Música

Colección monumental de pianista uruguaya

Se editó una caja de 35 CD y cinco DVD con el arte de Dinorah Varsi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Varsi, gran pianista uruguaya reconocida en Europa y Estados Unidos.

Pocos artistas uruguayos han recibido una retrospectiva tan abarcadora como Dinorah Varsi, una de las más notables pianistas uruguayas del siglo XX. El sello Genuin acaba de editar Legacy, una colección de 35 CD y cinco DVD con sus conciertos, entrevistas, master classes, un documental, un libro de 112 páginas con artículos originales y fotografías que ilustran el notable legado de esta artista.

Las grabaciones van de 1945 a 2004, comenzando con un vals de Chopin, ejecutado por una Varsi de seis años, y culminando con otro vals de Chopin, el bis a su último concierto, en Tokio. En Amazon, sale 145 dólares.

Varsi nació en Montevideo el 15 de noviembre de 1939. A los cuatro años comenzó a tomar clases de piano con Sara Bourdillon de Santórsola. Su primer recital fue el 11 de noviembre de 1946 en el Ateneo de Montevideo, ya con una musicalidad excepcional. Entre 1947 y 1948 hay testimonios escritos por los directores Erich Kleiber, Jascha Horenstein, Clemens Krauss, Hermann Scherchen, Paul Paray, Juan José Castro y los compositores nacionales Eduardo Fabini y Carlos Estrada, profetizando una gran carrera internacional.

El 10 de marzo de 1949 se presenta con la Sinfónica de Belo Horizonte bajo la dirección del maestro Guido Santórsola, interpretando el "Concierto para piano y orquesta en fa menor" de Bach, donde la crítica especializada y el público quedan anonadados por su madurez interpretativa. El 13 de agosto de ese año actúa por primera vez con la Ossodre, ejecutando el mismo concierto conducido por el maestro Vicente Ascone.

El 28 de mayo de 1952 actúa por primera vez en el Solís con la orquesta de Audem como solista del "Concierto en re menor" de Mozart. Tres años después se presenta con la Ossodre interpretando el Concierto nº 2 para piano y orquesta de Rachmaninoff, dirigida por el chileno Víctor Tevah. El 5 de septiembre de 1956 actúa otra vez con la Ossodre interpretando el "Concierto en sol mayor" de Ravel,dirigida por Edouard van Remoortel. El crítico Roberto Lagarmilla expresó: "Varsi demostró palmariamente su superioridad sobre los demás pianistas uruguayos de su generación, que los hay en cantidad y brillantes".

El 16 de julio de 1957 interviene en el Quinteto de Shostakovich con el "Cuarteto de Cámara Erich Kleiber". Al escucharla el maestro Paul Kletzki quedará maravillado con su talento y será él quien la introducirá en Estados Unidos.

Desde entonces, desarrolló una carrera internacional que la llevó a ganar concursos internacionales de los más prestigiosos. empezando en 1959 cuando gana por unanimidad el "Concurso Internacional de Piano George de Lalewicz" en Buenos Aires. Entre 1961 y 1964 es galardonada en varios concursos en Ginebra, el "María Canals" de Barcelona y el "Harriet Cohen" de Londres. En Nueva York toma clases de Leonard Shure, alumno dilecto de Artur Schnabel y antes en París con Blanche Bascourret de Gueraldy (quien fuera la maestra de Sara Bourdillon) en la École Normale de Musique, con las mejores calificaciones.

En 1969 regresa a Montevideo e interpreta con la Ossodre el Concierto n° 2 de Brahms, bajo la conducción del maestro Howard Mitchell.

En 1971 se le encomienda la elección de un Steinway & Sons de cola para conciertos que sería donado por la embajada de la ex República Federal de Alemania al Sodre para reponer el instrumento que fuera dañado en el devastador incendio del 18 de setiembre de ese año. Varsi se traslada a Hamburgo donde se fabrican estos pianos y elige uno de una calidad excepcional, hoy en la Sala Vaz Ferreira; la Sodre nunca le permitió tocar en ese piano. En 1987 la NDR realiza un documental sobre ella, Retrato de una pianista. El 31 de mayo de 1989 en la Sala Brunet ofrece el que sería el recital de despedida de su patria. Lamentablemente, el Concierto nº5 de Beethoven con la Ossodre, programado para el 3 y 4 de junio, no se llevó a cabo debido a un conflicto gremial. Desde 1990 a 1996 se desempeña como profesora invitada en la Escuela de Música de Karlsruhe. En 2004 realiza una serie de conciertos en Japón y en 2009 se retira de su actividad como concertista.

Chopin fue el músico predilecto de Dinorah ya que creció tocando sus obras y las grabaciones de sus dos conciertos de piano aún son consideradas como referentes por la crítica especializada. Varsi no solo se dedicó a dar conciertos, sino que impartió numerosas master class en diferentes universidades de Europa. Supo transmitir con claridad todo lo que había aprendido de sus maestros y al mismo tiempo sus apreciaciones personales, se iban renovando con el transcurso del tiempo para perfeccionarlas cada día más.

Para sus alumnos, no fue solamente una docente; fue como una madre que sabe dar el apoyo a sus hijos en todo momento. Supo luchar estoicamente con una cruel enfermedad, falleciendo en Berlín el 17 de junio de 2013. Si bien no tuvo hijos, sus sobrinos Mauricio y sus queridos alumnos, llenaron ese profundo vacío. Parafraseando al poeta Fernán Silva Valdez: "Los árboles que no dan flores, dan nidos", Dinorah dejó en su breve paso por este mundo muchos nidos de amor y cariño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados