VERANO 2021

Cinco momentos claves en la historia de Medio y Medio, un "espacio de resistencia"

El restaurant y club de jazz cumple 25 años y antes de inaugurar la temporada, su director artístico repasa noches inolvidables

Charly García y Ruben Rada en Medio y Medio. Foto: Gentileza Medio y Medio
Charly García y Ruben Rada en Medio y Medio. Foto: Gentileza Medio y Medio

Es un restaurant y un club de jazz de larga data, un escenario que verano tras verano asegura que la música suene en Portezuelo. Para algunos será punto de encuentro; para otros, cita obligada, pertenencia. Para Leandro Quiroga, director artístico de este restaurant y club de jazz que es un proyecto familiar, Medio y Medio es, sobre todo, un espacio de resistencia.

A punto de inaugurar la 25° edición del festival musical, Quiroga asegura que allí se genera una programación sin pensar “en el negocio sobre la propuesta artística”, más allá de que el equilibrio entre ambos factores es imprescindible. “Promulgamos además el espíritu ecléctico en la escucha de la música, y eso también es una manera de dar una pequeña batalla plural en términos culturales”, sigue en charla con El País. Y agrega “una cuestión humana”, la de rescatar a artistas que alguna vez estuvieron por fuera del circuito de la industria y darles un lugar donde hacer sus canciones, de David Lebón al controversial Gustavo Cordera.

Aparte están, claro, los avatares económicos. “Nosotros no suspendimos ni siquiera en el verano del 2002”, dice Quiroga para dimensionar esa resistencia de la que habla. “Y no suspendimos este año, y mirá que nos está costando mucho”.

leandro quiroga medio y medio
Leandro Quiroga es el director de Medio y Medio, icono de Punta Ballena. Foto: Ricardo Figueredo

Para el productor argentino, que además es vocero de Uruguay es Música, la actual es, sin dudas, la temporada más difícil que ha atravesado Medio y Medio. La ocupación está por debajo de la mitad de años anteriores y solo pudieron tomar a la mitad del personal. “Eso es duro de verdad, porque uno mal que mal se acomoda; yo no vivo con resto, pero siempre tenés herramientas. Pero hay mucha gente que no. Por eso una palabra que está de moda, la empatía, tiene que ser mucho más amplia y compleja, y menos egoísta que la manera en que se presenta. Porque va mucho más allá del ‘quedate en casa’”, reflexiona.

Sin embargo, dice que nunca estuvo en duda la realización del festival que, tras una reprogramación obligada por la última suspensión de los espectáculos públicos del Poder Ejecutivo, inaugurará hoy con la primera fecha de la jam que lidera el argentino Zorrito von Quintiero. La grilla va hasta febrero y es variada y cargada.

2021

Los detalles de los shows para esta temporada

La temporada 25° de Medio y Medio quedó inaugurada el pasado sábado, con un evento para músicos, productores, empresarios y periodistas que contó con show en vivo.

Formalmente, la actividad comenzará esta noche y 2021 tendrá dos particularidades: todos los shows serán en el escenario al aire libre y comenzarán a las 21.30. Las entradas están en Redtickets. Hoy será la primera fecha de la jam No Dejes Nunca la Música, de Zorrito Von & Los Gustocks, que repetirá todos los martes de enero. El jueves habrá un homenaje a Ruben Rada y Hugo Fattoruso con los hijos de ambos; viernes y sábado estará Gustavo Cordera y su banda; y a lo largo de enero tocarán Fattoruso con Laura Canoura, David Lebón, Coti Sorokin, Fernando Cabrera, Loli Molina con Nicolás Ibarburu y Campo. Hasta el 27 de febrero habrá 26 shows.

“Quizás el anuncio de diciembre fue el único momento de angustia real que tuve, sobre todo por lo injusto”, admite Quiroga, que se considera “naturalmente optimista”. En ese sentido, no pudo realizar los planes que tenía para este 25° cumpleaños —fiestas, artistas de mayor escala e incluso sacar Medio y Medio a nuevos espacios—, pero espera hacerlo todo en 2022, en unos “26 años reloaded”, bromea.

De cualquier manera, la temporada tendrá artistas de Argentina, Uruguay y Brasil, como siempre. Y adelanta un cierre mexicano que será en Semana de Turismo, con Julieta Venegas.

Antes de entrar en una nueva tanda de shows, Quiroga repasa sus cinco momentos más especiales en la historia de Medio y Medio.

Las charlas con El Sabalero

“Tengo dos conciertos muy guardados en mi memoria, particularmente uno en el que contaba cuentos. Viví con él la manera que manejaba el decir, la manera que tenía de ser artista. Esa noche nos fuimos a un boliche muy puntaesteño como Moby Dick, nos clavamos en la barra y nos quedamos ocho horas. Y mucha gente sabía quién era y de golpe estaba pidiendo un trago, miraba para el costado y decía: ‘¡¿Sabalero, qué hacés acá?!’ Viví charlas hermosas. Yo soy muy amante de la figura popular en la música; me he nutrido mucho de ellos para ser quién soy o producir como produzco, y para mí el encuentro con él fue de los más valiosos. Su obra y manera de ser me parecen fundacionales”.

Charly García: camarín, lucidez e historia

“Me quedó muy grabada una noche de hace dos años atrás, un concierto de Ruben Rada; estaba (el brasileño) Lenine acá porque tocaba al día siguiente y se vino al camarín a estar un poco con Rada, y cayó Charly. Ese camarín fue muy especial. Encima después Charly decidió subirse al show de Rada, y se dicen muchas cosas, pero es un tipo que tiene una lucidez por momentos muy sorprendente, muy García al cien por ciento. Ese día decide que sube, que quería tocar tales temas, y todos pensando a ver qué se acuerda. ¡El tipo se subió y se sabía todos los arreglos! Cantó, hizo chistes; fue una noche muy especial por la dimensión histórica que esto tuvo”.

Fito Páez, la "autoinvitación" y el sueño cumplido

“Trabajé con él haciendo conciertos en diferentes lugares, y un día que ya estaba la programación corriendo, en 2005, me llama y me dice: ‘Van todos menos yo a tu boliche’. Y yo le dije: ‘¿Cuándo querés venir?’ Marcamos una fecha muy pronta, lo anunciamos fuera de programa, le pregunté qué quería hacer y me dijo: ‘Quiero tocar en la sala chica y con los Fattoruso. Ese es mi sueño’. Y armamos tres noches de él con Hugo y Osvaldo, y fueron joyas de la música en general. Que se grabaron en audio y video, a tres cámaras; es un tesoro que tiene Fito guardado. Ojalá salga”.

Albert Plá, un fuera de serie

“El concierto que más me sorprendió porque no me esperaba una cosa así, y fue fascinante, fue el de Albert Plá. Dio un concierto descomunal, descomunal. Yo lo había visto alguna vez, obviamente sé de su trascendencia e importancia, pero lo que hizo acá fue de una calidad artística y de performance fuera de serie. Ahí vuelvo a la resistencia; que un artista como él esté programado en Punta del Este es un poco una resistencia”.

El helado y la magia de Skay Beilinson

“Los tesoros más grandes que tiene Medio y Medio son los que van sucediendo alrededor del escenario. La primera vez que vino Skay, en la prueba de sonido yo lloré mucho, mucho. Era muy fanático de Los Redondos desde que era chico, vi todos los míticos Obras, y verlo acá, trabajar toda esta idea de venir con él a un lugar tan pequeño para su contexto, y que después lo repita siete años seguidos... Verlo con (su mánager y pareja) Poli, charlando con Lito Vitale que les produjo el primer disco a Los Redondos, y con Hilda Lizarazu en el parque mientras él iba y venía de la prueba de sonido, y se tomaban un helado (se ríe). Era muy gracioso y tiene que ver con la calidez de espacio que tenés que generar para que esas cosas sucedan. Trabajamos mucho en que las previas sean de felicidad”.

uruguay es música

La industria, el coronavirus y las respuestas

Leandro Quiroga es uno de los voceros del colectivo Uruguay es Música y estuvo, la semana pasada, reunido con el presidente Luis Lacalle Pou para hablar de la crisis que vive la industria musical y la cultural toda.

"Tenemos claro que tenemos por delante por lo menos un año y medio, dos, que vamos a tener que reformular la forma de trabajar", dice Quiroga, y entiende que tener los espectáculos públicos en funcionamiento "es muy importante, pero esto al sector no lo saca de la emergencia". Es, opina, "una puerta simbólica", pero cree que urgen otro tipo de soluciones y señala que los subsidios que ha dado el gobierno a los artistas han sido "mal comunicados y por montos irrisorios".

Quiroga resalta que en todas las actividades generadas desde julio hasta ahora en las salas de la órbita Uruguay es Música, hubo casi mil shows, circularon unas 100.000 personas y no hubo un solo brote de coronavirus. Por eso, opina que lo fundamental es trabajar en "cómo hacer entender que estas medidas no son flexibilizaciones hacia un escenario más riesgoso; todo lo contrario, son aperturas de espacios seguros para combatir los lugares riesgosos de verdad. Y encima eso sostiene empresas y espacios de trabajo, propone una reactivación económica a sectores que lo necesitan desesperadamente. (...) Prohibir nunca va a ser el camino, ni siquiera en esta situación tan delicada. Lo que hay que hacer es atender a la gente joven para ver cómo les das esa posibilidad de vivir su vida en la etapa en la vida en que están, porque es la manera de cuidarlos a ellos y a los grandes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados