Julio Iglesias se despide con “México”, un disco clásico

El clásico adiós de un eterno seductor

Con más discos grabados que años vividos, Julio Iglesias está pronto para retirarse de la industria discográfica. Cansado de luchar contra la piratería pero con energías para seguir dando shows en vivo, el madrileño lanzó México, un álbum tributo que oficia de despedida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Iglesias anunció que este será su último disco de estudio.

Iglesias ha tenido un romance intenso con el público mexicano desde sus comienzos artísticos, y esta retirada a medias lo deja en claro. El cantante eligió un puñado de temas románticos y se los dedicó a uno de los países en los que más popularidad ha tenido. De hecho, acaba de presentar este álbum en una minigira por allí, con buen resultado.

Con 72 años, más de 80 discos y un estilo bien definido, nadie esperaba que con México Julio Iglesias fuera a dar algo de lo que ya no había dado. Es, justamente, un disco con el sello Julio Iglesias, uno para que adoren y atesoren sus más fervientes admiradores.

Pero tiene la particularidad, más allá de ser el último, de marcar el regreso de Iglesias a la canción en español en un álbum. Durante la última década había editado discos en inglés y francés, y con México se reencuentra con su característico vibrato, su susurro y la parte más melódica de su idioma natal.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Por momentos se vuelve monótono este trabajo, con un beat constante bien ochentero, y es particularmente chocante la versión de "Y nos dieron las diez", muy alejada de la de Joaquín Sabina (bien por el riesgo) y poco convincente.

En la otra punta, "Sway" tiene un swing interesante que corta este repertorio empalagoso (hay canciones archiconocidas como "Usted"o "Échame a mí la culpa"). No es que la letra no sea también cursi, pero el cha cha cha levanta el espíritu.

Iglesias ha tenido sus instancias bailables; cómo olvidarse de "El bacalao". Pero lo suyo siempre ha sido la seducción, la galantería que tan bien le sale. Y México es un regreso a eso y una despedida a la altura de su extensa carrera. Mientras tanto, el show continúa en vivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados