Vanesa Martín

"Cuento historias que me remueven"

Como explica ella misma, nada en su carrera a sucedido de golpe. La malagueña canta desde los 17 años y ahora, a los 35, va por su cuarto álbum, Crónica de un baile. Con este disco también llegó el éxito internacional y fue el que la llevó a Sudamérica en una gira exitosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"En mi casa desde muy chiquitos escuchábamos mucha música en español"

—En Crónica de un baile combinás la vieja escuela de cantautor con el pop, ¿vos te sentís así, como una cantante que puede combinar esos dos estilos?

—Yo canto lo que compongo y es verdad que mi manera de entender la música es pop. Cuando me preguntan qué tipo de música hago siempre contesto que hago música, porque es pop, rock, hay baladas también. Eso quizás que es por las influencias tan variadas que tengo, por cómo la entiendo.

—¿Y qué influencias tuviste? Porque se nota que tiene distintas raíces.

—En mi casa desde muy chiquitos escuchábamos mucha música en español, tradicional, cantautores como Serrat, Víctor Manuel, Sabina. Yo después empecé a decantarme por Alejandro Sanz, que para mí es un maestro. Cuando ya entré en la universidad Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Jorge Drexler, actualmente Ed Sheeran, Adele, Amy Winehouse.

—De los cantantes que nombraste, la mayoría escribe sus propios temas, ¿te parece importante escribir tus propias canciones?

—Empecé así casi de una manera inconsciente, escribiendo mis canciones, al día de hoy son consciente de que es mi manera de expresarme, de entender la vida y de comunicarme con el público. Le doy importancia, cuento historias que me remueven por dentro.

—¿Grabar un disco te parece una experiencia catártica?

—A veces sí, ¿sabes? Con el primer disco, cuando me preguntaban, yo decía: "esto es como ahorrarte sesiones de psicología porque te desahogas aquí". Tienes un momento de catarsis importante, siempre es para bien. Aunque sea que te de alegría o tristeza siempre es para bien, porque cuando tienes un día más gris te ayuda a soltarlo, a que eso se relativice.

—¿Aprendiste cosas de vos misma al escribir las canciones de Crónica de un baile?

—De lo que menos te esperes siempre se aprende y sí aprendí mucho de mí. No todas las canciones son autobiográficas, a veces me baso en una película, un libro, algo que me cuentan y me ha pasado que después de un tiempo me he encontrado viviendo eso en primera persona.

—Tu último disco tuvo mucho éxito, ¿cómo lo estás viviendo?

—Es una alegría, todo va muy bien. Para mí es el público el que te da los premios y el que te hace sentir que tu carrera tiene sentido. Todo lo demás está muy bien para crecer profesionalmente, pero no como enriquecimiento personal de decir: "todo esto me hace ilusión y me emociona", eso es cuando anuncias la fecha de un concierto y se agotan las localidades porque la gente quiere ir a verte. Lo que me emociona más es que la gente me elija. Todo salió de mi manera de entender la vida y eso los hace cómplices de la historia que estoy contando.

—¿Cómo afecta eso en las primeras veces?

—Afecta mucho más en las primeras veces, que estás como indeciso, con mucha responsabilidad y más si eres perfeccionista como yo. Cuando ves la reacción de la gente en esos momentos es muy curiosa y muy especial.

—Tuviste un pasaje por La Voz Kids en la tele, ¿cómo vivís la exposición?

—Fue algo progresivo, no fue que saqué un disco y fue un boom, eso me dio tiempo de asimilarlo todo, de ser consecuente con lo que me toca vivir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados