MÚSICA

Canciones delicadas de jazz pop brasileño

Cuarenta años de discos, en general elogiados, han hecho de Djavan uno de los grandes artistas de la música brasileña.

Aunque parece estar en su propio mundo dentro de la música popular brasileña (más cercano al jazz pop pero aún así tan brasileño), este músico, nacido en Maceió en 1949, ha conseguido un lugar entre los músicos brasileños más reconocidos en el mundo.

Uruguay no ha sido ajeno a eso, y sus visitas al país (la última en 2014) se vuelven acontecimientos entre una parcialidad leal y encantada.

Djavan es considerado en el mundo en la misma batea que músicos como Al Jarreau o George Benson, y en Brasil habría que ubicarlo junto con Gal Costa o Ed Motta por su combinación de la sensibilidad de la MPB con la música afroestadounidense más sofisticada.

Para el que respeta esos antecedentes, no hay manera que le encuentre fallas a Vidas pra contar, disco vigésimo tercero de Djavan. Es otra muestra de su pop sofisticado en donde todo está en su lugar: es el músico más elegante de la música brasileña.

Nada sintetiza mejor eso que el simple de difusión del disco, "Nao e un bolero", una pieza delicada en la que dice "no es un bolero, es amor sincero" sobre una base de, precisamente, un bolero a lo Djavan, excelentemente arreglado, cantado y tocado. Todo el disco, que se inicia con la bella y evocativa "Vida nordestina" se maneja en ese rango.

Djavan tiene su personalidad propia, pero para al escucha ocasional todo le puede sonar demasiado parecido, cuando no demasiado frío. Podrán tener algo de razón: el espectro musical de Djavan es angosto y sin sorpresas. Pero está bueno.

Djavan

Disco: Vidas pra contar. ¿Está online? Sí, y en disquerías distribuido por Sony. ¿Está bueno? Sí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados