DE AIRE FM A MONTEVIDEO TROPICAL

Charlie Sacco, la voz estrella de la radio más escuchada: "Si querés divertirte, bailás plena"

El responsable del programa "La Hiena" de Aire FM, 100.3, debuta como curador de Montevideo Tropical y habla de la música tropical y de su historia

Charlie Sacco. Foto: Marcelo Bonjour
Charlie Sacco. Foto: Marcelo Bonjour

Ahí, cruzando el portón y el patio con un níspero, entre un gimnasio y una ferretería; ahí, en un cuarto pequeño y más bien oscuro en una casa estándar; ahí donde se instaló provisoriamente cuando, en 2003, La X bajó su llave, funciona la radio más escuchada en Uruguay hace una cantidad de años. No hay ni ventanales ni portero eléctrico ni recepcionista ni banners ni nombre alguno de conglomerado de medios, y sin embargo, ahí, como si quisiera pasar desapercibida, está Aire FM, a unos metros de la salita donde está La Costa FM, su hermana.

Y ahí está, también, Charlie Sacco, que a esta altura es sinónimo de Aire FM, responsable del programa La Hiena que es de los más escuchados de toda la radiofonía local. La Hiena va de lunes a viernes de 12.00 a 18.00 por la 100.3, y lo escuchan, dice Sacco, “cerca de 90.000 personas los picos más altos, de 12 a 15. A las 15 bajamos durante media hora porque Petinatti nos garronea un poquito, pero después volvemos a subir y estamos toda la franja horaria arriba”.

Charlie Sacco iba a ser banquero, pero un día se fue a Buenos Aires y dio con la radio Rock & Pop, y con un tal Mario Pergolini que, en los ochenta, estaba haciendo un estilo de radio que le llamó la atención. Eso, se dio cuenta ahí, era lo que él quería hacer: algo con música, algo que tuviera que ver con los medios. Entonces empezó a estudiar, en paralelo a pasar “música anglo” en cumpleaños de 15, y ya lleva 30 años de DJ. Y entonces golpeó las puertas de una radio, y ya suma 25 años de comunicador.

Sacco apareció en La Costa FM a mediados de los noventa, con una propuesta que tenía que ver con el rock and roll. Y de golpe “en el 2000 viene la onda del pop latino con Monterrojo, Fatales, Bola 8, y ahí fue que dijimos: ‘agarramos para acá’!”, cuenta en charla con El País. Después, entre una risa, suelta: “Creo que ya no es novedoso que el rock no paga”.

"Creo que ya no es novedoso que el rock no paga"

Charlie SaccoComunicador

En enero de 2001 nació La Hiena, como un formato para la madrugada, con humor, con personajes. En 2003 pasó a Aire FM y a lo largo de los años, el programa fue mutando a algo cada vez más musical y menos charlado. Hoy se interviene poco, hay alguna participación puntual, y sobre todo se leen mensajes: entre las 12.00 y las 18.00, asegura Sacco, llegan más de 1.000 mensajes. Hay algunos que de tanto que escriben, son de la familia. Y todos los días aparece alguien que dice que escribe por primera vez.

“Y el resto es música, que la gente pide todo el día”, dice. “Se abre el WhatsApp a las 12, y a las dos y media de la tarde estoy diciendo que no queda lugar para temas. Porque si bien son seis horas de programa, entran 62 temas”. El repertorio es netamente tropical, artistas como Luciana y Martín Quiroga tienen un lugar asegurado casi que todos los días, y después, todo depende de lo que la audiencia pida. En La Hiena, la que manda es la gente, y Sacco les quiere cumplir a todos. Ese es su compromiso.

Ahora Sacco —divorciado, dos hijos, que pasa el tiempo viendo tele en su casa, que escucha música de los ochenta y noventa, que hasta mitad de año trabajó de productor en un boliche pero asegura que “la noche me cansó un poquito”— sueña con la tele. Se imagina un programa con bandas o, por qué no, un reality show. Y mientras tanto, despunta el vicio conduciendo Montevideo Tropical para la transmisión de TV Ciudad.

Este año repetirá en ese rol, pero ya no será su única participación en el festival de la Intendencia: este año se convirtió en curador, junto con Fabián “Fata” Delgado y Carlos “Bocha” Pintos. “Y me gustó que me convocaran porque es lo que decís: son 30 años trabajando en el programa más escuchado del Uruguay, en la radio más escuchada del Uruguay y con este tipo de música que es la más escuchada del Uruguay. Entonces, estuvo bueno que me llamaran”.

“Es la gran pista de baile del año”, dice Sacco en la previa a una edición de Montevideo Tropical que ya tiene entradas agotadas.

Para este año se buscó cambiar la pisada y se dejaron los shows de 15 minutos de las ediciones anteriores, para pasar a actuaciones de 20 y 30 minutos, y de 40 para el cierre que protagonizará Karibe con K. Se cambió el horario, se priorizó el espacio de baile, y también el del escenario.

“Cuando se empezó a armar la grilla, dijimos: ‘vamos a buscar taquilleros’. Porque hay que llenar el Antel Arena. Primero, es novedoso; segundo, es grande. Entonces queríamos buscar shows distintos, y no repetir lo de los años anteriores, donde quizás se le dio poco lugar a la cumbia u otros ritmos”, explica el curador. “En este pensamos en la plena, en tener algo del interior, en cumplir con la cuota de la cumbia, digamos, cheta, y un poco de reggaetón con Agus Padilla. Que aparte hace un show muy importante, porque Agus toca mucho en Argentina, mueve mucho público”.

Sacco cuenta que quisieron que Luana, que fue la gran ausente del último Montevideo Tropical ya que el INAU le retiró el permiso de menor para trabajar, estuviera esta vez, pero no pudieron concretarlo por algunas cuestiones de agenda. En los planes también estuvieron Denis Elías, Vanesa Britos, y argentinos como Damas Gratis, El Polaco, Néstor en Bloque o Los Totora. “Hubo varios contactos, pero finalmente no pudimos concretar una fecha. Aparte de los costos, que son costos totalmente distintos”.

“Antes la plena era terraja”, reflexiona Sacco, “pero ya no. La gente se adaptó a eso, y sigue las masas de bandas nacionales que están en todos lados: cumpleaños, bodas, boliches. Ahora, la música tropical es la más popular. En los 80 o 90 eras terraja si ibas a un baile de cumbia”.

—¿Y cuando empezaste con La Hiena te preocupaba que te dijeran terraja?

—Capaz que sí, que había un poco de eso. Después te das cuenta que la música se disfruta y por ese lado la gente la agarra. Se terminó lo del terraja y lo otro. La gente quiere divertirse, y si querés divertirte, bailás plena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)