MÚSICA

Una ciudad homenajea a uno de sus músicos

Paysandú saludó al director Héctor Pintos Tognola.

En Paysandú el 5 de noviembre pasado se inauguró el Espacio Héctor Pintos Tognola en homenaje al compositor, director de coros y organista nacido el 9 de julio de 1927 en la ciudad de Algorta, departamento de Río Negro, y fallecido en la capital sanducera el 17 de enero de 2015.

Paysandú lo adoptó como a uno de sus hijos dilectos, ya que desde sus seis años su familia se radicó allí, y él retribuyó a través de su incansable labor. Se inició en la música integrando coros escolares, y posteriormente estudió piano con los profesores Sara Culshauo y Darío Peretti, y órgano con Bernardo Lomagno. En 1950 conoce al maestro Eric Simon, reconocido director de coros, que lo invita a integrar su coro polifónico Amigos del Arte. Con el tiempo Simon le asigna el cargo de maestro preparador, que desempeñará hasta mediados de los años sesenta. Luego su carrera continúa con destacado impulso, hasta que en 2002 funda el coro de la Sociedad Suiza de Paysandú.

El museo que hoy lleva su nombre se encuentra ubicado en el hall de la Escuela Municipal de Música, en Leandro Gómez 1028. En el acto estuvieron presentes sus hijas Cristina y Gabriela Pintos Molinolo, quienes firmaron el documento de donación y custodia de las obras del maestro. El tenor Américo Chirigliano interpretó dos obras de su autoría, Canto a mi patria y Vidalita.

Sus hijas, visiblemente emocionadas, agradecieron a las autoridades por la creación de este museo que mantendrá viva su memoria. Cerrando este homenaje se exhibió un audiovisual donde Pintos Tognola, desde el órgano de la basílica de Paysandú, cuenta sus vivencias en relación a ese instrumento que lo cautivó desde el primer día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados