Los detalles

Giraluna, el coro local elegido para cantar "Another Brick in the Wall" con Roger Waters

Una docena de chicos de Giraluna cantará mañana "Another Brick in the Wall" junto al reconocido músico británico

Giraluna
Giraluna, un emprendimiento social que también es artístico. Foto: Marcelo Bonjour

Es un sueño hecho realidad para una docena de chicos que viven en contextos económicos críticos. El coro de Giraluna se presentará mañana por la noche en el Estadio Centenario, para compartir escena con Roger Waters y sus músicos. Y lo hará en un momento clave del megaespectáculo, sumándose a una canción emblema: "Another Brick in the Wall".

Giraluna es un centro de educación que funciona en Nuevo París, en convenio con el Inau, y que trabaja con niños y adolescentes de situación económica y social precaria. Tiene dos décadas de historia, y además del coro, desarrolla otros disciplinas artísticas y deportivas, desde teatro y música a yoga y artes plásticas.

Para la presentación de mañana, el coro ensayó con todos sus integrantes, aunque luego se eligieron unos 14 chicos, que son los que subirán a escena. Para conformar esa docena larga de voces (tanto femeninas como masculinas), se buscó también que tuvieran aspectos físicos disímiles, para comunicar la sensación de diversidad, que la canción busca transmitir.

Los primeros contactos de Giraluna con la producción de Roger Waters arrancaron en agosto pasado, y la institución educativa uruguaya fue enviando videos de los resultados, que recibieron luz verde.

Sin embargo todo se ha mantenido en el secreto que la producción de Waters demanda: de hecho, los propios chicos no saben con qué vestuario subirán a escena. Hasta ahora han ensayado sin vestuario, y recién mañana la producción se los va a proporcionar.

Además, como en algunas partes del mundo el coro infantil ha actuado con capuchas (que luego se quitan en el correr de la canción), en los ensayos se cantó también con capucha, aunque no saben si las van a utilizar.

Entre el ensayo del coro con Waters y el espectáculo de la noche, se estima que habrá una instancia de encuentro entre los chicos uruguayos y la organización de Giraluna, y los músicos visitantes. Para ese momento, Giraluna preparó una serie de regalos, que van desde camisetas de la organización hasta los discos que el coro lleva editados.

“En este caso, con esta canción, no se puede desplegar la parte social de la artística. Y creo que nuestros chiquilines tienen que ir seguros con lo que van a cantar. Hay que imaginarse lo que es para un niño de 10 años estar ante 40 mil o 50 mil personas, con todos los efectos de las luces, y el sonido fuerte. Es una emoción que apenas cabe en el cuerpito de ellos”, contó a El País Ana Campoleoni, directora del proyecto Giraluna, agregando que uno de los aspectos en los que se puso más énfasis fue en que los chicos trabajaran bien la pronunciación en inglés de la canción. 

“Se trabajó mucho el inglés con los chiquilines, porque buscamos que lo que hagan tenga también un valor artístico”, dice la directora.

ONG

El trabajo de Giraluna

La ONG Giraluna cuenta con una larga historia, cuyos antecedentes se remontan a la década de 1980, cuando el párroco Víctor Hugo y la directiva de la curtiembre Branáa arrancaron con una experiencia para atender a los hijos de los empleados de la curtiembre, trabajo que luego se extendió a chicos de situación económica y social precaria. Próximo a 1990 surge la iniciativa de elaborar un proyecto de perfil educativo, pero trabajando con los niños de los cantegriles de Nuevo París.

En 1996 la organización firmó un convenio con Inau, que luego fue creciendo y aumentando el apoyo, a medida que el equipo técnico se ampliaba. En 2009 crearon una cooperativa de enseñanza constituida por el equipo técnico, y paso a paso la Ong siguió creciendo. Y también lo ha hecho artísticamente. De hecho, el coro de Giraluna ganó ya varios premios, entre ellos su primer Graffitti en 2010, y el año pasado el segundo, a mejor álbum de música infantil, por su disco Tardes Infinitas 

“Creo que el coro infantil y adolescente aporta frescura, y también un sentido de esperanza”, dice la directora de Giraluna sobre el megaespectáculo de mañana en el Centenario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)