CRÍTICA - CLÁSICA

Director eficiente y solista destacado

La Ossodre, dirigida por el joven director Daniel Hasaj, comenzó la velada con una obra muy poco frecuentada como lo es el "Concierto nº 1 op. 73 para clarinete y orquesta" del compositor alemán Carl María von Weber. El solista fue el clarinetista uruguayo Martín Castillos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Versiones: Castillos se lució con sus interpretaciones. Foto: Gerardo Pérez

Weber escribió para este instrumento primero un concertino y luego dos conciertos; todos ellos fueron especialmente compuestos para el clarinetista bávaro Heinrich Bärmann. El Concertino fue estrenado el 5 de abril de 1811, y tuvo tanto éxito que el rey Maximiliano I de Baviera inmediatamente le encargó otros dos conciertos. El Concierto nº 1 fue compuesto entre abril y mayo de 1811, y su estreno tuvo lugar en Múnich el 13 de junio de ese año, siendo el solista Bärmann.

Tanto este como el segundo explotan con destreza los poderes expresivos del clarinete, y en este aspecto se puede apreciar coloración de timbres sobre todo en los registros grave y medio. La versión de Castillos fue muy prolija en general, superó con solvencia las dificultades técnicas que presentan tanto el primer movimiento como el último.

El solista se reservó su parte emocional para brindarla en el hermoso "Adagio ma non troppo". Castillos demostró poseer una excelente técnica de respiración, lo que hace que logre unos legatos perfectos. Su interpretación ágil y animada del rondó final hizo que arrancara los calurosos aplausos del público. Hasaj ofreció un digno acompañamiento orquestal al solista.

En la segunda parte se escuchó nuevamente la "Segunda Sinfonía" de Schumann, que fuera interpretada por el director coreano Shinik Hahm al frente de la Ossodre el 7 de mayo pasado.

A pesar de las pocas oportunidades que se le brindan a Hasaj para dirigir a las orquestas nacionales, su interpretación fue muy bien lograda. Mostró cautela con los acentos y con el desarrollo de los temas, controlando con eficiencia las sonoridades. Sería conveniente que las autoridades del Sodre, así como de las Filarmónica, lo tuvieran más en cuenta para que pudiera familiarizarse más con la dirección orquestal.

Orquesta Sinfónica del Sodre.

Director: Daniel Hasaj. Solista: Martín Castillos (clarinete).Programa: "Concierto nº 1 op. 73 para clarinete y orquesta" de Carl María von Weber y "Segunda Sinfonía op. 61" de Robert Schumann. Dónde: Auditorio Nelly Goitiño. Cuándo: Viernes 27 de mayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)