Reseña

Dar batalla con sangre caliente y un puñado de hits

Lali se pone brava en su nuevo material

Lali Espósito. Foto: Difusión
Lali Espósito. Foto: Difusión

Lali Espósito ya no quiere ser una artista referente solo para los más chicos de la casa. La chica que se hizo famosa en producciones de Cris Morena ya se convirtió hace rato en una mujer con nuevos intereses, pero sin embargo, su música pop y esa cosa inocentona que había en Esperanza mía, la última telenovela que protagonizó, la mantenían cercana a los niños.

Pero Lali ha crecido, y su sonido y sus letras van en esa línea. Por eso, el disco que editó el viernes avisa de antemano por qué camino va: en la portada de Brava, la morocha aparece de rojo pasión, en pose desafiante, enmarcada en un cuadrado que en cada vértice tiene una boca activa.

Y en el nuevo repertorio, en el que están incluidos cortes ya difundidos como “Tu novia”, “100 grados” o “Una Na”, todo es consecuente con esa imagen. Los ritmos urbanos y el reggaetón se imponen con sensualidad, y borran cualquier rastro de pop de corte más estadounidense. Esa impronta más barroca, recargada y hasta exageradamente versátil de sus discos anteriores (sobre todo de Soy), se desvanece en función de un sonido que es el que se está imponiendo en el mercado latinoamericano, y es con el que Lali quiere identificarse ahora.

Lali Espósito
"Tu sonrisa" es el tema diferente del disco

Todas las colaboraciones se vinculan a eso: están el peruano A.Chal en “100 grados”, el español Abraham Mateo en “Salvaje”, el dúo Mau y Ricky en “Sin querer queriendo”, el drag queen brasileño Pabllo Vittar en “Caliente” y la banda Reik, que también está abandonando lo melódico, en “Mi última canción”. Para tener una referencia de lo que importan estas participaciones, Abraham Mateo y Mau y Ricky están con Agustín Casanova en “Bailoteame”, segundo tema solista de un uruguayo que también busca escalar en el mercado regional.

Esta Lali adulta y decididamente brava, también se muestra en las letras, que es el terreno que marca más diferencia con sus trabajos anteriores, o que refleja cómo está queriendo enganchar a un público un poco más grande. “Somos amantes” y “Salvaje” hablan de encuentros sexuales de forma más explícita que lo que la argentina lo había hecho hasta ahora.

Más allá del cambio que viene de esa búsqueda personal, el disco suena a un compilado de éxitos radiales, que se queda en la función de proveer entretenimiento y hacer bailar sin dejar nada más que eso. El cierre con la balada despojada “Tu sonrisa” queda descolgado del resto del trabajo, del que sí hay que destacar el mérito vocal de Lali, que no se deja llevar por los vicios de lo urbano y le saca el cuerpo a efectos y programas innecesarios.

Es brava, es sexy, es ambiciosa y con este sonido seguirá siendo popular. Y además, es una buena cantante.

FICHA
Lali Espósito. Foto: Difusión
Lali Espósito
DiscoBrava
¿Está online?Sí, y en disquerías editado por Sony
¿Está bueno?Va en la línea de lo que la argentina quiere: conquistar el mundo
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º