LA SANTA

"Componer es como una terapia"

Una charla con los compositores de una banda en ascenso, que editó Corazón en reparo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Santa: Foto: Difusión

—Ustedes están todo el tiempo cruzándose con artistas de otros estilos, tanto en los discos como en los shows. En Corazón en reparo está El Gucci.

Ariel Fynn: Sí, siempre tocamos con bandas amigas.

Gabriel Goyén: En el disco está El Gucci, también grabamos para el disco de él, ahora estamos haciendo una balada pop rock para el disco de El Reja que es el tema diferente para su disco. Es una letra sobre lo que le pasó a él con el padre, se llama "Show para las almas". No tenemos problemas con nadie.

A. F.: Y mirá que nosotros fuimos criticados por colegas también. Y hoy por hoy ves cosas y decís: "hace un año estabas criticando a La Santa, ¿y ahora lo estás haciendo vos?"

G. G.: Nosotros siempre tuvimos esa cabeza de que hay que integrar, de que la música integra. Prejuicio cero tenemos.

—Y son artistas con los que ustedes no coincidirían en un escenario, en general.

A. F.: Claro. Nos hemos cruzado pila con Los Fatales, que tenemos buena onda.

G. G.: Y aprendimos que hay que tocar antes que Los Fatales. Fue como remar un 10-0 con ocho jugadores en la cancha, (se ríe). Tiran un hit atrás de otro, no parás de bailar.

—Desde que empezó La Santa hasta Días como hoy pasó bastante tiempo, y Corazón en reparo salió más rápido. ¿Se cansaron del primer disco?

A. F.: Sí, hay temas que sabemos que los tenemos que seguir tocando, pero a veces cuesta un poquito más tocar esas canciones. No sólo tocarlas sino ensayarlas, a veces arrancamos a tocar "Días como hoy" en los ensayos y nos miramos las caras. Pero cuando lo tocamos en vivo es grafiticante que la gente lo cante, es un empujón.

G. G.: Pasa que el proceso del primer disco fue muy tedioso. Pasamos mucho tiempo produciendo, pasamos por una estafa, por una crisis de no saber cómo salir adelante y después de que decidimos seguir, tuvimos que arrancar prácticamente de vuelta. Perdimos dos años de trabajo y de dinero, porque el productor se fue a Argentina con la plata. Nos llevó mucho tiempo recomponernos psicológicamente, entonces ahora tocar temas nuevos es un alivio.

A. F.: De hecho, Corazón en reparo iba a salir un año antes y lo paramos porque queríamos que todo fuera natural, no apurado, y tardamos un poco más en terminar las canciones.

G. G.: Y tampoco estaba tan impuesto Días como hoy.

—¿Quién resuelve que a una canción le falta trabajo?

G. G.: Se da natural en el ensayo, sacar canciones entre todos no nos lleva mucho tiempo y ya cuando vemos que no está fluyendo, se descarta de una. Es como con una novia: cuando no hay química, no hay química.

A. F.: Todas estas canciones de Corazón salieron de una.

—¿Y se dieron cuenta que todos los temas hablaban del amor después de que estaban hechos, o fue algo buscado?

A. F.: Nosotros componemos para ese lado, igual no sé por qué siempre nos preguntan esas cosas, porque el amor es un tema universal.

—Bueno, el disco se llama Corazón en reparo.

A. F.: Claro, pero estamos catalogados como una banda romántica y para mí no lo somos. Ponele, ayer me puse a escuchar un disco de La Beriso y habla del amor de una forma mucho más directa de la que hablamos nosotros. Creo que la mayoría de las canciones que escuchamos, desde Buitres a Rolling Stones, son de amor. Y no nos da vergüenza hablar de eso, nos sale así.

—Pero más allá de eso, ¿buscaron que fuera temático?

G. G.: No. Las canciones que están ahí son historias verdaderas, por eso salen. Componer es como una especie de terapia.

—Lo de románticos puede tener que ver con que tienen un uso medio sabinesco de la metáfora también, como en la misma "Corazón en reparo".

G. G.: Justamente ese tema tiene un léxico que no usamos tanto. Pero nos gusta Sabina, Estopa, ese tipo de artistas.

A. F.: "Hotel de los corazones rotos" también. Bueno, ya con los nombres... (se ríe)

—¿Tienen más público femenino que masculino?

A. F.: Sí, nuestro público es femenino en un noventa por ciento. Por eso después tenemos problemas con nuestras novias, todo eso complicado que generan los toques (se ríe).

—¿De dónde surge el "Mantecaso", estas fiestas que están haciendo en Solitario Juan?

G. G.: Porque tocamos en un bar a la vuelta de mi casa, en San Martín y Colorado, que tiene las dimensiones del Solitario Juan y al dueño le dicen "El Manteca". Tocábamos ahí y la modalidad era la misma: terminábamos y nos poníamos a bailar. Entonces ahora que cerró, decidimos hacer estas fiestas en honor al Manteca.

A. F.: Y va en súper ascenso. Antes de fin de año queremos hacer un Mantecaso grande.

—Después de tener un hit como "Días como hoy", ¿se sienten obligados a buscar un tema que ocupe ese lugar?

A. F.: La vara está muy alta. La idea siempre es superarnos, pero eso no depende de nosotros. "Días como hoy" casi quedó afuera del disco porque no nos convencía, la tiramos y explotó. Así que por más que pensemos que algo va a ser un hitazo, la que elige es la gente. Por suerte, para mí, este disco supera ampliamente al anterior en todo, desde el arte.

—Con este disco pienso que es dificil saber a dónde quiere ir La Santa, porque tiene canciones de fogón, y otras que pueden sonar en lo más alto de la fiesta. Es como que están en todos lados y en ninguno.

A. F.: Eso que decís de fogón está bueno, porque para nosotros somos una banda re fogonera. Si la canción funciona en el sillón solo con una guitarra, ya sabemos que va a funcionar. Después, hacemos lo que nos gusta con las canciones.

G. G.: Son nuestras influencias, desde Andrés Calamaro a Melendi. Ahí está todo.

A. F.: Pero no tenemos una definición de la banda. Para mí somos pop rock y nos quedamos por ahí. Pero es según quien los escuche; nos comparan pila con Tan Biónica.

—Pero "Te gusta el sol" es una canción Tan Biónica.

G. G.: Sí, aparecen secuencias y elementos que te pueden llevar a Tan Biónica pero es mucho más guitarrero ese tema, tiene las guitarras adelante. Mantuvimos el power trío del rock.

A. F.: Es más, ese tema lo iba a cantar Chano. Al final pasó todo lo que pasó y no se pudo.

—¿A ustedes les molestan las comparaciones?

A. F.: A veces sí, pero es según como te lo digan. A veces es medio despectivo y te jode.

—Suelen compararlos con No Te Va Gustar. ¿Ustedes toman a esa banda como modelo de trabajo, como ejemplo?

A. F.: Sí, por completo. Por algo están donde están, más allá de la música. No Te Va Gustar incursionó en un camino profesional que para nosotros sinceramente es el camino que hay que seguir.

TRES CANCIONES DE LA BANDA.

Días como hoy - Días como hoy, 2013.

El tema le dio nombre al primer disco de la banda y fue el hit que disparó su popularidad, permitiéndoles llenar varias veces La Trastienda y afirmar su nombre en la escena de bandas rock pop que más suena en radios.

Ayer soñé con vos - "Corazón en reparo", 2016.

Es el corte de difusión de este nuevo disco de La Santa, Corazón en reparo. La letra y la música son de Gabriel Goyén, y es una canción pop fiel al estilo que viene cultivando esta banda. Ya tiene su videoclip.

Te gusta el sol - "Corazón en reparo", 2016.

Goyén y Fynn la eligen como una de las canciones del disco, y es una que corta un poco con el estilo cancionero de la banda. Aunque destacan su caracter guitarrístico, es un electropop que está siempre bien arriba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados