Crítica

El Cuarteto de Nos estrenó nueva canción y esto fue lo que entendimos

La banda uruguaya presentó la semana pasada "Punta Cana", adelanto de su nuevo disco

Punta Cana, del Cuarteto de Nos. Foto: Captura de YouTube
VIDEO | "Punta Cana", del Cuarteto de Nos

El Cuarteto de Nos lanzó días atrás su nuevo tema, "Punta Cana", primer adelanto de un disco diferente respecto a la línea en la que venía trabajando el grupo. Para este disco, la banda decidió trabajar con cuatro productores latinoamericanos de perfiles musicales variados, y ese resultado se verá en un trabajo más de canciones que de concepto, como sí lo fue Apocalipsis Zombi, de 2017.

Tras la primera escucha, acá van algunos comentarios de TV Show.

POR BELÉN FOURMENT

Otra extraña canción pegadiza

La primera sensación tras escuchar "Punta Cana" fue la de no entender nada, lo que no fue, en sí mismo, ni bueno ni malo. Con los sintetizadores y las programaciones de Santiago Marrero como instrumentos destacados, es una marcha de aires circenses, que a primera escucha hace pensar en búsquedas que han hecho Los Auténticos Decadentes o Bersuit Vergarabat. Es, en el universo del Cuarteto, una experimentación que le da una vuelta de tuerca a un sonido que, en líneas generales, era más convencional.

Sobre esa marcha, Roberto Musso canta una letra que por estribillo tiene un coro básico (un "oa oa oh oh, oa oa bla bla"), y que cuestiona al otro, aunque no queda claro a quién está dirigida. Musso se distancia un poco de ese rap personal que venía haciendo, y ofrece una poesía concreta, corta, que no está hecha por la rima sino por la intención. ¿Pero a quién se dirigen sus preguntas? Todo el planteo que hace, sobre el dinero y en qué se gasta, es bien para un uruguayo, ¿pero de qué clase social o contexto?

El final, además, es pura contradicción. Musso dice que "el que mucho explica es porque es poco lo que esconde", o al revés, "el que poco explica es porque es mucho lo que esconde", cuando en realidad sería que el que mucho explica, mucho esconde. Sin embargo, en toda esta "confusión", El Cuarteto logra otra canción pegadiza que de alguna manera hace pensar en tiempos lejanos, por qué no en Argentina en tiempos del uno a uno. Podría ser, de hecho, una respuesta, más bien una versión opuesta de "Hay que comer", aunque el siniestro bufón del video deje pensando que las apariencias engañas.

En ese sentido, cabe la posibilidad de que la pregunta de "¿Te vas a Punta Cana?" sea más bien de descreimiento, en el sentido de que alguien que se jacta de tener tanto lujo —dos empleadas, casa en barrio privado, Dolce y Gabana— podría elegir, para vacacionar, un destino un poco más exótico. Sea cual sea la lectura, El Cuarteto volvió a ponerse raro y salió airoso con una canción que, cuando menos se dé cuenta, estará tarareando en la vida.

POR RODRIGO GUERRA

La base en la ironía

Producido por el mexicano Camilo Lara y con la inclusión de un trío de vientos (trombón, trompeta y tuba), el sonido de “Punta Cana” retoma el pegadizo sintetizador de Santiago Marrero que definía “Invisible”, de Apocalipsis Zombi (2017). Con el estribillo de “Oa, Oa, Oh, Oh” y un ritmo que mezcla ciertos elementos del cuarteto con la música circense, “Punta Cana” perfectamente podría haber formado parte del repertorio de mitad de los 2000 de Los Auténticos Decadentes o de La Bersuit Vergarabat (cantado con la picardía del “Pelado” Cordera).

El Cuarteto de Nos mantiene su tradición de basar sus canciones en la ironía. Con un ritmo totalmente opuesto a lo que transmite la letra, el oyente puede bailar mientras escucha un interrogatorio a una persona económicamente exitosa. Mientras los vientos y el sintetizador hacen un diálogo musical, asistimos a un diálogo de pregunta-respuesta para conocer el origen del dinero del interrogado. Esta idea se puede ver al comienzo de cada estrofa: “¿Ganaste en el casino?”, “¿Recibiste una herencia?”, “¿Hiciste horas extras?”, “¿Cobraste un adelanto?”, etc. Después de tanta insistencia, y de la respuesta negativa, la pregunta final queda resonando: “¿Y entonces?”.

Al prestar atención a la letra surgen dos conclusiones: o la persona que cuestiona envidia al que le va bien, o quien cuestiona sabe que el personaje principal se encarga de negocios sucios. “El que mucho explica es porque es poco lo que esconde”, parece responder el interrogado al estilo de “sí, tengo una vida lujosa pero no lo niego porque soy honesto”. En el verso siguiente está la otra interpretación: “El que poco explica es porque es mucho lo que esconde”. Hay plata, pero si no hay una explicación de dónde surge, entonces hay algo oscuro detrás.

La contradicción de la frase final se ve puede ver reflejada en el videoclip de la canción: la lectura del hombre transparente y honesto se ve representada en el protagonista del video, que se muestra sin camiseta. Sin embargo, la mirada del cuestionador que sabe que hay algo oscuro detrás del origen del dinero, se refleja en la máscara con nariz larga (una representación del mentiroso).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)