"Chasing Yesterday", del grupo del ex oasis Noel Gallagher es el más vendido

El clásico disco de vinilo volvió y es un boom de ventas en Gran Bretaña

El disco de vinilo había quedado en el ostracismo al igual que sus sucesores, el casette, y los formatos digitales, pero en Gran Bretaña superaron la nostalgia y se convirtieron en un boom de ventas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
DJ

Los discos de vinilo, que parecían objetos de culto para salvar en costosas colecciones, reviven en cambio en Gran Bretaña, donde ya son un boom que supera a la mera nostalgia.

Según la BBC, las ventas en 2014 alcanzaron el récord de los últimos 18 años, llegando a 1,3 millones de ejemplares. Y se prevé un aumento del 70 por ciento en los próximos meses, tocando los dos millones en 2015.
Frente a este éxito, la Official Charts Company creó incluso una clasificación semanal dedicada sólo a los discos tradicionales.

Se trata en gran parte de títulos nuevos, recién producidos por las casas discográficas, que están proponiendo a sus artistas cada vez más sumar el vinilo al CD y los lanzamientos en línea.

En el primer chart, lanzado esta semana, está "Future Hearts", el último álbum del grupo pop punk "All Time Low", mientras a la cabeza de la clasificación de simples, siempre en vinilo, está "Baby Wants to Ride", de Underworld vs Heller & Farley.

Desde el comienzo del año, el álbum que vendió más es "Chasing Yesterday", del grupo Noel Gallagher's High Flying Birds. El ex Oasis es el "rey del vinilo", pero después de él hay también leyendas de la música como Pink Floyd, Bob Dylan y Led Zeppelin.

Entretanto el 18 de abril se realizará el Record Store Day, la fiesta de discos tradicionales creada hace ocho años en la que participan miles de negocios de todo el mundo, aquellos donde aún se pueden revolver las bateas para descubrir alguna joya en largas filas de LP.

Las ventas de vinilos habían llegado a su mínimo histórico en 2007, cuando se compraron poco más de 200.000 ejemplares, que representaban el 0,1 por ciento de todo el mercado de álbumes, frente al 1,5 por ciento de 2014.

Sin duda, no son números comparables a las ventas en otros soportes, pero revelan un fenómeno en aumento.

"Se trata de una pequeña parte de todo el negocio", dijo Martin Talbot, jefe de la Official Charts Company.

"Pero el hecho singular es que habitualmente se ven llegar nuevos formatos y aumentar en popularidad, llegar a la cumbre y luego disminuir hasta desaparecer", agregó. Esta vez en cambio no es así.
Tras el gran éxito de los años 60 y 70, con el boom del rock y el pop, la declinación de los años 80 y 90 con el cassette y el CD, ahora hay en cambio una insólita recuperación que hace que los discos sigan girando

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados