MÚSICA

La cara lavada y el talento musical que ya se conocía

Alicia Keys publicó su nuevo álbum, Here.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La cantante vuelve a la actividad tras cuatro años sin sacar un disco. Foto: Difusión

A veces, como decía Kanye West en Everything I am, un artista se define no tanto por lo que es, sino por lo que no es. Alicia Keys no tiene el ímpetu de Beyoncé, no explota su sensualidad como Rihanna, no es tan dramática como Adele o Mary J. Blige, ni tampoco proviene del hip hop como Lauryn Hill.

Ella es una pianista, compositora y cantante que ocupa un lugar propio en el pop de raíz afro, con una extensa y reconocida trayectoria más allá de que sus canciones no tienen esa inmediatez y eficacia que caracteriza a varias de sus recién mencionadas colegas.

De alguna manera, Keys se las ha ingeniado para ser una estrella —actualmente es jurado en The Voice en Estados Unidos, junto a Miley Cyrus entre otros— sin generar tantos titulares como Taylor Swift o Lady Gaga.

La última vez que se habló de Keys por otra cosa que no sea su música fue cuando ella anunció que no usaría más maquillaje.

Su nuevo disco también carece de maquillaje, si por eso se entiende toda la parafernalia de "autotune", raperos invitados y una producción que se basa en el efectismo y lo espectacular.

Keys, fiel a su estilo, construyó un disco que realza sus características como cantante y compositora. Pero también le agregó un componente que antes no era tan explícito en sus composiciones: la conciencia de ser negra.

HERE parece ser fruto, en parte, de su indignación ante lo que parece ser una renovada legitimidad del racismo en Estados Unidos. De ahí que buena parte del álbum esté atravesado por temáticas políticas y que haya varios inteludios hablados, donde se oyen debates o soliloquios sobre la experiencia de ser negro en Estados Unidos.

El afro que ahora domina su cabellera y que se muestra en todo su esplendor en la tapa del disco parece ser el equivalente, en 2016, de la afirmación de 1968 de James Brown: "Say it loud, Im Black and Im Proud" (Dilo fuerte y alto: soy negro y orgulloso de serlo).

Musicalmente, Keys sigue tendiendo puentes al soul clásico, cuando las estrellas se llamaban Nina Simone o Aretha Franklin, aunque también hay referencias a uno de sus más grandes referentes, Prince, como cuando usa "Luv" en vez de "Love" en el título de una de sus canciones.

Su piano ya no tan protagonista como en otros discos —y que a veces cargaban las canciones con considerable peso— pero HERE no es tan distinto a lo que siempre hizo: revisitar la tradición de música pop afroestadounidense desde el presente, con considerables dosis de talento, sensibilidad y musicalidad.

Alicia Keys

Disco: HERE

Duración: 45 minutos.

¿Está online? Está en Spotify.

¿Está bueno? Tan bueno como los discos anteriores de Keys, un artista con un estilo ya definido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados