MÚSICA

Clásicos del pop sueco en versión uruguaya

Coralinas y la Sinfónica de Montevideo rinden hoy tributo a Abba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carmen Pi dirige a Coralinas. Foto: archivo El País

Este año, la Banda Sinfónica de Montevideo decidió que su clásico concierto de la Noche de la Nostalgia iba a ser temático y con invitados: por eso convocó a Coralinas, el coro que dirige la cantante Carmen Pi, para realizar Mamma mia!, un tributo a la banda Abba. Fue un éxito, así que lo repiten hoy a las 20.00 en la sala principal del Teatro Solís, con entradas a 150 pesos que están prácticamente agotadas (quedan las últimas en Tickantel y boletería).

Esta vez, a diferencia del show del 24 de agosto, habrá seis espectadores presenciando el concierto desde el escenario.

"Estamos trabajando desde marzo porque somos un grupo grande y sólo podemos ensayar los fines de semana", cuenta Pi, que es directora de Coralinas pero en este espectáculo también ocupará el rol de cantante.

Martín Jorge, el director de la Sinfónica montevideana, se contactó a fines del año pasado con Pi y le propuso adaptar los temas de Abba en la versión de la película musical Mamma mia! para un show conjunto. Y Pi no demoró en dar el si. "Creo que al repertorio que nos dio Martín le hicimos dos cambios y no hubo ningún problema. Los temas que hacemos son los más recordados", cuenta.

Carmen Pi dice que de niña escuchaba mucho "Chiquitita", uno de esos hits de Abba que estaba de moda. "Pero la escuché tanto que le tenía un poco de idea, y ahora me volví a amigar. Me di cuenta que conocía muchísimas más canciones de las que pensaba, pero muchísimas", relata de su experiencia.

"Nos encontramos con grandes canciones y grandes melodías. Disfruté mucho enseñarlas a las Coralinas", dice la directora. Para las integrantes del coro, el vínculo con esta icónica banda sueca es diferente, porque son veinteañeras. "Pero ellas son muy amplias musicalmente, así que conocían un montón de temas", destaca Pi.

Festejo.

Para Coralinas, este coro femenino del que han surgido cantantes solistas como Victoria Solé, Belén Cuturi o Papina de Palma, llegar al Teatro Solís también es una instancia de festejo, porque su historia viene de hace muchos años.

"Con la mitad de Coralinas trabajamos juntas desde el coro de niños, entonces llegar a este momento desde aquel proyecto hasta estar parada en el Solís, es algo para decir: ¡mirá dónde llegamos! Mirá a dónde llegó todo este trabajo hecho durante años, porque ya hoy son mujeres adultas, con sus carreras y proyectos personales", destaca Pi de este nuevo desafío. "Pero el sentimiento de Coralinas sigue siendo muy fuerte, tenemos la camiseta puesta".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)