Mon Laferte

“Este disco me agarra como en un torbellino”

Mon Laferte charló con El País sobre su nuevo disco y la primera visita que hará a Montevideo, en setiembre.

Mon Laferte. Foto: Difusión
Foto: difusión

Está en un buen momento. Acaba de terminar de grabar en Capital Records, ese estudio histórico donde estuvieron hasta The Beatles, el tercer disco de una etapa que comenzó con Mon Laferte Vol. 1. Dice que no puede adelantar mucho, pero que para cuando llegue a La Trastienda, el 28 de setiembre (tickets en Red UTS), traerá sorpresas al público uruguayo. Sobre su experiencia y su música, charló con El País.

—Venís a Uruguay por primera vez, ¿qué conocés de acá? Sé que a Jorge Drexler sí.

—Nunca he ido a Uruguay, me da mucha emoción. No conozco nada, solo a Drexler, y le tengo mucho cariño. Me han hablado maravillas y tengo muchas ganas de las playas, que ya me han invitado un par de veces.

—¿Venís con tiempo para conocer o solo para el recital?

—No sé cómo van a ser mis horarios en esos días, pero me voy a hacer el tiempo para conocer.

—¿Qué traés en este concierto?

—Como es la primera vez que voy, quiero darle el gusto a la gente y tocar de todo. Pero también he pensado por ahí preguntarle a los fans en redes sociales que si quieren escuchar algo particular. Siempre me gusta darme el tiempo de agarrar la guitarra y a veces me siento ahí, tocando un rato sola, para tener un momento acústico -a pesar de que voy con la banda completa-, más personal, de tú a tú con la gente. Y de repente en esos momentos siempre hay alguien que grita y dice: “¡Toca esta!”. Además, voy a estar dando una sorpresa.

—¿Vas a traer cosas de este disco nuevo que estás por lanzar?

—Por ahí va la sorpresa. Es un disco mucho más conceptual que otros, entonces hay una historia, pero no puedo contar mucho.

—Fue grabado en Capital Records, debe haber sido una linda experiencia.

—Fue increíble, llegué un lunes a Los Ángeles, nos pusimos a ensayar el martes, miércoles, jueves, y ya creo que el viernes entramos en el estudio y grabamos a la antigua. Da un poco de miedo grabar de esta manera, pero grabamos todos al mismo tiempo, en una sola toma, como si fuera un concierto en vivo. Sin retoques, sin nada. Lo que la gente va a escuchar del nuevo disco, es exactamente lo que se capturó ese día.

—Por esto de volver a la forma antigua de grabar, ¿sos nostálgica?

—No estoy peleada con la tecnología, pero me queda la nostalgia de las relaciones en el pasado. Para este disco me junté con todo este equipo y estábamos todos en el estudio. Hablamos de la vida y yo les conté las historias de las canciones, así se crea un lazo bonito. Normalmente los artistas casi que no saben quiénes grabaron en sus discos. Es muy impersonal, y a mí finalmente lo que me gustan son las experiencias con la personas, con las risas. Soy muy romántica.

Jorge Drexler y Mon Laferte
Jorge Drexler y Mon Laferte cantan "Asilo"

—El ir por el camino de los boleros y la ranchera, ¿tiene que ver con eso?

—Soy muy melómana. No te creas que me quedo escuchando solo lo de antes, escucho de todo. Pero lo que más me gusta para compartir en vivo es eso. Me parece que la estética es muy bonita; me siento cómoda, mi voz encaja.

—Cuando lanzaste La trenza, contabas a El País que te encontró en un momento de felicidad extrema. ¿En qué momento te toma este disco?

—Un poco de todo. Este disco me agarra como en un torbellino. Como la vida, cuesta arriba, cuesta abajo. En La Trenza me sentía muy bien, muy contenta, muy estable. Ahora me tocó más movimiento.

—Hablabas de que en la época de Mon Laferte Vol. 1 no vivías un momento tan feliz, ¿pero qué te dio ese disco?

—Lo amo a ese disco. Es mi favorito, el que más quiero. Primero, me dio como una seguridad por poder hacer un disco sola, en mi casa, sin tener que estarle preguntando a mis amigos, a los hombres. Y está bien preguntar, es noble, pero de pronto preguntaba demasiado, y si no me daban la aprobación los demás, yo sentía que no estaba bien, que no podía hacer música sola. En ese disco, di ese paso y siento que crecí un montón. Le debo eso. Una libertad musical, porque me solté, dejé de pensar y de pretender y de tener miedo.

—Por eso habrá marcado una gran diferencia con lo que eras antes, en Desechable o Tornasol.

—Claro, marcó una gran diferencia, porque los discos anteriores -que también los quiero porque son parte de una vida y de un momento- son mucho más guiados. Es parte del aprendizaje, pero no creía mucho en mí y hay muchas canciones que suenan más al gusto del productor.

—Parece que le prestás mucha atención a tus looks, ¿querés comunicar algo a través de ellos?

—¿Sabes que cada vez le doy menos importancia? Es importante porque realmente cuando te subes al escenario, lo que te pones dice algo de ti. Pero ya no ocupo tanta energía en eso. Si encuentro un vestido que me emociona y me queda bien, me quedo con eso.

Mon Laferte
Mon Laferte
Influencias

Entre Mercedes Sosa, Gilda y Shakira

Mientras ultima los detalles de su próximo disco, Mon Laferte prepara un concierto benéfico y gratuito, que busca invitar a la gente a que se acerque a escuchar a organizaciones activistas que trabajan en darle voz a los migrantes en los Estados Unidos. Para ese concierto, Mon Laferte se pondrá en la piel de Selena Quintanilla, a quien ya ha homenajeado en más de una ocasión. 

A El País, le dice que es una de las figuras latinas que la han marcado. Al igual que la mexicana Yuri o Rocío Dúrcal. Además, dice que creció escuchando a Violeta Parra y que le encanta  Chavela Vargas. "Tendríamos que irnos por géneros para decirte todas mis referencias", dice y ríe. 
Después, cuenta que su primer casete fue de Mercedes Sosa y que en la adolescencia no hacía otra cosa que escuchar Shakira, aunque ahora le ha perdido la pista.
 
—He escuchado a alguien decir que le recordás a Gilda

—Me encanta Gilda, la amo. Aquí en México no la conocen tanto y a todo el mundo le pongo para que la escuchen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)