BAMBI CHARPENTIER

Cantando para regresar

Es el primer Tan Biónica en lanzar disco solista, y lo trae a Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bambie Charpentier. Foto: Difusión

Encontrarse con una nueva voz, con un nuevo sonido, con sus fanáticos de antes desde un nuevo lugar y con los que pueden venir, con el mercado y sobre todo, encontrarse con él mismo. Todo eso quedó de manera bastante consciente, plasmado en el debut de Gonzalo Moreno Charpentier, de acá en más Bambi, el primer integrante de la banda Tan Biónica en lanzar un disco solista. Su ópera prima se llama, obvio, El encuentro.

Bambi, que además de bajista y compositor del grupo porteño que está en un impasse es hermano del controversial Chano, se encontró —ahí está el verbo de nuevo— en un momento muy particular de su vida, sin compañeros para tocar, sin agenda marcada, sin giras vertiginosas y con un hijo pequeño para criar. Y en ese contexto, hace más de un año, empezaron a aparecer pedacitos de letra, ideas de melodías, posibles canciones.

"Entonces me recluí en una casa en el campo y me puse a ver qué pasaba después de tanto tiempo escribiendo canciones con cierta lógica, porque yo compongo con mi hermano o con los chicos en la parte de sonido. Entonces de repente aparecía un tema que era una caja de ritmos y una guitarra acústica, y lo dejaba salir por ahí, pero en modo exploratorio, sin pensar mucho", dice en conversación con El País.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Al final, cuando resolvió agruparlas en forma de disco, terminó confesando sus emociones más personales. "Estoy cantando para regresar y conectarme con lo que vendrá. Voy caminando sin disimular, no quiero conocer qué va a pasar", dice en el estribillo del tema que abre el disco, "Uno", y pone en palabras todo lo que representa este nuevo comienzo.

Medio sin querer fue naciendo El encuentro, esta ópera prima de 10 canciones pop que presenta letras personales y buenas melodías distribuidas en una amplia paleta de sonidos, que tiene un fuerte pie en lo electrónico pero que también se respalda en pianos, guitarras y una consistencia que es de banda. El 28 de octubre lo presentará en La Trastienda y ya hay entradas en venta en Red UTS desde $ 600.

Para construir este nuevo sonido, Bambi fue a remover la época previa a Tan Biónica para encontrarse con su esencia. Fue a aquel momento de su vida donde no había nada, donde no había fanáticos, donde sólo había una guitarra y un poco de ganas de hacer canciones; y desde ahí se fue distanciando del sonido de su popular banda.

"Cuando estás en un grupo hay una cosa de escudería, y acá estaba solo reinventándome. Me quería animar a hacer un camino nuevo, no agarrar algo que ya estaba haciendo", se sincera Bambi, "y era una decisión hasta sentimental la de no querer armar otro grupo, porque si bien no me voy a expresar en nombre de la banda, no está terminada la historia de Tan Biónica. Decidimos tomarnos un receso y para mí hacer otro grupo era muy complicado; esa es mi banda, mi lugar" (ver recuadro).

Y también fue a tres ingenieros que desde diferentes lugares le hicieron grandes aportes: el experimentado Mark Needham que ha trabajado con The Killers o Imagine Dragons; Gustavo Celis que tiene un perfil más latino y ha colaborado con Shakira, y Justin Moshkevich que fue parte de la producción de La La Land.

"Soy un laburante de las canciones y ahí sí soy implacable: en la exigencia que tengo con la obra dejo todo", dice Bambi en ese sentido. "Hasta que no siento que lo que estoy haciendo está cambiando mi propio mundo, no lo muestro. Ahora, cuando ya está en tus manos y no me pertenece, que pase lo que tenga que pasar", aclara.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

—¿Qué estás esperando que pase con El encuentro, qué expectativas tenés?

—No sé ya qué más me espera en esta vida. Una vez me compré una guitarra, empecé a hacer canciones con un grupo de amigos e hicimos una banda que hizo una carrera de estadio. Y ahora tengo la oportunidad de lanzar mi disco. Pero a la vez tengo que empezar de cero, porque mucha gente no me conoce, no sabe quién soy.

—Si bien técnicamente este disco es un debut, ¿cómo haces para sentirte un artista nuevo siendo parte de uno de los últimos fenómenos de la música argentina, como ha sido el caso de Tan Biónica?

—Porque yo me la curré muy paulatinamente, nosotros no tuvimos nada regalado. Hemos dormido 15 en una habitación para tocar por primera vez en La Pampa, y volvimos a los cuatro o cinco años y había un estadio con 5.000 personas esperándonos. Me acuerdo que las bandas de rock que me gustaban, su sueño era llegar a Obras o al Luna Park. Y nosotros con la banda no teníamos ese sueño, e hicimos 13 conciertos en el Luna Park. Nuestro motor era ver cómo llegar a más gente con la música que hacíamos, ver que ese mensaje conectara y se propagara de un modo lindo. A mi me ha pasado muchas veces de estar en un hotel de lujo, con tres camas que no sé qué ponerles arriba para ocuparlas, y al otro día llegar a mi casa para lavar los platos. Para mi el éxito real es otra cosa, es que una persona escuche una canción y le sirva para algo. Eso es un capital enorme.

Banda que continúa en pausa

"Hemos tenido acercamientos personales porque somos hermanos, amigos, pero no le hemos encontrado otra forma hasta ahora al proyecto", dice Bambi hablando del presente de Tan Biónica, que desde abril del año pasado está en pausa.

"Creo que también tiene que ver con dejar lugar para que estos otros sucesos tengan espacio. A mí me parecía que estaba buena la reconfiguración de una amistad muy profunda", explica, "porque a nosotros nos ha pasado de todo juntos y con todo eso a la vez, a veces no encontrás el hueco para encontrar el romance de volver a conectarte con la otra persona".

Respecto a su vínculo artístico con Chano, aunque no comparten tanto tiempo como antes sí se han mostrado los avances de los proyectos individuales de cada uno, y todo va bien.

" Yo los admiro muchísimo a todos. A mí me parece que Chano es un compositor fuera de serie, tiene algo; y más allá de la coyuntura de lo que haya pasado con la banda, del mensaje oficial o si él mandó otro mensaje por otro lado, hablando de la música está bueno que cada uno explore", dice refiriéndose a aquel tuit que Chano publicó después de que se anunciara el impasse. "Se dio como se dio, no estaba planificado, pero quizás era necesario, después de tantos años", reflexiona ahora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)