en el Ring y uno de Totem, y a veces me confundía y pensaba que los de Totem eran los luchadores. Cuando vi entrar a Rada al estudio me vino esa imagen, y prácticamente no pude hablar.

C. C.: Rada llegó, me dice: "A ver, mostrame la letra. A ver, cantame. ¿Qué querés que haga". ¿Qué le voy a decir yo? Puso play, escuchó una vez, empezó a bailar, entró y de primera toma la grabó.

P. P.: Es como una crítica con sorna, con ironía; tampoco nos vamos a poner tan bíblicos. Pero está bueno el ritmo que agarró la canción. Cuando se la mostré a Christian era un blues tipo Pappo, y Christian le hizo todas las magias y quedó eso que está buenísimo. Se transformó en otro tema.

—¿Es lo que suele pasar entre ustedes, a la hora de componer?

C. C.: Sí, por lo general con este muchacho, que hace 18 años estamos haciendo canciones juntos, hemos agarrado una dinámica en la que no tenemos miedo de sugerirle cosas al otro. Ninguno se ofende, al revés. Esta vez Paco trajo varias canciones más, yo las mías y mezclamos. Incluso registramos pila de temas a nombre de los dos, porque trabajamos a la par las canciones, y sumamos.

—En La sed hay crítica, hay canciones de amor, hay más relatos tipo crónica. ¿Se han planteado hacer algo más conceptual?

P. P.: Es una deuda que tenemos, capaz que por la dispersión compositiva que él trae una cosa, yo otra, hacemos cosas juntos, aparece Rafa (Rafael Ugo), canciones de amigos. Pero no nos afecta.

C. C.: Más allá de eso, está todo unificado en un sonido, un concepto musical. Escuchás cualquier tema y te das cuenta que es La Triple Nelson, más allá de que hay temas supertranquilos y otros superfuertes conviviendo. En este disco no pensamos en nada.

—¿Qué planes hay para después de La Trastienda?

C. C.: Uno de los planes fundamentales es la vecina orilla.

P. P.: Este show que vamos a hacer ahora nos gustaría hacerlo, tal cual es, en el interior. Estamos todos copados; depende de cómo venga el viento vamos a reaccionar.

C. C.: Antes de elegir La Trastienda nos escribieron del Solís, que desde que habíamos tocado con Scott Henderson, hace unos cuantos años, no habíamos tocado más. Se movieron las columnas, dijeron, pero el problema no fuimos nosotros sino Scott Henderson. Pero queríamos que este disco fuera presentado con gente parada, que fuera más caliente. Pero no lo descartamos. Y la Adela Reta es una pendiente que tenemos: hemos tocado en todas las salas menos en esa, y está nuevita.

Fecha doble con un nuevo repertorio.

"Queremos tocar todas las canciones de La sed", avisa Paco Pintos previo a esta doble Trastienda. La Triple Nelson toca mañana viernes y el sábado a las 20:30, con la banda argentina De La Gran Piñata como invitada.

"Estamos haciendo malabares para que entren todos los temas", dice, y Christian Cary revela que, chequeando la lista, se encontraron con un set de 29 temas que deberán ajustar.

Lo que está claro es que repasarán todo su flamante repertorio e incluirán los temas clásicos de La Triple para satisfacer a un público que agotó entradas para los dos recitales.

En La Trastienda, además, recibirán donaciones (alimentos no perecederos, repelentes y productos de limpieza) para distribuir entre los damnificados de todo el país.

TRES DISCOS DE LA TRIPLE.

Buceo - 2001 / Independiente.

Es el debut de La Triple Nelson, que contaba entonces con Rubén Ottonello en batería. Aparecen ahí varios temas que se convertirían en clásicos de la banda: "Billete", "Llego a casa" y, fundamentalmente, el corte "Sin tu ángel", que se transformó en hit por aquellos años.

Un montón de vivos - 2008 / Montevideo Music Group.

Es el primer disco en vivo del trío y el último en el que participó Mape Bossio, quien había sustituido a Ottonello. Este trabajo tiene 12 temas, fue grabado en el Movie Center y ganó dos Graffiti: a Mejor Álbum de Blues y también a Mejor Álbum en Vivo.

La sed - 2015 / Montevideo Music Group.

Con Rafael Ugo en batería y Manuel Contrera como cuarto miembro en teclados, el último disco de La Triple Nelson incluye un cover de Luis Alberto Spinetta y un tema instrumental, y refleja una búsqueda de la banda, que ofrece otras sonoridades incluso en la voz de Cary.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados