Anuncio

El despertar de un elefante blanco

No Te Va Gustar lanzó su propio sello independiente: a qué se debe y cómo es el camino

El miércoles, la banda uruguaya oficializó en sus redes sociales su sello independiente, Elefante Blanco.
No Te va Gustar en el estudio. Foto: Marcos Mezzottoni

Más allá de su popularidad dentro y fuera de fronteras y del material artístico generado a lo largo de 25 años, No Te Va Gustar ha sido, para bandas y artistas locales, una referencia en tanto modelo de trabajo. Consolidado como un proyecto autosustentable, el grupo construyó un equipo, montó un estudio y ha estado siempre involucrado en la toma de cada una de las decisiones, artísticas y empresariales.

Es, al margen de algunas alianzas internacionales o con multinacionales, una banda independiente en la medida en que es dueña de su propio contenido, que ahora dio “un paso más hacia el control de nuestro destino, de manera rotunda”, cuenta su mánager, Nicolás Fervenza, a El País.

Porque el miércoles pasado, No Te Va Gustar oficializó la puesta en funcionamiento de Elefante Blanco, su propio sello independiente, que a partir de ahora le permitirá encargarse “directamente de nuestro catálogo de canciones”. “Es un gran desafío que asumimos con alegría”, decían los integrantes en un breve posteo publicado en sus redes sociales.

El camino.

En setiembre, el contrato que No Te Va Gustar tenía con el sello argentino Pop Art se venció, y la banda entendió que era hora de emprender su camino. Entonces tomó a Elefante Blanco, que existía sólo como productor fonográfico (era la figura que licenciaba al sello que luego hacía la distribución), lo convirtió en sello independiente, y acordó directo con una distribuidora digital internacional, para asegurarse de que su material permanezca accesible en todos los mercados.

En Uruguay, en tanto, se mantiene el acuerdo discográfico con Bizarro Records, porque su director Andrés Sanabria es una figura clave en el desarrollo del grupo desde el arranque.

El año que viene lanzarán el primer material con su propio sello.
No Te va Gustar en el estudio. Foto: Marcos Mezzottoni

Esta decisión “implica que en la toma de decisiones vamos a ser más ejecutivos, pero no vamos a contar con un equipo con experiencia en lo discográfico como teníamos hace poco”. “Es una decisión arriesgada”, admite Fervenza.

Pero en ese sentido, hace hincapié en que los cambios que ha tenido la industria, y la consolidación de las plataformas digitales como el principal formato para consumir música, son factores fundamentales para que una banda como No Te Va Gustar, dueña de su propio catálogo (sólo dos másters, el de Este fuerte viento que sopla y Aunque cueste ver el sol, son de Bizarro), pueda aventurarse a hacer algo así.

Otro factor importante en cuanto a la logística es que el grupo y su equipo siempre trabajaron muy cerca de Pop Art, por lo que están familiarizados con procesos que ahora deberán encarar. “Siempre controlamos mucho el material, porque es nuestro, y la inversión y el desarrollo del disco hasta que estaba terminado, era de la banda”, comenta.

En lo económico, la consolidación de Elefante Blanco como sello “implica que ahora todas las inversiones dependan de nosotros, porque antes las inversiones de marketing eran compartidas. Pero si hacemos las cosas bien va a ser un mejor negocio”, resume Fervenza y asegura que “no deja de ser un riesgo, pero hay cierta electricidad y desafío profesional que nos tiene muy motivados”.

Dado el paso, a No Te Va Gustar —que para febrero editará, a través de Planeta, su biografía oficial— le queda resolver cómo trabajará con las ediciones físicas fuera de fronteras. Por lo pronto, la banda se enfocará en un nuevo material, un disco de versiones de canciones propias para celebrar los 25 años, que vería la luz en el primer trimestre de 2019. El objetivo es lanzarlo en vinilo en varios países, ver en qué mercados se apostará por el CD, y en Uruguay hacer ambas ediciones, vinilo y CD, como siempre con Bizarro.

“Este va a ser el primer lanzamiento en el que vamos a estar solos”, comenta Fervenza que, a futuro, no descarta que Elefante Blanco sea un sello que edite a otros artistas. “Si nosotros lográramos tener algo funcionando bien, que podamos ofrecerle a otros como una vía honesta y concreta de desarrollo discográfico, lo haríamos. Pero tenemos que estar convencidos de que es un buen camino”. El camino empieza ahora.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)