MÚSICA

Chopin en el Solís de la mano de Bruno Gelber

El maestro habló de su nexo con Uruguay horas antes del concierto de hoy.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bruno Gelber. Foto: DIfusión.

"De ninguna manera se puede hablar de público latinoamericano. Cada público es distinto. Los públicos no se parecen en ningún país: cada público es distinto", afirmó a El País el pianista argentino Bruno Gelber, que hoy a las 19.30 subirá al escenario mayor del Teatro Solís para protagonizar una gala de piano. El artista se presentará junto a la Orquesta Filarmónica de Montevideo, bajo dirección de su directora artística, Ligia Amadio. Tickantel, $ 150, $ 350 y $ 700.

El repertorio tendrá como pieza principal el Concierto N° 1 de Frédéric Chopin, que se completará con dos poemas sinfónicos: La Isla de los ceibos del autor nacional Eduardo Fabini, y Muerte y transfiguración de Richard Strauss.

"Para tocar Chopin hay que tener corazón grande, que funcione bien y que sea muy permeable a la emoción que tiene el concierto, que es absolutamente divino", comentó ayer a El País Gelber.

"Siempre vengo cuando me llaman, porque quiero mucho a Uruguay, un país que a pesar de ser tan chico, tiene una historia musical muy grande. Con una historia pianística enorme. Y actualmente tienen a Raquel Boldorini, que es una maravilla. Y que estaba mal de la mano derecha, y tocó el concierto de Ravel para la mano izquierda, que el compositor había escrito para un amigo, que había perdido un brazo en la guerra. Hay que tener coraje de hacerlo, porque es muy difícil", afirma.

"Me encanta Montevideo, y me parece que nosotros deberíamos tener una costanera como esta", agrega el maestro, que acaba de llegar de una gira por Europa, adonde volverá luego para dar otra serie de conciertos.

"Los admiro mucho, y me siento en un país muy educado, muy cortés. Sé que no nos quieren mucho a los argentinos. No lo digo con sorna. Pero nosotros que tenemos tantos defectos, apreciamos de todo corazón la educación y gentileza proverbial que tienen ustedes", remata el maestro, una leyenda viva del piano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)