MÚSICA

Unas canciones compuestas para quedarse un rato

Lo nuevo de Ed Sheeran es otro éxito pop.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ed Sheeran. Foto: Ed Sheeran. Foto: Difusión

Todo está dado para que Divide (en realidad se llama como el símbolo de la división, ÷), el nuevo disco de Ed Sheeran sea tan exitoso como los anteriores —que también se titulaban con signos matemáticos: + de 2011 y × de 2014— que vendieron tanto como para batir varios records y convertirlo en una estrella.

Su canción más conocida es "Thinking Out Loud", una lenta que ya es un clásico certificado: su video (con Sheeran bailando torpemente con una bailarina profesional) tiene más de mil millones de exhibiciones en YouTube y fue la primera en pasar las 500 millones de escuchas en Spotify.

Nada mal para un muchacho pelirrojo, con sonrisa de tímido nacido en Yorkshire que recién cumplió los 26 años. Junto con la estadounidense Taylor Swift, con quien trabajó, y Adele es la gran estrella pop veinteañera de este tiempo.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Divide (vamos a llamarlo así para que resulte tipográficamente más cómodo) es un buen disco que combina ese soul de ojos azules que parece estar en el ADN de Sheeran con una variada serie de ritmos siempre al servicio de la canción. Hay baladas tirando a bluseras ("Dive"); un par de dancehalls (el simple "Shape of You", por ejemplo) bien contagiosos y que no le irían mal a Justin Bieber, por ejemplo; secuelas de "Thinking Out Loud" ("Perfect" o principalmente "Happier"), algo que ha sido llamado rap galés ("Galway Girl"), una cruza de Mumford & Sons con U2 (el otro simple, "Castles in the Hill" y hasta ese rap que abre el disco ("Eraser") que hace pensar en The Streets.

Esa amplitud rítmica es característica de Sheeran quien consigue así atender varios públicos y acá la amplifica a 16 canciones, lo que quizás sea un poco mucho aunque ocupan unos 56 minutos, lo que es austero para estos tiempos.

El disco está lleno de autoreferencias. En "Supermarket Flowers" cuenta un viaje a limpiar la casa de su abuela recién fallecida y en la tradicional habla de una muchacha Nancy Mulligan que ahora es Nancy Sheridan lo que es una ficción creada para ser coreada en un pub. Como Adele todas las canciones parecen hablar de él.

Aunque tiene el aspecto de un cantautor, Sheeran tiene productores clase A dándole forma a sus composiciones. Están por ejemplo Benny Blanco, el chico maravilla que está detrás de éxitos de Bieber y Maroon 5, entre otros, y Mike Elizondo quien le ha dado éxitos a Eminem ("The Real Slim Shady", nada menos). Con gente así, al menos en el pop actual, no hay como errarle.

Y Sheridan no lo hace: esto está por encima del standard de calidad de mucha producción anglosajona y deja claro que vamos a tener Sheeran por un rato.

Disco: Divide.Duración: 59 minutos.¿Está online? Sí, y en breve seguro que en disquerías.¿Está bueno? Sí, es otro paso de Sheeran para ser el nuevo rey del pop.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)