Entrevista

Denis Elías: “Lo que hicimos nos queda chico”

Es uno de los cantantes de plena más importantes del país, pero ahora va por más: prepara un disco de baladas

Denis Elías
Denis Elías. Foto: Difusión

Está en pleno carnaval de la mano de parodistas Nazarenos, y aunque es probable que su agenda marque actividades para las siete noches de la semana, él siente que está de vacaciones: así se toma el concurso desde hace 10 años, porque lo único que tiene que hacer es llegar en hora, vestirse y cuando le toca salir al escenario, cantar lo mejor que puede. El resto de la responsabilidad está repartida, y no tiene que pensar en si el micrófono no anda o si el pago llegó.

Sin embargo, en su proyecto solista Denis Elías tiene que ocuparse de todo: compone o elige los temas que quiere cantar y los canta, es su propio productor, es vendedor de su propia marca y es jefe de los músicos que lo acompañan. Es el trabajo que carga hace una década, cuando abandonó las bandas de cumbia y se convirtió en un príncipe de la plena elegido por el público. ¿Exagerado? Tal vez, pero en Montevideo Tropical fue con el único que la audiencia cantó todas las canciones, y fue al primero al que le pidieron que hiciera un tema más. Y eso habla de su llegada.

Sin embargo, Denis Elías necesita otra cosa: ya se acostumbró, y lo dice aunque alguno pueda tildarlo de arrogante, a lograr todo lo que se propuso en el género, y por eso se prepara para lanzar un disco de baladas pop y melódicas, bachatas y hasta un reggaetón de última hora.

“Necesito lograr lo que logré con la música tropical” con esta nueva perspectiva, dice en charla con El País, aunque en realidad quiere lograr un poco más: trascender fronteras, cantar en salas latinoamericanas, pegarla y por qué no, llegarle a las mismas audiencias a las que le llega su ídolo Ricardo Montaner. Y si de soñar se trata, quiere presentar este nuevo álbum en el Teatro Solís.

—Estás por lanzar un disco de baladas, que fuiste a hacer a Miami pero terminaste haciendo acá. ¿Qué pasó?

—El disco de Miami está en la basura, no era para mí. Musicalmente y artísticamente, las canciones no me gustaban, y como soy mi propio productor, me parecía que no tenían ni mi estilo ni el estilo al que quiero apuntar. Así que bajé la cortina y me volví, arranqué a hacerlo acá y busqué gente para que me empuje.

—Vas a incluir un reggaetón en el disco. ¿Te parece que el público de la plena puede aceptar más fácil una balada que un reggaetón?

—¿Te parece? Creo que es al revés, que el reggaetón va a entrar mucho más rápido en la gente por el estilo que se escucha hoy. La balada es más para estar tranquilo en tu casa.

Denis Elías
"Dijiste adiós", la bachata de Denis Elías

—Pero está el público que va al boliche y baila todas las canciones que suenan, y está el que escucha plena en su casa desde que se levanta.

—Pero el que se levanta a la mañana a escuchar música tropical, no va a poner mi disco de baladas. El tropicalero, tropicalero, capaz me sigue como artista de música tropical y puede tener su sector para escuchar lo otro, pero no será el día que esté haciendo un asado con los amigos. Sé que es un género difícil acá en Uruguay, pero no imposible. Yo tengo la suerte, y de repente voy a pecar de egocéntrico, de que me han pasado muchas cosas que impulsaron otras. Desde Karibe en los noventa no se hacían más teatros, hasta que aparecí yo y ahí empezaron los demás; al primero que grabaron en vivo de un baile fue a mí —hablo post Karibe con K—; el primer solista al que no conocía nadie fui yo, y ahora son todos solistas. Tiendo a que lo que va a venir, primero lo hago yo, ¿entonces por qué no voy a cantar baladas? ¿Y si después pega, todos van a querer cantar baladas? Quiero salir de donde estoy para dar un paso nuevo, y darle a mi público otra cosa.

—Y darte a vos otra cosa.

—Sí, quiero respirar yo también, porque hace 10 años que estoy en lo mismo y si sigo así no voy a salir, porque nosotros como músicos tropicales no cruzamos fronteras. No vamos a ir a ningún lado, entonces hay que entrar por otro lado.

—¿Dónde soñás que se escuche tu música?

—México, Argentina, Chile, y de ahí todo Latinoamérica. Se empieza despacio; lo primero será ver dónde pegue más una de las canciones que se saque.

—¿Qué papel juega la suerte en eso de pegarla? Pienso que Lucas Sugo en el Auditorio del Sodre, mostró un nivel muy profesional cuando hizo baladas: todo sonaba perfecto, él tiene carisma. ¿Entonces qué falta para pegarla?

—A los artistas uruguayos nos falta —no a todos— haber nacido en Puerto Rico. Nosotros la remamos; a algunos nos pasa lo que nos pasa, como Lucas Sugo, pero queremos un paso más. Y lo que hicimos nos queda chico. No voy a hablar por los demás: me queda chico. Lo que hago hace 10 años me queda chico; Montevideo, Paysandú, Salto, Rivera, Artigas, Canelones, y de vuelta a Montevideo. Concierto de fin de año, cumpleaños, casamiento, y no salimos de eso. Y yo no me conformo con lo que hice: si logré lo que logré, puedo hacer algo más.

"Yo no me conformo con lo que hice: si logré lo que logré, puedo hacer algo más"

Denis ElíasCantante

—En ese círculo tan rutinario, ¿el carnaval funciona como vía de escape?

—El carnaval me sirve como vacaciones. En mi mundo, si a mí se me rompe un cable o un micrófono, me tengo que encargar yo, o si llega tarde un músico, o cobrar, pagar.

—Y en carnaval la responsabilidad es hacerlo bien.

—Me apronto el mate y si viene un huracán, no es mío.

—Este año estás en Nazarenos. ¿Qué pasó con Zíngaros?

—Problemas con el sonido de un teatro; pedí tres veces que lo subieran para que la gente pudiera escuchar, porque me gritaban que no se escuchaba. No lo hicieron, decidí no cantar y el dueño del conjunto se enojó conmigo. Ese año Ariel (“Pinocho” Sosa) decidió no contar conmigo, y tomé otro camino. Tuve un montón de propuestas carnavalescas, me decidí por House pero no me sentí cómodo, porque no es mi palo la revista. Y tenía la propuesta de Nazarenos, así que bajé la persiana de House y les dije la verdad, porque no iba a sumar.

—Tenés una manera de cantar fácilmente reconocible, y que tiene que ver con el parodismo. ¿Te costó moldearla?

—No, viene conmigo. Canto desde que tengo cinco años. Pero esto fue conmigo al carnaval, no es que en el carnaval canto de otra manera.

—Fuiste uno de los pocos artistas con los que el público coreó todas las canciones en Montevideo Tropical. ¿Eso te pasa en cada show?

—Por eso quiero dar este paso: a mí ya me pasó todo. La música tropical me dio todo a mí y yo le di todo, no tengo más nada para dar. Y tuve la suerte de que fui al primero al que ahí le dijeron: “Cantate otra”. Pero no tengo más espacio. Como artista, me debo algo.

—Pero si te seguís pensando a futuro como trabajador de música tropical, y querés romper con la rutina, ¿qué pensás hacer para que la rutina no te agobie?

—Es que es una rutina, y ya hay días en que tengo ganas de quedarme en mi casa, que antes no me pasaba. Pero yo creo que puedo llegarle a alguien en otro país.

"La música tropical me dio todo a mí y yo le di todo, no tengo más nada para dar"

Denis ElíasCantante

—¿Qué pasa si no podés?

—Si vos salís y sentís que no lo vas a lograr, no lo hagas. Yo siento que puedo, creo en el poder de mis canciones. Pero si tengo que volver, volveré: nunca dije que la música tropical no la quiero cantar más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)