MÚSICA

Un director y solista con fluidez y elegancia para poemas sinfónicos

En primer lugar debemos felicitar al director brasileño Claudio Cruz por la excelente selección de compositores y de obras para el programa, la mayoría de ellas tan olvidadas de nuestras salas de conciertos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Claudio Cruz fue muy aplaudido en el Solís. Foto: Difusión

Se inició la audición con la romanza para violín y orquesta titulada El vuelo de la alondra de Ralph Vaughan Williams. El autor toma como fuente de inspiración el poema homónimo de George Meredith el cual aparece citado al comienzo de la partitura.

Vaughan Williams bosquejó esta obra en 1914, mientras veía pasar a los barcos de guerra por el Canal de la Mancha yendo a incorporarse a la batalla. El vuelo de la alondra fue estrenada por la destinataria de la obra, la violinista Marie Pauline Hall en 1921 acompañada por la British Symphony Orchestra bajo la conducción de Adrian Boult.

La interpretación que ofreció Cruz de esta sugestiva página impresionista fue notable. No sólo puso de manifiesto sus extraordinarias dotes de virtuoso, sino que con su fina sensibilidad supo trasmitir todo el lirismo, melancolía y profundo anhelo de trascendencia que esta obra encierra. Luego la Filarmónica interpretó la bellísima Suite de orquesta del compositor uruguayo Luis Sambucetti (hijo). Este tríptico orquestal fue compuesto en 1898 y es sin duda alguna la obra más trascendental de la música sinfónica uruguaya del siglo XIX. Comprende tres movimientos: "Ensueño de los bosques", "Serenata a la luna" y "Farándula". Esta suite se caracteriza por un colorido muy fino y por lograr contrastes muy equilibrados, lo que denota claramente la influencia de la escuela francesa. Es muy difícil poder evaluar la interpretación de esta obra al tener la brillante grabación realizada en la década de los sesenta por la Orquesta Sinfónica de Estrasburgo dirigida por el maestro Juan Protasi. Sin embargo, la versión que brindó Cruz fue en líneas generales correcta, salvo la excesiva velocidad con que se interpretó la "Serenata" como también algunos pasajes turbios de los metales en la "Farándula".

La actuación de Cruz en los poemas sinfónicos fue el punto más alto de la velada y público valoró su labor tributándole numerosos y prolongados aplausos.

Orquesta Filarmónica de Montevideo

Director y solista: Claudio Cruz. Programa: "El vuelo de la alondra" para violín y orquesta de Ralph Vaughan Williams, "Suite de orquesta" de Luis Sambucetti (hijo) y cuatro números del ciclo sinfónico "Mi Patria" de Bedrich Smetana. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: 11 de julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)