ENTREVISTA

Antes del Cosquín Rock, Babasónicos habla de contracultura pop y de cuándo llamarse a silencio

Antes de volver a Uruguay para tocar en Cosquín Rock, Diego Tuñon charló con El País

Babasónicos. Foto: Difusión
Babasónicos. De izquierda a derecha: Diego Rodríguez, Diego Tuñon, Adrián Dárgelos, Mariano Roger, Diego Castellano. Foto: Difusión

Diego Tuñon manda un mensaje de voz y avisa que se está yendo en bici de las oficinas de Babasónicos. Es el último día de vacaciones de la banda, pero volvió al lugar de trabajo para charlar con El País, con la excusa de su próxima vuelta a Uruguay, en menos de un mes. El contexto del regreso será el Cosquín Rock, que será el 4 y 5 de octubre en Parque Roosevelt. Las entradas están en Abitab y a Babasónicos le tocará salir a escena el sábado, justo antes de Buitres, que cerrará el evento.

Tuñon dice que le sorprende “todo lo que evolucionó” Cosquín como evento. “Somos una región donde es muy difícil tener una grilla muy distinta con artistas locales. Cosquín, de hecho, es uno de los festivales que más se mantuvo con pocas sorpresas, que las ha manejado muy bien, pero sí ha evolucionado como sistema de servicio y de situaciones, para las bandas y las personas. Por eso es interesante la idea de transportarlo”, dice.

Sin embargo José Palazzo, el fundador del festival, destaca cómo se ha renovado el festival, ya que en la última edición en Argentina hubo 80 bandas o más, que nunca habían estado, sobre todo de nuevas tendencias musicales, entendiendo que el rock no es lo que era.

—Yo creo que habría que ver a qué llamamos rock. Si el rock es algo que sólo se hace con una guitarra, un bajo, una batería y determinadas notas, que es lo que yo llamo rock and roll, creo que Babasónicos puede haber hecho tres o cuatro rocanroles, o 20, pero somos una banda que tiene 400 canciones. Todo se engloba, quizás, en la música pop, y después hay pop que viene del sistema, y hay un pop que es antisistema y contracultural, y a eso le llamo rock. Y podés llamarlo trap, o música electrónica o infinidad de nombres que hay.

—Es un poco lo que pasa con Babasónicos, que tiene un show rockero, desde el estudio puede estar más cerca del pop, pero cada renovación la plantea desde un lugar que podría entenderse como rupturista, no sé si como algo contracultural.

—Yo creo que sí proponemos contracultura. Es un entretenimiento para una persona que no considera que todo es agradable o sistemático; apuntamos a algo que tenga que ver con la inspiración y la novedad. Está pasando algo muy interesante y es que hay una nueva media, que domina la gente muy joven, que habla un lenguaje distinto a los que no tienen esa edad, y que hace muchos años que no pasaba. Nosotros fuimos los rupturistas en los noventa, y llevó un montón de tiempo que se nos considerara; de hecho, tardamos 10 años en llegar a Montevideo.

—¿Qué pasa con ustedes y la relación con esa generación que maneja otro lenguaje?

—Yo la disfruto mucho. Lamentablemente soy una persona sumamente prejuiciosa, por muchos motivos, y muy sensible a la música, entonces no me expongo a mucha música y me pierdo de conocer mucho. Sí necesito escuchar música nueva todo el tiempo; en este momento casi que no escucho nada que no haya sido hecho en este siglo. También puedo entender que hay gente que a los 50 años puede proponer una ruptura musical; no digo que vaya a hablar el código de un niño de Secundaria, pero tampoco es que no pueda tocar sus corazones. A nuestra manera, Babasónicos tiene eso, y eso nos permite generar obra más allá de los cambios tecnológicos y temporales, siempre nos protegimos mucho del afuera. Y la mejor forma de respetar a la persona que te escucha es no escucharlo a él, y tratar de hacer la mejor obra posible sin que te condicione. Me parece que todo en la música es mejor cuando va desde el lado de lo irracional.

—Esa postura cerrada…

—(Interrumpe) Creo que te protege del mundo actual. Siempre cualquiera opinó, pasa que antes no te enterabas. Entiendo que la opinión es libre y me parece genial, pero no creo que uno tenga que considerarlo para cambiar, sobre todo cuando hay, no sé, seis millones viendo un video, y en el medio hay 30.000 opinando. Lo mejor es no verlo, o tomarlo con humor.

—¿Pero es una postura que toman desde lo grupal?

—No es una postura, es dignidad personal. A mí no me gustaba cuando las bandas de los ochenta tenían fan club y lo estimulaban mucho; toda esa forma de política no la considero artística ni subversiva. En un universo donde la música pop puede ser subversiva, me parece que eso es un poco chanta. No es que uno esté cerrado; quiere estimular al público y pasarle ese mensaje confuso que es la vida.

—Pero corriéndote de la obra en sí, en Discutible tienen una canción como “Teóricos”, que es una crítica a la industria y a la prensa…

—(Interrumpe) No, eso es lo que vos crees de la canción, porque las canciones no hablan de una sola cosa, porque la música tiene como una cuarta dimensión que es la que uno puede imaginar. Hay gente que es como muy fanática de hablar de rock, pero gente común, no la crítica que de última es un tipo que cobra por decir algo, y puede estar equivocado o no, pero tiene que hacerlo y se compromete. Pero yo tenía un amigo que me decía: “A Ozzy Osburne le rompieron una botella en la cabeza y hace 10 años que tiene los vidrios en la cabeza”, y son cosas que son totalmente incomprobables y las dice gente que está sintiendo rock, que está tomando cerveza y sintiéndose rockero, pero que son teóricos del rock, ¿entendés? El inicio de “Teóricos” se refiere a eso, en definitiva: a gente que vive su propio Paul McCartney.

—Parece la canción más literal de un disco que en el que todos los temas tienen varias lecturas.

—Te voy a decir algo que también es una interpretación, pero noto que para Adrián, es el momento donde menos pudo formar un laberinto lingüístico. Es menos laberíntica, y casi todos interpretan eso.

—Te preguntaba esto de la “postura” porque quería saber si el año pasado, que Babasónicos recibió denuncias en redes por situaciones de acoso en camarines, hubo una posición colectiva de no salir a contestar directamente, como grupo.

—(Piensa) Es un tema muy delicado, en general. Y no tiene que ver con aquella denuncia, porque era algo sin asidero. Creo que en este tipo de cosas donde hay mucha gente lastimada, lo mejor es no opinar, porque hoy cada opinión se imprime y está lleno de opinólogos que no solucionan nada. Son temas superdelicados, y uno puede decir algo, lo que sea, y nunca vas a quedar bien parado y siempre vas a lastimar a alguien. Porque son lugares en donde yo ya no sé si el lenguaje nos va a permitir… Creo que de a poco va a ver que ir viendo cómo se solucionan demasiadas situaciones, no sé. Tal vez charlamos, pero no sé cómo responder. El silencio es una linda respuesta, y me encantaría que mucha gente se llamara a silencio. ¿Viste que ahora hay televisión donde la gente cree que habla en serio, pero es toda gente opinando sin saber, y eso resulta entretenido? Bueno, eso no soluciona nada.

FESTIVAL

Los detalles del segundo Cosquín Rock Uruguay

En medio de idas y vueltas a México, y más allá de que si fuera por Tuñon, ya estarían grabando de vuelta —“Yo me metería a grabar ya”, dice a un año de la salida de Discutible—, Babasónicos vendrá a Uruguay para ser una de las bandas internacionales que estará en la nueva edición del Cosquín Rock Uruguay.

El viernes 4 de octubre en el Parque Roosevelt tocarán: Lu Ferreira, Ojos Locos, Agarrate Catalina, Mimi Maura, Cuatro Pesos de Propina, Peyote Asesino, Skay y los Fakires y La Vela Puerca en un escenario; y Papina de Palma, Reytoro, Los Buenos Modales, Sara Hebe, AFC, Guasones en el otro. Y el sábado 5 estarán, por un lado, Pibes Pepa, Eli Almic con DJ RC, Buenos Muchachos, Aterciopelados, No Te Va Gustar, Babasónicos y Buitres; y por otro, Congo, Los Prolijos, Mónica Navarro, Kchiporros y La Triple Nelson. Los dos días habrá presencia de las bandas ganadoras del Pre Cosquín Rock. Las entradas están en venta en Abitab y cuestan $ 1.360 pesos para un día, $2.305 el abono para ambas jornadas, y $ 4.065 el pase VIP (por día), que incluye varios beneficios. Se pueden financiar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)