LO NUEVO EN DISCOS

Crítica: En"The Slow Rush", Tame Impala presenta un regreso prometedor 

A cinco años de "Currents", el proyecto de Kevin Parker volvió con "The Slow Rush", un álbum que se mete entre lo más interesante de lo que va del 2020

Tame Impala. Foto: Difusión.
Tame Impala. Foto: Difusión.

A cinco años de Currents, el disco que puso a Tame Impala entre lo mejor de la escena del pop psicodélico, el proyecto del australiano Kevin Parker volvió con The Slow Rush, uno de los discos más interesantes de lo que va del 2020. A través de bases de funk, trip-hop y synthpop, Parker ofrece casi una hora de canciones construidas sobre varias capas de sintetizadores, falsetes y espesas líneas de bajo. 

El álbum comienza con “One More Year”, donde el músico invita a reflexionar sobre el paso del tiempo a bordo de una batería disco que se funde con coros pasados por un vocoder. “Borderline”, el hit del álbum, se centra en una melodía irresistible de aires bailables (“¿Ha sido suficiente? / ¿Seré conocido y amado?”, se pregunta el músico). Lo mejor llega con “Posthumous Forgiveness”, que aborda la desidealización de la figura paterna. “Cada palabra que me decías, / La creía sin dudar / Era para salvarnos a todos, nos decías, / Pero ahora sé que solo te querías salvar a vos”, dispara Parker. Gran disco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados