VIDEO

La confianza en la música instrumental

Ruben Rada vuelve al disco "Confidence" hoy en Bluzz Live

Ruben Rada ya está pronto para irse cuando El País llega para hablar con él por el show que dará hoy en Bluzz Live, basado en el disco Confidence, editado hace en 2011 y uno de los varios proyectos que mantiene en simultáneo, ya que el concepto de música instrumental es uno al que Rada vuelve de tanto en tanto para hacerlo en vivo.
Porque Rada está cada vez más activo, más allá de que se declara viejo. En todo caso es una vejez biológica. Creativamente, el músico parece estar en una etapa juvenil, lleno de energía. Como él mismo explica, tiene varios discos ya prontos para ser editados, además de preparar nuevos proyectos.

“Con Rada todo tiene que salir rápidamente” dice Gustavo Montemurro, socio de Rada, sobre el carácter inquieto de éste. Los pantalones de Rada en esta ocasión —holgados, de diseño de camuflaje militar— acompañan adecuadamente ese carácter en movimiento, siempre dispuesto a perseguir la próxima idea.

Confidence es un disco de música instrumental que nació, según el propio impulsor, del deseo de tocar con el ya fallecido Osvaldo Fattoruso. Una vez que Osvaldo ya no estuvo, entró Nelson Cedréz, quien hace años toca en la banda estable del protagonista.

También, dice Rada, porque quería armar un proyecto para que su hijo Matías, guitarrista, tocara un estilo con otro enfoque, para que, según él, Matías “se afiatara”.

Pero además, es un formato que a Rada le permite descansar del canto. Ya no tiene tantas ganas de cantar, dice, y agrega que la pérdida de capacidad en el registro medio hace que ya no quiera cantar, con el mismo entusiasmo que antes, algunas de sus canciones más conocidas.

Entonces, cuando hace un concierto basado en Confidence, toma el rol de anfitrión de otros músicos, quienes se lucen más cuando les toca hacer solo. Aún así, lo importante es lo colectivo, el hecho de estar tocar juntos arriba de un escenario tocando. “Ni siquiera tenemos el propósito de ganar plata con esto. La idea es tocar en un lugar chico, divertirnos y que la gente sepa que la música en Uruguay está progresando. Acá se trabaja mucho para la venta de discos, incluso yo. Pero no se trabaja tanto para favorecer espiritual, técnica y musicalmente al público”.

Ser anfitrión, invitar a otros músicos para que se acerquen a su mundo musical, es un papel que le gusta a Rada. Pero también él es invitado cada vez más por otros. De memoria, repasa algunas de las participaciones que tuvo en proyectos de otros. Dice que está como invitado de Natalia Oreiro en la banda sonora de la película basada en la vida de Gilda, que estuvo con Auténticos Decadentes cantando, que grabó con el dúo Larbanois-Carrerro...

Pero no le dice que sí a todo. “Hace poco me invitó a cantar este, ¿Cómo se llama? ¿El que canta flamenco, que está de moda? ¡El Cigala! Ese. Es una bestia cantando. Pero no fui, le saqué el cuerpo. Porque él canta muy alto, y yo ya estoy más para Barry White”, dice en alusión al famoso registro grave y profundo del cantante de soul estadounidense.

Antes de irse, habla del disco The Rada’s Old Boys, un álbum en homenaje a sus canciones, a cargo de tres músicos que tocaron con él:  Daniel Lagarde, Ricardo Nolé y su actual baterista, Nelson Cedréz. “Recibí ese homenaje con susto, porque cuando te hacen homenajes en vida es porque te estás por morir”, dice entre risas. “Pero son unos músicos increíbles, y el disco está muy bien, con versiones que cambiaron mucho mis canciones. Una belleza”, dice antes de seguir hacia otro de sus tantos proyectos.

Foto: G. Rodríguez
Foto: G. Rodríguez
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados