Reconocido

Cronista de un tiempo y una raza

¿Quién es Kendrick Lamar, el primer rapero en ganar el prestigioso premio Pulitzer?

Kendrick Lamar
Kendrick Lamar. Foto: Captura de YouTube

Kendrick Lamar certificó esta semana su estatura en el panorama cultural de Estados Unidos: se convirtió en el primer rapero en ganar el prestigioso premio Pulitzer. Antes que él, en la categoría música del más prestigioso de los galardones a las artes estadounidenses, sólo la habían ganado compositores de jazz o de música clásica.

En 1997, Wynton Marsalis fue el primer músico de jazz en ganar el Pulitzer en la categoría. En 2007 lo consiguió otro jazzero afroestadounidense, Ornette Coleman. El Pulitzer sí ha reconocido con premios especiales a músicos como Bob Dylan, Duke Ellington, George Gershwin, Thelonious Monk, John Coltrane y Hank Williams, pero Lamar es el primer artista del universo popular en conseguirlo.

El músico-quien tiene 30 años y nació en Compton, el peligroso barrio de Los Ángeles, que es una referencia constante en su obra- recibió el premio por DAMN., su tercer disco.

DAMN. es una colección virtuosa de canciones unificadas por su autenticidad vernácula y dinamismo rítmico, que ofrece anécdotas que tratan la complejidad de la vida afroamericana moderna”, dice el comunicado oficial que anunció el premio.

A pesar de que su música es una combinación de influencias tan variadas como el gangsta rap (que es la música de su barrio), el soul, la poesía (spoken word, lo llaman los americanos) y el free jazz, Lamar es uno de los artistas más populares de la actualidad, con sus últimos tres discos alcanzando ventas que los volvieron platino. Además, ha colocado una veintena de éxitos en las listas de los más vendidos, y ha grabado con artistas como U2 o Taylor Swift. En todo ese proceso ganó 12 premios Grammy. Es el artista de rap más importante y creativo desde, digamos, Kanye West.

Además, su banda de sonido para la película Pantera Negra lleva nueve semanas entre los 10 discos más vendidos en Estados Unidos, y llegó a estar primero.

El Pulitzer para DAMN. puede ser visto como un ajuste de cuentas tras perder en los últimos Grammy, en la categoría disco del año contra el más pasatista 24K Magic, de Bruno Mars.

La música de Lamar habla de la negritud, la violencia y la discriminación. Sus rimas son directas, y la música genera un ambiente que puede ser festivo, pero que en general tiende a la opresión. En tiempos de reclamos raciales, la poesía de Lamar (que se inscribe en la tradición de gente como James Baldwin) se apoya muchas veces en el estereotipo machista que parece inevitable en el género, para construir un universo de demanda, protesta y sorda revolución.

La biografía oficial dice que Lamar es hijo de un pandillero y que su nombre es un homenaje a Eddie Kendricks, el cantante de los Temptations. Comenzó a hacer música siendo un adolescente, y haciéndose llamar K. Dot ya se hizo notar. Después de tres discos empezó a usar su nombre, y en 2011 recibió el sponsoreo de Dr. Dre, Snoop Dogg y Game, tres de sus ídolos y los principales embajadores del sonido de Compton, su barrio natal: ellos lo apodaron “el nuevo rey de la Costa Oeste”, un título que esa gente no anda regalando por ahí.

Kendrick Lamar, HUMBLE
Vea el videoclip "HUMBLE." de Kendrick Lamar

En 2012 editó Good Kid, M.A.A.D City, una cuidada colección de canciones entre las que estaba su primer gran éxito, “Bitch Don’t Kill My Vibe”. Es un disco conceptual sobre la vida moderna y marginal de los negros estadounidenses.

El éxito y el prestigio siguieron intactos en To Pimp a Buterfly, un disco que también estuvo cargado de éxitos y que, para muchos, es su obra maestra.

“To Pimp a Butterfly es tan oscuro, intenso, complicado y violento como el ‘Guernica’ de Picasso, y debería tener la misma importancia para su género y la misma belleza para su público”, escribió David Jeffries. Es un disco original lleno de referencias analógicas y de respeto hacia una tradición del hip hop.

DAMN., editado en abril del año pasado y el disco por el que recibió el Pulitzer, es un tanto más oscuro, pero es un nuevo capítulo en la exploración musical, cultural, social y política de la condición afroestadounidense hoy.

El premio para Lamar es una nueva certificación para la música popular después del Nobel de Literatura para Bob Dylan. “Kendrick Lamar es el Bob Dylan de nuestra era”, decía Pharrell Williams, el productor estrella, en 2013. Tenía razón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)