MÚSICA

Cruce de música mestiza para romper fronteras

Cuatro Pesos de Propina y Francisco El Hombre en concierto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El músico Mateo Piracés-Ugarte. Foto: Oruê brasileiro

Antes de pensar en tener una banda, de grabar discos o de hacer giras, Mateo Piracés-Ugarte y cuatro amigos más se cansaron de todo y decidieron subirse a un auto para recorrer América Latina, valiéndose de su música como herramienta para autofinanciarse pero también para tender lazos. Así fue que llegaron a Valizas, donde estaban tocando los primeros días de enero de 2015 cuando un sonido potente y llamativo los sacó de su estado.

Así, Francisco El Hombre (hoy una banda consolidada con disco editado y demás) vio por primera vez a Cuatro Pesos de Propina, que estaba dando un concierto ante el público rochense y la estaba rompiendo.

"Nosotros tenemos un punto en común que es eso de intentar entender la música como instrumento de comunicación", cuenta Mateo Piracés-Ugarte en charla con El País. "Y el mensaje que Cuatro Pesos propaga nos pegó muy fuerte en ese momento. Nos hicimos seguidores y la música de ellos nos impulsa para seguir adelante", dice con pleno convencimiento de causa.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Un año después de aquel impacto inicial, la banda brasileña y la uruguaya coincidieron en un escenario de Porto Alegre y la química fue inmediata. Allí surgió la primera invitación para compartir show y nació esta "hermandad" que hoy y mañana se celebra a lo grande.

Esta noche desde las 21:00 las dos bandas tocan en Sala del Museo (rambla y Maciel), y mañana repiten pero a las 23:00 y en el marco de una Fiesta Clandestina. Las entradas para ambos toques están en venta en Abitab a 350 pesos, y la diferencia es que el show de hoy es apto para todo público.

Estos conciertos encuentran a Cuatro Pesos con energía renovada, después de haber enfrentado el escenario con nuevas canciones y ya sin Diego Rossberg como frontman.

"Lo que necesitábamos era esto: girar y tocar. El espectáculo se afianzó, el grupo se unió y se potenció", reflexiona el saxofonista Rodrigo Baleato, y resalta que la energía que estuvo trabada durante todo el año pasado, en el que siguieron tocando con Rossberg pero ya sabiendo que él se iba a ir, se destrabó, y les permitió a todos asumirse en otros lugares. "Encontramos cosas nuevas en esta búsqueda, nos encontramos superfuertes", destaca entusiasmado con este nuevo proceso.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Aprovechando todo este cambio, Cuatro Pesos sigue trabajando de cara a un disco nuevo aunque va paso a paso, o mejor dicho tema a tema. Y todo eso se mezcla con esta necesidad de romper fronteras y de ir un paso más allá, una necesidad para la que Francisco El Hombre resulta un aliado ideal. Dicen medio en chiste, medio en serio, que juntos ya son los Cuatro Pesos de Francisco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)