Novedad

Crítica: en su nuevo disco, La Foca abraza la oscuridad para encontrar la luz

La veterana banda uruguaya lanzó en marzo La fórmula, un buen disco

La Foca. Foto: Difusión
La Foca. Foto: Difusión

La Foca es de esas bandas que tienen una forma, más bien una fórmula, bien definida y que siempre asegura buenos resultados. Hay una manera de escribir y una manera de decir bien propia, hay una sonoridad pulida que hace brillar las melodías de tintes melancólicos, y hay una materia prima que garantiza la producción de canciones pequeñas y preciosas.

Con ingredientes así de efectivos, la banda (una de las veteranas del pop rock uruguayo y todavía, un secreto bien guardado de la escena) sabe que puede prescindir de los caminos de la experimentación radical, de la búsqueda de la sorpresa. Sabe, y eso queda claro en su flamante disco, que lo que tiene que hacer es seguir en su línea, porque la práctica hace al maestro y en este oficio de componer y arreglar, ellos han ido evolucionando. Y sabe que las alianzas adecuadas sólo mejorarán la experiencia.

La fórmula, el álbum que La Foca lanzó a fines de marzo, es una continuación natural de Ceres y Venus, un logradísimo trabajo de 2016 en el que el mayor cambio tenía que ver con la toma de distancia respecto a la oscuridad característica del grupo, y con darle más protagonismo a lo pop.

Es como si la base de La fórmula estuviera en Ceres y Venus, y el resto del cuerpo se dejara caer en la discografía anterior de La Foca. El resultado es otro conjunto de bellas canciones —10 en total, que en un punto funcionan como una única gran canción— que decididamente abrazan la tristeza, pero con la luminosidad del que celebra (o intenta celebrar) que está vivo, que tiene algo de dónde aferrarse para seguir tirando hacia adelante.

“Vamos a la oscuridad, sabemos que es hermosa”, canta Federico González en el estribillo más hitero del disco (el de “Bola brillante”), con una precisión envidiable que resume el espíritu del álbum. Todos los temas tienen que ver con la reflexión personal, melancólica, a veces desesperanzada y a veces casi optimista, asuntos y emociones que se abordan desde una poética concreta. Y todos tienen como figura destacada a las guitarras de Gustavo Compagnone, que juegan en la doble función de sostener y de crear el clima, el paisaje. Su sonido es de las cosas más placenteras que tiene La fórmula, que oscila entre el pop y el rock y tiene sus momentos bailables, como la pegadiza “Regreso”.

Además, entre varios invitados que hacen su aporte sobre todo en los coros, destaca la colaboración de Alfonsina para “1997”, el mejor tema del disco, al menos para quien firma esta nota. El contrapunto en las voces de González y la cantautora llega a lugares realmente conmovedores, y es un gran valor en un álbum bien sólido.

Ficha
La Foca. Foto: Difusión
La Foca
DiscoLa fórmula
¿Está online?
¿Está bueno?Sí. Tiene canciones preciosas
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)