Un diagnóstico personal y político

La banda irlandesa U2 acaba de editar, Songs of Experience, su décimo cuarto disco

U2
U2, juntos desde hace 40 años

La pregunta sería qué más se le puede pedir a una banda que como U2 lo tuvo todo. A menudo visitada con más ligereza que dedicación, su carrera más reciente ha sido vista de reojo con la desconfianza que inspira siempre un gigante. O sea que a la altura de este Songs of Experience, su décimocuarto disco editado hace un par de semanas, qué se pretende de U2 más allá de hacer lo que pueden por la permanencia de su modelo de rock.

Su última gira, en la que celebraron los 30 años de su fundamental The Joshua Tree, fue la que más rentable de 2017 con 2,4 millones de entradas vendidas en América del Norte, Europa y América del Sur donde anduvieron cerca, en Argentina, Chile y Brasil.

Y, encima —hay algo de razón en los argumentos de sus detractores— son víctimas de una ironía: sus recientes y poco logrados discos, no mellaron su perfil alto, principalmente, de Bono, el cantante, conciencia de la banda y vocero universal de las causas justas. Pocas veces la industria musical aportó un blanco tan sencillo para el recelo, la diatriba o la envidia, todos defectos que suelen ser hermanastros de la pereza, pero que a veces tienen un dejo de razón.

U2
"You’re The Best Thing About Me", el primer simple de "Songs of Experience" de U2

Visto desde ese punto de vista, Songs of Experience puede ser más de lo mismo. El disco - que forma un díptico con el anterior Songs of Innocence de 2014- fue saludado con críticas opuestas: The Guardian le puso dos estrellas y apeló a la palabra “insípido” para definirlo pero también lo calificó con cuatro estrellas y lo llamó “un regreso a su mejor forma”; Rolling Stone le dio cuatro estrellas y media y lo ubicó tercero en su lista de los mejores discos del año.

Para la Rolling, el album de 2017 fue Damn de Kendrick Lammar donde, justito, participa U2; aquí Lammar devolvió la gentileza tirando unas rimas en “Get Out Of Your Own Way”.

La salida de Songs of Experience es el relato de una espera. Anunciado como la otra cara de Songs of Innocence que se concentraba en los años formativos como individuos y como banda, estaba previsto para enero de este año pero las cambiantes coyunturas políticas lo fueron demorando. Entre los motivos hay cosas como la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el Brexit (la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea) o un crecimiento de la ultraderecha en Europa.

“Por primera vez en muchos años, tal vez en nuestra vida, el arco moral del universo, como solía llamarlo el doctor King, no se inclina en la dirección de la equidad, la igualdad y la justicia para todos”, dijo Bono sobre la coyuntura política en la que sale el disco. “La bajeza del debate político, el patrioterismo, el fervor atávico de la verborragia de Trump nos recordaron que estábamos soñando si pensábamos que la evolución se aplicaba a la conciencia. La democracia es un incidente fugaz en la historia y requiere un gran enfoque y concentración para mantenerla intacta”.

U2
"American Soul" es un rock que reclama que Estados Unidos recupere su gloria

Eso hizo que la intención original del disco se viera contaminada por el ascenso de un punto de vista del mundo del que U2 históricamente ha estado del lado opuesto.

Originalmente, “The Blackout”, era una reflexión sobre su condición de dinosaurio del rock pero Bono, en una lectura aportada en entrevistas por la propia banda, está hablando de asuntos más macro: se lamenta sobre una base bien U2 sobre la extinción de la democracia. En “Red Flag Day” habla de la crisis de los reugiados y “Get Of Your Own Way” (esa en la que está Lammar), sobre la tensión, principalmente racial, que se vive en las calles del mundo. Y también está ese llamado a Estados Unidos a que se despierte en “American Soul”, un rock contundente donde, precisamente, le pide a una nación que recuerde sus mejores atributos, el rock and roll, por ejemplo.

" Quería que la gente que me quiere, supiera exactamente cómo me sentía”, dijo Bono en otra entrevista a Rolling Stone. “Así que muchas de las canciones son como cartas; cartas a mi esposa Ali, cartas a mis hijos e hijas”.

Esa necesidad de contar sus cuitas puede tener que ver con el accidente de bicicleta que casi le cuesta la vida a Bono. “No debería estar acá porque debería estar muerto”, canta en “Lights of Home”.

Songs of Experience stá lleno de esos himnos al amor que suelen tener todos los discos de U2. Entre ellos está “You’re The Best Thing About Me”, una declaración de amor a Ali, su esposa desde 1982, y que fue el merecido primer single del disco. Por todos lados hay apuntes personales de Bono.

“Dejamos que la maldad en el mundo perfore el álbum “, dijo Bono. “Pero igual tenía que ser un álbum muy personal, no una polémico”.

U2, que mantiene su misma formación —Bono, The Edge, Larry Mullen Jr. y Adam Clayton— volvió a trabajar con varios productores lo que le da variación sonora al disco. Entre ellos están Jacknife Lee (un indie que ha trabajado con Taylor Swift) y Ryan Tedder, como productores principales, además de Andy Barlow, Jolyon Thomas, y un viejo conocido, Steve Lillywhite, que estuvo en los principales e históricos discos de la banda.

“Aún creemos realmente que podemos hacer un gran disco”, le dijo The Edge, el guitarrista a The New York Times durante la grabación del album. Songs of Innocence es lo más cerca que han estado, en años, de conseguirlo.

Ficha
U2
U2
DiscoSongs of Experience
¿Está online?Sí y tiene varios videoclips
¿Está bueno?Sí, es lo mejor que han hecho en años

Es el décimocuarto disco de la banda irlandesa y está producido por varios productores, entre ellos Steve Lilywhite, viejo conocido de U2

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)