VIDEO

Un disco que nació en el silencio

Antes de la presentación de Músicos ambulantes, el cantautor abre las puertas de su casa.

Cuando está solo y le vienen ganas de tocar, a veces Edú Lombardo reúne instrumentos, pedales y equipos que habitualmente están en una habitación en el piso de arriba de su casa, los baja, los reparte por el piso, enchufa cables y se pone a jugar. Pero eso es a veces, solamente.

Ahora, nada delata que en esta casa de una ciudad costera rodeada de calles en mal estado, paisajes verdes y una banda sonora hecha por pájaros y perros que ladran, vive un hombre que este año volvió al carnaval entre lágrimas para llevarse un primer premio con la murga Don Timoteo, además del máximo reconocimiento que se da a nivel individual.

Nada delata que esa casa, tan acogedora que se vuelve irresistible, es la de un artista. Sobre la estufa hay un cuadro de Los Beatles, en una silla descansa una guitarra y encima de la mesa una cuadernola que guarda apuntes, acordes y letras de canciones; pero todo parece parte de un ambiente que, entre otras cosas, tiene juguetes en el rincón y ventanales que garantizan mucha luz.

Allí, en esa casa, Pitufo Lombardo vive hace un montón de años, impulsado por la posibilidad de tener un lugar propio y también por darle una mejor calidad de vida a sus hijos. Tiene dos: Joaquín estudia Medicina pero toca la guitarra como el padre, y Paula va a la escuela. A los dos, Pitufo les compuso canciones, y de los dos habla orgulloso, consciente de que cada minuto con ellos debe aprovecharlo porque entre viajes, toques y más, la vida pasa.

Allí, en esa casa, su música de sonoridad montevideana se va empapando cada vez más del entorno. "Y tal vez en este disco lo sentí más", confiesa Lombardo en conversación con El País, "en lo melódico y por hacia dónde va el estilo. Acá hay mucho silencio y eso tiene que ver; dormís menos horas pero el descanso es otro, es algo que noté cuando me mudé".

Allí, entre silencios, familia y pájaros, Lombardo gestó Músicos ambulantes, su tercer disco solista que el miércoles 30 de agosto presentará en la sala principal del Teatro Solís. Lo acompañará su banda y una cantidad de invitados —desde su hijo Joaquín a Fernando Cabrera, de Pinocho Routin a Hugo Fattoruso— y las entradas están en venta en Tickantel y boletería desde 300 pesos.

"Me quedé muy conforme con este disco", asegura. "Salió en paralelo con el carnaval y al ser tan masivo lo que pasó con Don Timoteo, lo dejó un poco de lado. Recién ahora van a empezar a sonar las canciones porque no tuve ocasión de tocarlas. Y musicalmente estoy superconforme. Es un disco que a mi gusto tiene lindas canciones, y también intenté no repetir lo que había hecho anteriormente. Navegar y hacer pie en otros mares no es fácil".

Tiene, Pitufo, algo de músico ambulante. Carnavalero y cantautor, se ha acostumbrado a cambiar de forma (toca solo o en grupo, dirige una murga o integra un sexteto que mantiene viva la memoria de Eduardo Mateo) y de lugar. Puede cantar, tocar la guitarra o ser percusionista; puede dejarse cautivar por la madera y su sonoridad, y al tiempo caer rendido ante las bondades de la loopera. Puede ir de una cosa a otra para después llegar a casa y ser, sin traje de murga ni mascarita ni guitarra, un hombre que quiere dedicarle tiempo a su familia. "Es muy difícil la vida del músico", dirá una y otra vez.

Edú Pitufo Lombado. Foto. Francisco Flroes
Edú Pitufo Lombado. Foto. Francisco Flroes

—A la hora de componer Músicos ambulantes, ¿qué importancia le diste a la palabra?

—La palabra es una cosa que está bastante devaluada, y yo intento que tenga importancia. Pienso que hay una temática que aparece dentro del disco que es el amor, que es lo que hila las canciones; el amor desde distintos lugares. Esas cosas no son adrede, a veces están buscadas pero a veces aparecen por el momento en que el músico está en la composición y por las influencias de esa época; todo eso forma parte de ese momento.

—¿Necesitabas hacer un disco sobre el amor?

—Yo creo que sí. Me parece que estamos viviendo épocas donde se le da importancia a cosas que no tienen tanta importancia. Se pierde mucho el tiempo: me lo digo a mí mismo porque a veces me pongo en ese lugar y me siento también así. Y me parece interesante ir a esa raíz, a esas cosas que son las valiosas. Ahora me pasa con este recital, por ejemplo: a mí me encantaría que fuera mucha gente porque está buenísimo, para que vean las canciones. Ahora, lo importante, la columna vertebral de todo esto es la música, y si uno pone la cabeza en otro lugar, se va a otro lugar. Y hay que mantener eso. Es lo mismo en la vida: uno si va por ese lugar del amor encarrila determinada forma, y si se corre se va por otro lado.

TRAS BRILLAR CON DON TIMOTEO, LOMBARDO HABLA DE LO QUE FUE EL CONCURSO.

"Fue un carnaval muy lindo, trabajé muy cómodo".

"Es muy agotador el carnaval, hicimos 110 tablados", dice Edú Lombardo hablando de este último concurso, que fue el primero que lo tuvo en escena después de 10 años de inactividad y que lo encontró consagrándose con Don Timoteo, y siendo nombrado Figura de Oro que es el reconocimiento máximo que se entrega a nivel individual en la competencia.

"Yo empecé a escribir la parte arreglística a principios de junio y empezamos a ensayar en julio. Son siete meses de elaboración que implican muchas horas de trabajo en casa, muchas horas de juntadas con los letristas, con quien hace la puesta y quien arma la estética, y por otro lado todas las horas que hay que poner de ensayo", repasa.

De cualquier modo, asegura que este "fue un carnaval maravilloso porque nos fue muy bien con el público y a nivel concurso también. Inolvidable. Fue un carnaval muy lindo, trabajé muy cómodo y con un grupo humano muy profesional, pero es muy agotador. Y yo terminé el carnaval y tuve apenas ocho días de vacaciones. después ya tuve que retomar lo que los carnavaleros le llamamos el trabajo de invierno", comenta con una sonrisa.

Hoy, Lombardo reconoce que "se extraña un poco el sonido general" pero ya sabe que no competirá el próximo verano. Su disco Músicos ambulantes necesita que le dedique tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)