ENTREVISTA

Diego El Cigala: "Tengo la sensación de haber empezado a cantar ya en el vientre de mi madre"

El notable cantante de flamenco, una leyenda del género, habló con El País pocos días antes de su nuevo show montevideano

Diego El Cigala
Diego El Cigala, regresa a Montevideo con un clásico. Foto: Difusión

Lágrimas negras, de 2003, fue un álbum clave en la carrera del cantante de flamenco Diego el Cigala. En él expresó la hondura de su arte, desde una fusión con ritmos cubanos. Su éxito lo convirtió en un clásico, y una década y media después, el notable cantaor lo convirtió en repertorio de una nueva gira. Ahora, el miércoles 9 a las 21.00, esta leyenda del flamenco se estará presentando en Palacio Peñarol, con 15 años de Lágrimas Negras. Entradas en Red UTS, de $ 2585 a $ 1785.

-¿Qué le vas a ofrecer al público uruguayo en esta ocasión, desde el escenario del Palacio Peñarol?

-Voy a hacer el repertorio de l disco Lágrimas Negras, y algunas otras cosas que creo que al público le gusta mucho. Vamos a hacer temas de Roberto Carlos, Armando Manzanero, José Feliciano, Francisco Céspedes. Creo que es un show que va a estar muy lindo. Todo eso desde el flamenco, porque obviamente no soy un cantante lírico.

-¿Qué lugar ocupan tus sucesivos discos en el desarrollo de tu carrera?

-Un disco para mí, es dejar parte de mi vida en un disco. En cada disco. Son como mis hijos. Cuando estoy haciendo un disco, es como un niño que estás criando. Que va creciendo: son muchas responsabilidades. Muchos miedos. Muchas alegrías, emociones. Me lo paso pipa. Pero también hay días que apago el estudio y digo “vámonos pa´casa”. Es así. 

Diego El Cigala
Diego El Cigala, llega al Palacio Peñarol. Foto: Difusión

-Se puede decir que con el tiempo tu te fuiste haciendo cada vez más hispanoamericano.

-Sí, aunque soy muy español, también soy muy latinoamericano, una cultura que me encanta. Creo que Latinoamérica tiene mucho que ver con el pueblo gitano. Somos más libres, muy familiares, creyentes en Dios, amantes de nuestros hijos. Me gustan muchas cosas de los latinoamericanos, la manera de fluir que tienen, la química que generan. De América Latina me gusta todo, sus paisajes, sus montañas. Y la gente, que es cálida, amable, respetuosa. Bien chévere. Ahora voy a presentarme en Montevideo, en una gira que abarca Uruguay y Chile. Todavía no he estado indagando mucho en la cultura uruguaya, pero seguramente debe haber cosas bonitas, seguro.

-¿A qué edad empezaste a cantar?

-Tengo la sensación de haber empezado a cantar ya en el vientre de mi madre. Y de niño cantaba bulerías, rumba. Luego escuchaba Los Chichos, Manzanita, la música de la época esa. Y por supuesto Camarón, Paco de Lucía, todos esos genios.

-¿Un mundo que ya desapareció?

-¿Cómo va a desaparecer? El mundo de la infancia no desaparece: me encanta tener mi alma de niño, está buenísimo. Buenísimo.

-Pero con el tiempo hubo una profesionalización en tu manera de cantar...

-Claro, con el tiempo te vas haciendo cada vez más. Eso te lo va dando el tiempo en la vida. Viviendo, y cantando conforme vives. Esa profesionalización también te la dan las vivencias. Y a nivel vocal, técnico, también. Yo me cuido la voz durmiendo mucho. Y hago mis infusiones de jengibre. Y me hago me mejunjes con aloe vera. Y con eso me va muy bien. Pero sobre todo eso de dormir mucho. Cuando estoy cantando tomo alcohol, un par de copas. Me gusta el Ron Zacapa. Pero no soy una persona de tomar.

Diego El Cigala
Diego El Cigala, un estilo único. Foto: Difusión

-¿Y cómo fue creciendo tu repertorio con el paso del tiempo?

-Creo que fue creciendo siguiendo el gusto por las cosas buenas. Con Manuel Morao, con mi tío Rafael Farina, que era hermano de mi madre, era el Rey de la Copla. Me he criado entre cantaores, y eso fue decisivo. Y luego fui incorporando músicas de otras geografías, cuando conocía a Mercedes Sosa, o a Chavela Vargas, o mi querida Omara Portuondo, Tanguito, que en paz descanse. Imagínate, eso es ya lo máximo. Y el tango siempre tiene un lugar conmigo. Me gustan mucho los tangos: para mí cantar un tango es como cantar bulería o soleá. Un tango bien cantado tiene un sabor muy arrabalero. Me encanta lo que cantaba Rubén Juárez, Desencuentro. También el tango Las cuarenta, y Alfonsina. Hay varios: Garganta con arena, de Cacho Castaña. Y me encanta Gardel, su manera de interpretar, en Por una cabeza. Genial: un talento total.

-¿Con qué instrumentos te lleva mejor tu voz?

-Mi canto se lleva muy bien con la guitarra y con el piano. Me gusta cantar con poca instrumentación, porque si no se embarulla mucho. Prefiero un piano, un bajo, una guitarra y percusión, y punto. Prefiero cuatro músicos, a algo sinfónico, o una big band. 

-¿Dónde tenés tu mejor público?

-En México. También en Argentina. En general por donde voy por Latinoamérica me siguen muchísimo, pero lo de México es increíble. A Brasil nunca he ido: si Dios quiere me presentaré.

-¿Qué música te gusta escuchar para distraerte, cuando no estás trabajando?

-Me gusta mucho escuchar a María Callas. Escucho música clásica, el Requiem de Mozart, Beethoven, Pergolesi, Verdi. Me gusta mucho Gustavo Dudamel. Pero también Remedios Amaya, Chick Corea, unos cuantos. 

-Tu creciste en Madrid, cerca del barrio de El Rastro. ¿Cómo recordás aquello?

-Muy bonito, muy flamenco, con mucho arte. De allí salieron grandes cantaores. De mi infancia recuerdo los partidos de fútbol que jugábamos. Tuve una infancia de niño, normal. Pero me gustaba cantar mucho. Cantaba hasta en el baño. También me crié en Jerez de la Frontera, donde se comen las papas enteras. Y yo sigo siendo la misma persona. El éxito no me asusta, teniendo el amor de Dios y los pies en la tierra.

-¿Cómo te llevás con el nuevo flamenco?

-¿Qué es el nuevo flamenco? El flamenco ya está hecho. Ya lo dejaron los genios, los grandes, como Caracol, La Niña de los Peines, Juan Talega. Madre mía: no hay nuevo. El flamenco es flamenco, y ya está.

-El flamenco electrónico no es para ti.

-No, para nada, no vaya a ser que me electrocute. Que toque un cable de esos y esas placas, y me quede pegado ahí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)