ENTREVISTA

Chico Novarro: "El escenario es una manera de vivir"

El legendario compositor y cantante argentino llega este jueves al Teatro Metro

Chico Novarro
Chico Novarro, vuelve a Montevideo. Foto: Difusión

Desde 1947, año en que hizo su primera gira, a los 13 años, no ha parado de andar. Como compositor y cantante, ha llevado su arte durante décadas y décadas por la región y el mundo. Pero además, sus creaciones han sido interpretadas por las figuras de toda magnitud, desde Luis Miguel a Juan Carlos Baglietto. Y su carrera sigue adelante: este jueves a las 21.00 se presentará en Teatro Metro, con su show Algo contigo. Y lo hará acompañado por el cantante de tango Nelson Pino, junto a la orquesta de Raúl Medina, quien será el director musical del espectáculo.

Junto a un selecto grupo de artistas invitados (Julio Cobelli, Jimena Molina, y la cuerda de tambores de los hermanos Silva), el reconocido compositor argentino promete recorre un amplio repertorio, que irá de tango a la música romántica. “Yo amo Uruguay desde hace muchos años. He tenido casa ahí, y tengo residencia uruguaya. Es un lugar donde siempre tengo ganas de volver, sobre todo a Montevideo, una ciudad que me encanta. Hace unos años estuve ahí grabando un disco, con músicos uruguayos buenísimos, encabezados por el maestro Raúl Medina, con quien ahora vuelvo a trabajar en este show.

En aquel disco también trabajé con Osvaldo Fattoruso en batería y los tamboriles, que a mí me encantan. Yo fui baterista muchos años, o sea que todo lo que sea parches, me gusta”, explica Chico Novarro, un artista que ha atravesado varias generaciones y varios géneros musicales, desde sus años en Club del Clan, de 1962-1964, hasta hoy. “Los intérpretes uruguayos han grabado muchos mis canciones, como Olga Delgrossi. Rubén Rada cantó conmigo en un disco. Tantas tertulias he tenido en Uruguay, y hasta alguna noviecita tuve ahí en mi época de muchacho”, comenta con humor.

-Usted ha recorrido muchos géneros musicales, y en el bolero parece sentirse muy cómodo.

-Cierto. Yo en mi juventud estuve viviendo en Colombia, donde acompañé a muchos cantantes importantes que cantaban temas románticos, como Luis Demetrio, autor de La puerta. Con él nos hicimos muy amigos, y aprendí un montón de cosas. Y me empecé a meter en el terreno de la composición, allá por el año 60 y pico. Y cuando volví de Colombia ya tenía compuestos dos o tres temas melódicos. Y como venía del jazz, traté de impregnar con ese tono jazzístico a mis boleros y baladas. Y gustaron. Tuve el honor que Tito Rodríguez me grabara, el gran cantador portorriqueño. Fue el primero que grabó mi bolero Como, que luego lo tomó Luis Miguel.

-¿Cómo nació Algo contigo.


-Me río porque fue divertido. Yo fui a un lugar, con una chica que estaba saliendo, después que me separé de mi primera mujer. Y la chica era muy inteligente y muy graciosa. Y había una cantante, y yo la saludé con la mano, y la chica que me acompañaba me dijo, ‘esa chica tiene algo con vos’. Y yo le dije que era una colega nomás. Y a mí me quedó la expresión en la cabeza, “hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo”. Esa frase surgió primero, pero luego estuve como seis meses para poder terminarla. Y ahora, todos los días me la piden de algún lado, sobre todo en España. 

Chico Novarro
Chico Novarro, un compositor de larga trayectoria. Foto: Difusión

-Para usted es más difícil ponerle letra a una música, o música a una letra.

-Las dos cosas son difíciles. Yo tengo una formación musical que me pone en órbita. Como tengo esa base, la música me cuesta menos. La letra para mí es un desafío. Sobre todo después que Eladia Blázquez me convenciera de escribir un tango. Porque una cosa es escribir un bolero y otra un tango. El tango tiene un compromiso más profundo. Y tiene nuestro idioma, nuestro paisaje. Y ella me insistió, y surgió Nuestro balance, mi primer tango.

-Con Nuestro balance ganó en el Festival de Parque del Plata en 1965.

-Sí, lo compuse en Uruguay, en el trayecto de Montevideo a Punta del Este. Yo lo hice para que lo cante Raúl Lavié, y él decidió cantar una balada, que también se la hice yo. Y nos presentamos en Parque del Plata y ganamos los dos, cada uno en una categoría. 

-¿Cómo recuerda sus años en Club del Clan.

-Hermosos. Cada tanto nos vemos con los muchachos. Pensar que han pasado más de 50 años. Marcó época, más en Montevideo que en Buenos Aires. Íbamos a un programa de televisión una vez por semana, y se armaban unos revuelos. Cantidad de gente en todos lados, jóvenes que no nos dejaban salir del canal de televisión. Me acuerdo que con Palito Ortega fuimos a un hospital muy importante en Montevideo, a visitar a los chicos. Anduvimos mucho por Montevideo.

-Antes la televisión tenía otra relación con el mundo del escenario.

-Era otra cosa, era otra cosa. Yo digo que la televisión murió. Ahora se dedican a otra cosa, que no tiene nada que ver. Antes había espectáculos musicales en televisión, gente que cantaba, actuación. Incluso buen teatro. Ahora no. Ahora hay cositas intrascendentes. Pero bueno, estamos viviendo una época muy distinta a la anterior. Cuesta un poco adaptarse, pero hay que hacerlo. Si no el tren sigue de largo.

Nelson Pino
Nelson Pino compartirá escenario con Novarro. Foto: Difusión

-Usted trabajó mucho con Jorge Porcel y El Negro Olmedo.

-Muchísimo. A los Sofovich se les ocurrió que yo era para el humor. Y me divertí mucho, tanto con Porcel como con Olmedo. Claro que yo siempre me sentí más músico que humorista. Era más comunicativo Olmedo, yo he tenido más acercamiento a él que a Porcel. Pero Porcel era muy gracioso. Vivía contando cuentos. Y yo le decía, “Bo, Gordo, ¿estás tomando pastillas para mentir?”.

-Su padre era zapatero.

-Sí, mi papá era un zapatero remendón, muy simpático, muy alegre. Lo querían mucho los vecinos. Tuve una linda infancia. Yo nací en Santa Fe, pero después nos fuimos a Córdoba. En Santa Fe había algo que tenía mucho que ver con Uruguay: las murgas, el carnaval, las comparsas. Yo vivía a la vuelta del Regimiento 12, y me gustaba el tambor. Y me gustaban mucho los parches, los tambores, las trompetas. Y me metía en cuanta murga me invitaban. Y después, cuando fui a Montevideo, vi bien todo lo que era eso, lo palpé, lo sentí. Yo admirador del candombe uruguayo. Incluso con Eladia Blázquez, hemos compuesto un candombe dedicado a las dos naciones: Candombe de dos orillas. Que ahora cuando vaya a Montevideo voy a cantar. Eladia fue mi gran maestra, una mujer muy derecha, muy recta. Una gran artista, una gran compositora. Tocaba bien el piano, y la guitarra. Un talento único: no he conocido a nadie con ese talento.

-Usted ha hecho muchas giras a lo largo de su carrera.

-Desde los 13 años. Muchísimos kilómetros recorrí. Donde necesitaban un músico dispuesto a viajar, ahí estaba yo. Cuando era músico tocaba en Córdoba, y recorrí la provincia de Córdoba y Santa Fe. Y llegué hasta Bolivia. Y formábamos conjuntos: en Chile estuve dos años. Y luego en Colombia: todo eso me dio mucho aprendizaje, y conocimiento de la música en América Latina.

-El escenario es agotador.

-Sí, claro. El escenario es un modo de vivir, una manera de vida. Últimamente tengo mucho estrés antes de un estreno. Ahora, cuando estoy en el escenario, me siento como pancho. Ahí pierdo el estrés. 

recuerdos

Un creador al que siguen las estrellas

“Me sorprende gratamente la cantidad de gente que está grabando mis canciones, sobre todo Algo contigo, Cuenta conmigo, Amnesia, Como, y otras. Me sorprende que elijan estas canciones melódicas, que están teniendo mucho predicamento acá en América y sobre todo en España. Rosario Flores ha elegido canciones mías, también Ana Belén, y Rubén Blades. Juan Carlos Baglietto hizo Carta de un león a otro, una canción que en su momento adoptaron los jóvenes en su época, años 70 y pico, por su mensaje que tiene sobre la libertad. A mí eso me emociona mucho porque son intérpretes que yo admiro muchísimo”, confiesa el músico con emoción.

“Y ahora este show en Montevideo es como un homenaje que me hacen, donde hay unos chicos que van a cantar canciones mías. Creo que es un show en el que no va a faltar nada. Porque Raúl Medina es un profesional espectacular, y conoce todo mi repertorio. Lo que sí no me quiere decir cómo va a ser el espectáculo. Sé que tienen preparadas varias sorpresas, que me van a hacer piantar un lagrimón”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)