MÚSICA

Como en el cine pero en el Solís

El compositor español José María Sánchez-Verdú está radicado hace muchos años en Alemania, donde trabaja y enseña. Fue precisamente en ese país donde le surgió la idea de componer una banda sonora para el gran clásico del cine de terror como lo es Nosferatu del cineasta alemán Friedrich Wilhelm Murnau.

La música que fuera escrita especialmente por Hans Erdmann (1882-1942) para este film en 1922 se ha perdido. Es por eso que muchos compositores han creado bandas sonoras para acompañar la película. Una de las más recordadas es la de James Bernard (1925-2001) de 1997.

Sánchez-Verdú estrenó su banda sonora para Nosferatu el 26 de abril de 2003 en el Teatro de la Zarzuela con la Orquesta de la Comunidad de Madrid dirigida por José Ramón Encinar. Después de haber recorrido importantes ciudades de Europa llega a las dos capitales del Río de la Plata esta producción que muestra cómo se pueden perfectamente amalgamar un film mudo de 1922 con una música escrita en el siglo XXI.

El compositor gaditano ha expresado: "La música que compuse está unida a los colores y al ritmo que Murnau imprimió a la acción y a la trama psicológica". Explica que el coro de mujeres encarna el mal y que cada vez que aparecen textos encriptados ellas no sólo cantan sino susurran y suspiran. Los instrumentos representan personajes: Nosferatu en el sonido del acordeón, Orlof en el fagot, Ellen en el oboe mientras los fenómenos extraños de la naturaleza son evocados por el grupo de los metales. Para su autor todo tiene una razón de ser. Considera que los momentos más logrados son la apertura del ataúd, cuando se apaga la vela y la música suena al aire, el reloj de cuco ,la llegada del personaje principal al castillo y la muerte de Nosferatu y de Ellen.

Sin duda, el talento musical de Sánchez-Verdú combina a la perfección con el film de Murnau, la música está tan ajustada con las imágenes que parece que si la separásemos del film no trasmitiría las mismas sensaciones. Si no supiéramos que la Filarmónica estaba en el foso sería como estar en un cine y no en el Solís.

La orquesta respondió brillantemente a las indicaciones del compositor y demostró estar preparada para propuestas diferentes , que sirvan para atraer nuevos públicos, especialmente de los más jóvenes. El virtuoso acordeonista vasco Iñaki Alberdi tuvo una participación clave en la música de esta banda sonora, ya que el clímax que creaba la sonoridad de su instrumento era esencial para el film. No podemos dejar de mencionar la participación especial de las coreutas compatriotas Marianne Cardozo, Beatriz Lozano, Sofía Drever, Anna Pimentel, Carolina Rotela y Claudia Drescher que desempeñaron eficientemente su labor.

Orquesta Filarmónica de Montevideo

Sánchez Verdú. Teatro Solís, 28 de octubre.

Director: José María Sánchez-Verdú. Solista: Iñaki Alberdi (acordeón).Programa: Música especialmente compuesta para el film " Nosferatu,una sinfonía de horror" por José María.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados