ARIANA GRANDE

Lo difícil de ser original

La joven es la más reciente artista demandada por plagio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ariana Grande. Foto: Difusión

No es sencillo ser original en tiempos de YouTube, ya que cada día se crean y suben a esa (y otras plataformas) nuevas canciones y melodías. Por lo que ahora es más difícil hacer pasar desapercibido un plagio.

Esta semana la cantante y exchica Disney, Ariana Grande, fue demandada por el compositor Alex Gregg, quien asegura que el hit de Grande "One last time" (2014), es una copia de "Takes all night" (2012) del cantante Skye Stevens.

En la querella presentada se afirma que la similitud entre ambas canciones es tal que no se podría decir que "no fueron creadas independientemente la una de la otra". Así, Gregg espera una compensación de 150.000 dólares. Y como David Guetta, Rami Yacoub y Carl Falk figuran como compositores de la canción, también entraron en la demanda. En la misma se afirma que las similitudes están presentes en el coro y en la letra.

Si bien la cantante no ha realizado declaraciones sobre esta acusación, seguramente sean sus abogados los que se estén encargando del tema. En las redes sociales tampoco ha realizado ningún comentario, y eso que esta joven tiende a contar su vida allí. Sí se muestra contenta por la presentación de mañana que realizará en los Video Music Awards de MTV, donde presentará la canción "Side by side"acompañada por la rapera Nicki Minaj.

Ariana Grande no es la única a quien se le ha puesto en tela de juicio la originalidad de sus canciones. Dos días antes que se presentara la demanda contra Grande, la cantante y también ex chica Disney, Demi Lovato, fue acusada de lo mismo. En el caso de Lovato el que demanda es el grupo Sleigh Bells. Esta banda indie afirma que su canción "Infinity guitars" (2010) es similar al sencillo "Stars" (2015) de Lovato, y afirman que "la combinación de palmadas y bombos es sustancialmente similar en ambos trabajos". A fines del año pasado los Sleigh Bells enviaron un mensaje por las redes sociales a Lovato, diciendo que se sentían agradecidos porque ella usase parte de su canción en su nuevo tema, aunque agregaban: "No fuimos contactados. Tenemos que arreglarlo". En ese momento los productores y la artista negaron a la revista Rolling Stone haber usado cortes de otros temas para realizar "Stars", por lo que ahora será la Justicia la que determine si hubo, o no, plagio en la canción de Lovato.

En Internet se pueden escuchar las canciones de Grande y Lovato, así como las de los demandantes. Al escucharlas el parecido no es tan notorio como alegan, aunque los abogados entiendan que sí. Puede ser que alguna "palmada y bombo" pueda sonar similar en la canción de Lovato, aunque esos sonidos no son determinantes en su canción, como afirman.

Esta semana se supo de la polémica judicial entre los herederos de Marvin Gaye con Pharrel Williams y Robin Thickle por el parecido de "Blurred Lines" con "Got to give up". Williams y Thickle debieron pagar siete millones de dólares, pero ahora van a apelar por la cantidad de errores legales que, dicen, tenía la demanda original.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)