FESTIVAL

Una década de Rock & Metal Ladies, el festival que visibiliza a las mujeres del rock local

La banda Nameless celebra en BJ Sala, los primeros 10 años de un festival que reúne a bandas con chicas. Betina Sánchez charló con El País sobre eso

La banda Nameless. Foto: Difusión
La banda Nameless. Foto: Difusión

"Diez años atrás, las cosas eran muy distintas”, dice Betina Sánchez mientras se retrotrae a la primera edición de Rock & Metal Ladies, festival que encabeza junto a su banda, Nameless, y que hoy celebra por la década recorrida y lo que está por venir.

El primer Rock & Metal Ladies fue en Decibelios, “totalmente under”, con la entrada a 70 pesos y habiéndoles costado “horrible encontrar bandas que fueran más o menos de nuestro género y encima, con mujeres”.

Diez años atrás, sí, las cosas eran distintas. Esta noche, el festival se realizará desde las 22.30 en BJ Sala (después de haber recorrido algunos de los principales escenarios capitalinos), las entradas están en Redtickets, y habrá 18 mujeres en escena. Abrirá DJ Elle’s, luego tocarán Binaural y Mojo Rocanrol (con Alejandra Wolff al frente), y luego será el turno de Nameless, con la participación de cantantes, bajistas, guitarristas y bateristas mujeres que vienen o no, del rock y el metal. Samantha Navarro, Lea Ben Sasson y Lucía Ferreira son algunas de las que se sumarán a la fiesta.

“La música es para todos, no tendría que haber ese encasillamiento extremo”, dice Sánchez a propósito de los diferentes circuitos musicales que habitan las mujeres que hoy estarán en BJ Sala. “Hay que abrir la cabeza, que está buenísimo todo lo que se aprende”, asegura.

Nameless sabe de eso porque ahora está terminando su sexto disco, que rinde tributo a la música uruguaya con un repertorio que va de Dino a La Trampa, con una lista de invitados igual de heterogénea.

BETINA SÁNCHEZ

Al frente

Betina Sánchez es hija de un trompetista, nieta de un contrabajista, hermana de un tecladista en cuya banda hizo sus primeras armas como cantante. El encuentro con nuevos músicos y el descubrimiento de Evanescence la llevaron a querer tener su propio proyecto, y así, de la mezcla de gustos de los compañeros que se hizo, nació Nameless, que no es, aclara, “una banda de equis género”.

“Hoy podés llegar a sentir gente que tiene esas creencias de que el rock es para varones, de que el género tiene que ser masculino, pero eso ha ido cambiando”, asegura Sánchez, rara avis en la escena por ser una mujer al frente de una banda de rock hace ya 15 años. “El problema es de visibilización: mujeres siempre hubo en la música”, asegura, y sin ánimos de creerse referencia, sonríe cuando cuenta que Carolina Pérez, cantante de Crystal Gates, le confesó “que empezó a cantar y a dedicarse a su banda a raíz de uno de los primeros Rock & Metal Ladies, porque se dio cuenta que podía”. “Somos una generación de corte”, resume.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)