ENTREVISTA

Diego El Cigala: "La música es el refugio donde puedo relucirme y ser libre"

En mayo, Diego El Cigala publicó "El Cigala canta a México", un disco donde celebra 12 clásicos de la canción mexicana. Desde República Dominicana, el artista habló con El País.

Diego El Cigala. Foto: Difusión.
Diego El Cigala. Foto: Difusión.D

"La música es un refugio para mí”, dice Diego “El Cigala” desde Punta Cana, el lugar donde decidió radicarse hace casi una década. “Es el refugio en el que puedo relucirme, senitrme libre y ponerle picante”, agrega con el característico tono madrileño y flamenco que suele definir cada una de sus canciones. Mientras el mundo se empezaba a enfrentar al confinamiento para evitar contagios del coronavirus, El Cigala aprovechó para terminar de grabar las canciones de El Cigala canta a México, el álbum donde se dedica a interpretar y reinventar 12 clásicos de la canción mexicana.

“El disco llevaba mucho tiempo planeado en mi cabeza y hacía muchos años que estaba dándole vueltas a la idea”, explica. “Con todo esto que ocurrió con el COVID, en 15 días me puse a cantar en pleno confinamiento”. Una gran parte del proyecto había sido grabada en México junto a invitados como Los Macorinos, Mariachi Vargas de Tecalitlán y La Sonora Santanera, y El Cigala le dio los últimos detalles en un estudio que queda a menos de diez minutos de su casa, en República Dominicana.

“He pasado el confinamiento con mis hijos, mi mujer, y cantando. El disco fue así”, dice. El Cigala conoció a clásicos mexicanos como “Soy lo prohibido” y “Bésame mucho” gracias a las versiones que escuchó de pequeño a cargo de cantantes como María Dolores Pradera, Dolores de Córdoba y Bambino. “Yo los escuchaba en esas voces, cantando por bulerías”, dice.

Según explica a El País, su decisión de grabar un disco dedicado a México está relacionada a uno de sus tantos encuentros con la ya fallecida cantante Chavela Vargas. “Ella siempre me decía que a mi voz le quedaría muy bonito el bolero ranchero. Entonces, pues, le hice caso y creo que no iba mal encaminada”, comenta, entre risas. Como si se tratara de un homenaje a la artista, El Cigala grabó “La media vuelta” (compuesta por José Alfredo Jiménez) junto a Los Macorinos, el dúo que acompañó a Vargas durante años. “Me pasé muy bien con esos dos viejitos. Nos tomamos un par de tequilitas y empezamos a grabar”, relata mientras ríe. “Me hicieron llorar”.

En aquella canciones donde se acompañó de invitados, asegura que en el estudio “iba llegando una magia y una inspiración” que ayudaron a mejorar cada interpretación. “Nos dejábamos fluir y era una celebración”, explica. Esa sensación queda reflejada en canciones como “Somos novios”, “Perfidia”, “Si tú me dices ven” y “La media vuelta”.

Mientras grababa su disco en México, El Cigala comenta que volvió a sentir esa magia con “Quiéreme”, la canción que forma parte de Pausa, el último EP de Ricky Martin. Allí, su voz se entrelaza con la del portorriqueño para lograr uno de los momentos más emotivos del proyecto. “Yo estaba grabando en los estudios Sony de México y me llegó la pista de mi querido amigo Ricky Martin”, relata. “Me gustó mucho y apenas me puse a cantarlo pensé: ‘Qué cosa más bonita’. Como somos amigos de la profesión le dije: ‘Pues pa’delante”.

Continuando con la idea de las colaboraciones que logran fluir, El Cigala menciona a Lágrimas negras, el álbum que grabó en 2003 junto al pianista cubano Bebo Valdés. “Todavía recuerdo esa grabación que se hizo en tres días”, relata. “No sabíamos lo que iba a pasar y el resultado fue maravilloso”. Gracias a ese álbum producido por Fernando Trueba y Javier Limón, su voz se expandió por toda Latinoamérica de la mano de sus memorables versiones de clásicos como “Inolvidable”, “Veinte años” y, claro, “Lágrimas negras”.

Mientras continúa con el confinamiento, el músico le adelanta a El País que ya está pensando en grabar un disco que lo lleve de nuevo hacia el flamenco, y se está preparando para volver a los escenarios en julio. Como él mismo dice, en estos momentos, la música es el refugio de Diego El Cigala.

el cigala

El regreso a los escenarios tras el confinamiento

En diciembre, Diego El Cigala terminó con la gira de celebración de los 15 años de Lágrimas negras, el disco que grabó en 2003 junto al pianista cubano Bebo Valdés. Durante ese tour, que se desarrolló durante todo el año por Europa y Latinoamérica, el español hizo una escala en Montevideo para presentarse en el Auditorio Nacional del Sodre. Tras finalizar la gira, el cantante se concentró en la grabación de El Cigala canta a México hasta que la llegada del coronavirus lo obligó al confinamiento preventivo en su hogar de Punta Cana.

Tras un semestre sin subir a los escenarios, esta semana anunció que el 8 de julio comenzará con una gira de piano y voz por seis ciudades españolas. “Al principio será raro salir al escenario con todos las reglas de sanidad, pero no puedes ir con esos miedos porque sino no puedes cantar”, dice. “Tengo muchas ganas de volver y ver qué pasa”. Además, deja un mensaje para el público uruguayo: “Si Dios quiere, estaré disfrutando con vosotros muy pronto”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados