MÚSICA

El código músical de una generación

Lindo haberlo vivido para poderlo contar. La irrupción justito a mitad de la década de 1980 de Love, el segundo disco de The Cult fue un acontecimiento generacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ian Astbury. Foto: Instagram oficial The Cult

Los videoclips de "She Sells Sanctuary" y "Revolution" y su estética que era un sincretismo de iconografía rockera, impactó a los muchachones de aquella época. El anuncio de su segunda visita a Uruguay, 26 años después de la primera, y el interés demostrado en la venta de entradas revela la permanencia de ese momento en la memoria; The Cult estará en La Trastienda, el 25 de setiembre.

Y escuchado hoy cuando las nieves del tiempo platean las sienes de alguno de aquellos primeros seguidores locales, Love sigue siendo un gran disco. Formados alrededor de Ian Atsbury y Billy Duffy en 1984, Love es, además, un disco de transición que combina su pasado gótico y su futuro vinculado a un rock and roll pesado, un cambio en el que Los Angeles tiene que haber tenido un peso. El disco se convierte así en un híbrido interesante donde la banda no afloja el pedal, rockeando cuando se lo precisa o jugado a ciertas sutilezas en otros momentos.

Y es en esa combinación donde The Cult consigue su mejor momento. No es que lo que siguiera haya estado mal (Electric y Sonic Temple tenían muy buenas cosas) pero si a canciones como "Rain" se le suma el cariño de la memoria, Love es un clásico.

The Cult

Disco: Love

¿Está online? Sí, en Spotify. Datos: La llegada de la banda a Uruguay, a fines de septiembre, obliga a repasar uno de sus más grandes clásicos editado en 1986.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)