Música

Unos cuates que siempre vuelven

Los mexicanos Molotov tocan hoy en La Trastienda

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuatro mexicanos con muchos fans en Uruguay.

Esta noche la banda mexicana Molotov se vuelve a presentar por segunda vez en el año en la Trastienda, en donde apenas unos meses atrás con su rock alternativo manchado de hip hop dejó uno de los mejores shows del año. La banda, que lleva más de 20 años de carrera, dejó claro por qué es una de las bandas latinas más influyentes de las últimas décadas. El concierto será transmitido desde las 21.00 por El Pais TV.

El show de hoy, además del escenario, probablemente tenga muchos puntos en común con el del 18 de marzo. Aquella noche, desde el primer tema Molotov hizo saltar a toda La Trastienda, con un público predispuesto al pogo que dejaba poco lugar para estar tranquilo. En aquella ocasión, la banda abrió con "Noko" y "Amateur" y durante el resto del show alternó Agua Maldita, su último disco, con hits como "Here we Kum" "Gimme tha Power", "Frijolero" o "Hit me" que tanto éxito le dieron a la banda en todo el continente. Y se aseguraron que la intensidad no decayera durante todo el concierto.

Pero no fue solo una cuestión de energía. A nivel profesional la banda dejó en claro que juegan en otra liga. El sonido, fuerte y agresivo, sonó impecable sin saturar en ningún momento, y los músicos se lucieron con toda la naturalidad del mundo. No es normal ver una banda de rock en la que canten todos los integrantes, y mucho menos que cambien de instrumentos como si fueran posiciones en un equipo de fútbol. Y en todas jugaban de taquito.

El mejor reflejo de este talento fue hacia mitad de la presentación, cuando el baterista Randy Ebright (el "gringo" de la banda") salió tranquilo de la retaguardia para agarrar la guitarra y ocupar el lugar de frontman, con todo el carisma y naturalidad del mundo. De hecho, de los cuatro músicos es el que canta mejor. Esta versatilidad de Molotov es bastante conocida, pero verla en vivo realmente impresiona.

Aquella noche en La Trastienda, en la que no faltaron las consignas contra Peña Nieto y las referencias a la matanza en Ayotzinapa, cerró con "Puto", mientras en la pantalla desfilaban imágenes de todos los malos de la película latinoamericana. Como era de esperar, Pinochet, Menem, Blair y Bush no podían faltar, pero curiosamente, la lista de enemigos incluía a Fidel Castro, Chávez y Nicolás Maduro, dejando en claro que, para bien o para mal, Molotov provoca y dice lo que quiere.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados