PERFIL

Crítica: En "Rare", Selena Gomez ofrece un disco a corazón abierto y alcanza la madurez

En su primer disco en cinco años, Selena Gomez se abre para cantarle al desamor y la desconfianza, y retrata cómo es el proceso de sanación

Selena Gomez en el videoclip de "Lose You To Love Me". Foto: Captura de YouTube.
Selena Gomez en el videoclip de "Lose You To Love Me". Foto: Captura de YouTube.

"Honestamente, este álbum fue una especie de pesadilla, pero de la mejor manera posible”, le dijo Selena Gomez a Spotify al momento de definir el proceso creativo de Rare, su primer disco en cinco años. La cantante de 27 años se planteó abordar las secuelas de su ruptura con Justin Bieber y The Weeknd, a través de letras donde se anima a mostrase vulnerable por primera vez. Gracias a este cambio, Gomez se suma a la lista de cantantes pop estadounidenses —como Ariana Grande, Camila Cabello y Taylor Swift—que dejaron de cantar letras superficiales para animarse a reflejar sus momentos oscuros y darle un poco de seriedad al género musical.

Así, en Rare quedan atrás las letras adolescentes de los éxitos “Come and Get It”, “Love You Like a Love Song” y “Birthday” (todos clásicos de sus primeros discos) y profundiza en la propuesta de Revival, el álbum de 2015 donde hacía bailar a sus oyentes, aunque le daba un pequeño espacio a las letras personales. Ahora, en el primer gran lanzamiento pop de 2020, Gomez logra por primera vez que sus letras compartan el protagonismo con esos ritmos electrónicos y estribillos aptos para ser coreados en estadios.

“Se siente como si no te importara / ¿Por qué no reconocés que soy tan rara? / Nunca hacés lo mismo por mí / Eso no es justo”, canta en “Rare”, la canción que abre el disco, sobre una pegadiza línea de bajo -que recuerda a lo mejor de “Bad Liar”, el éxito de 2017-, y una melodía alegre que ofrece cierto optimismo entre el dolor que acompaña la desilusión. “No voy a rogar por ti, / No voy a dejar que me hagas llorar, / Nunca consigo lo suficiente de vos, / ¿No sabías que soy difícil de encontrar?”, canta con un tono cargado de confianza, que justifica esta melodía luminosa.

En este constante diálogo entre la desilusión y la recuperación de la autoconfianza es que se construye el relato de Rare. El ejemplo más claro está en “Lose You To Love Me”, la balada que llegó al número uno en Estados Unidos. Cambiando el sonido bailable que domina el disco por acordes de un piano de cola y arreglos de cuerda, Gomez grabó la canción más honesta de su carrera. “Necesitaba perderte para poder amarme”, insiste en el estribillo.

Y ya que se introduce el final de una relación tóxica, “Cut You Off” es uno de los momentos más firmes de Gomez. Sobre una progresión de acordes descendentes, un solo de guitarra con tintes bluseros y coros soul, se propone dejar ir a su pareja. “Me paré frente al espejo, mirándome la cara / Y dije: ‘Tengo que cortar, cortar todo el peso extra’ / Que vengo cargando hace 1466 días”. Antes de dar paso al estribillo, agrega: “La verdad es que creo que ya tuve suficiente / Jugaste con mi confianza / ¿Cómo pude confundir esa mierda con amor?”.

Cuando la estadounidense termina de cortar esa relación —y de pasar por un período de duelo que se ve reflejado en “Vulnerable”—, recupera esa confianza. Y, según se muestra a lo largo de Rare, todo indica que la sanación viene acompañada del baile.

Por ahí va “Dance Again”, una canción electropop que recupera el sonido de Stars Dance, su álbum de 2013. “Se siente tan bien bailar de nuevo”, canta sobre un irresistible groove de bajo y acordes de piano que se apoyan sobre una base electrónica.

La siguiente canción, “Look At Her Now”, continúa con la celebración de la independencia a través del baile. “Le llevó un par de años secarse las lágrimas / Pero mírala ahora, mírala irse”, dice antes del estribillo, que invita nuevamente al baile a base de sintetizadores y loops de voces entrecortadas.

En Rare, Selena Gomez logró un disco de sanación, que aborda todas las etapas del desamor: desde el dolor de la ruptura hasta el renacimiento de la recuperación. Son 13 canciones para sentirse acompañado en momentos de tomar coraje para enfrentarse a cambios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados