SONIDOS QUE ANDAN EN LA VUELTA

Crítica: "Ya no mires atrás", un disco póstumo para celebrar a Luis Alberto Spinetta

Para celebrar los 70 años del nacimiento de Luis Alberto Spinetta, el 23 de enero se publicó "Ya no mires atrás", un disco con siete canciones inéditas del argentino fallecido en 2012

Luis Alberto Spinetta. Foto: Archivo El País.
Luis Alberto Spinetta. Foto: Archivo El País.

"Lo encontré hace casi ocho años, a los pocos días de que él se fue”, le dijo Catarina Spinetta, una de las hijas de Luis Alberto Spinetta, a La Nación al referirse a Ya no mires atrás, el nuevo disco del músico argentino. “En el momento fue muy fuerte porque puse play y no lo podía creer. Fui corriendo, lo enchufé a los parlantes de mi casa y con Nahuel (Mutti, su pareja) empezamos a flashear. ‘¿Qué es esto?’ Y era un disco. Dejó un disco”.

En ese momento era febrero de 2012 y hacía días que el músico de 62 años había fallecido a causa de un cáncer de pulmón. Mientras la música rioplantense estaba de luto, Catarina encontró un pendrive que incluía las siete canciones que ahora forman parte de Ya no mires atrás, el segundo disco póstumo de Spinetta (el primero había sido Spinetta Y Los Amigo, de 2015). Y, el viernes, para celebrar lo que hubiera sido su cumpleaños número 70, finalmente salió a la venta.

Grabado entre 2008 y 2009 junto a Sergio Verdinelli en batería, Nerina Nicotra en bajo, y Claudio Cardone, Mono Fontana y Alejandro Franov en teclados, las siete canciones del álbum muestran al argentino continuando la línea musical de los últimos dos discos que publicó mientras vivía: Pan (2005) y Un mañana (2008). El pulso es bastante relajado (para transmitir una sensación de intimidad) y la presencia de los teclados le agregan algunos tintes de jazz rock a los temas.

“Veinte ciudades” abre el álbum con el clásico fraseo y esas exageraciones que definen tan bien a la personalidad musical de Spinetta. Sobre el pulso firme de la batería de Verdinelli, el cantante va dejando frases tan optimistas como “Con tus propios ojos ves / Lo hermosa que sos / Y no hay razón para llorar”, y “El tiempo nunca juega en contra, sólo quedan cenizas en el alma”.

“Ya no mires atrás”, que da nombre al disco, ya había sido estrenada en Bios, el documental sobre el músico realizado por National Geographic. Acá, el tempo se va acelerando mientras  los teclados toman el protagonismo. Unos sutiles arreglos de cuerda dialogan con la voz del músico. “Ya no temas a la distancia que te aparta, / Distancia que te aparta, / Te aleja de tus sueños, / Pues ya no mires atrás”, canta en el estribillo. Ese aire optimista parece retomar al manifiesto del “Mañana es mejor” de “Cantata de puentes amarillos” (de Artaud, 1973).

En “Agua de río” es donde los teclados terminan de estar al frente. Esta balada incluye a Cardone recreando unos arreglos de fagot con su teclado, mientras que Spinetta se lanza sobre uno de los mejores estribillos del álbum: “Sueñan como sueñan, pero nunca soñarán. Todo lo que cuentan, ya no lo contarán”.

“Nueva luna, Mundo Arjo” es una canción ya conocida por los fanáticos del argentino porque, desde la época de Spinetta Jade, el músico la había presentado varias veces en vivo. Por momentos, esta canción con aires de zamba recuerda al sonido del disco Pelusón of Milk; mientras tanto, el cantante llega a los puntos más altos de su registro vocal con la ayuda de los dulces acordes del piano de Fontana.

“No seas tan pronto mi Mona Lisa/ tal vez no has hecho lo suficiente amor”, canta el argentino en “Merecer”, que sobre el final incluye la participación de sus dos hijos, Dante y Valentino, que rapean y recuerdan su participación en “Necesito un amor” (del espectáculo Spinetta y las bandas eternas).

“Luces y sombras” se construye sobre el piano de Franov, mientras que “Diadema” tiene a la voz de Spinetta acompañando al piano nota por nota. En esta última, el músico llega a los agudos más altos del disco y ofrece una de las mejores canciones de este álbum póstumo.

Ya no mires atrás es un gran disco para reencontrarse con la música de Spinetta y seguir cosechando el legado del músico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)