MÚSICA

El cantante de Plena que venció los prejuicios

Por varios factores, El Gucci fue un personaje del año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Siempre he tocado en cantegriles para mafiosos o lo que sea", dijo. Foto: F. Ponzetto.

En la entrega de los Premios Graffiti de este año la gran figura fue, por lejos, Gustavo Serafini. El Gucci cantó en el Auditorio Nacional junto a su banda, y por unos minutos hizo bailar a una audiencia que en general llegaba del palo del pop rock. Con su carisma y el swing del set ofrecido, el cantante de plena se adueñó de la ceremonia tanto cuando subió a cantar, como cuando fue, entre lágrimas, a buscar la estatuilla que consiguió en la categoría de Mejor Álbum de Música Tropical.

"El premio nuestro era a la perseverancia, porque de alguna manera ustedes han reconocido lo que hacemos", dijo El Gucci rodeado de sus músicos (los Asesinos del Sabor), poco después de haber mencionado una frase que se convirtió en su lema: "la música es música", que varios irían citando más tarde.

La música es música será su nuevo disco, uno de colaboraciones con cantantes de diferentes géneros (hasta ahora solo se conoce lo que grabó con Ruben Rada), y que finalmente será editado el año que viene.

Con todo eso, El Gucci logró romper con los prejuicios para ganarse el cariño de músicos y fanáticos de diferentes circuitos. Pero ganó también en otros terrenos, porque se convirtió en figura mediática por diferentes romances (reales o no), irrumpió en la televisión participando del programa ¡Púmbate! de Canal 10, y ahora se convirtió en ejemplo a seguir por la dieta que está haciendo para adelgazar lo más que pueda.

A fuerza de carisma y desparpajo, El Gucci fue uno de los nombres más comentados este año, un logro que tuvo que ver con lo que hizo y con lo que los demás encontraron en él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados