MÚSICA

Un camino solista con mucho ritmo

Gonzalo Brown presenta mañana en Bluzz su disco solista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brown está retornando su proyecto musical solista. Foto: F. Ponzetto

Hace apenas unas semanas llegó de Europa, de una gira que le sirvió para presentarle al público (un público diferente al que suele presentarse por aquí) su flamante disco solista, Bajo ningún concepto. Tocó mucho por España, y hasta en ciudades como Oslo y Berlín. Sin embargo, el próximo objetivo de Gonzalo Brown es llevar este material al interior. A, por decir un pueblo, Fraile Muerto.

Pero primero está la presentación, que hará mañana a las 22.00 en Bluzz Bar con entradas a 150 pesos (o 200 si se adquiere el álbum también, que recién va a estrenar edición física ahí). La hará en formato solo-band; o sea, él manejando un montón de instrumentos, pero acompañado de los tecladistas Tato Cabrera y Hernán Peyrou, y de varios invitados: Martín Buscaglia. Francisco Fattoruso, Andrés "Cototo" Cuello y Dj Sapo, de Contra Las Cuerdas.

"Me encuentro muy bien en este formato, muy cómodo y con ganas de seguir desarrollando esa idea", dice Brown a El País, mientras retoma su camino solista que viene desde siempre. Este proyecto solista es previo a Abuela Coca, la banda en la que se desempeña, y al grupo infantil Cantacuentos. "Está bueno volver a montar este caballo y tratar de domarlo", comenta y se ríe.

En esa vertiente solista, Brown explica que hace música contemporánea, un "estilo" que nunca se vence. "Y esta contemporaneidad mía está superatravesada por el mundo, lo que sucede, y está presente la pista, el baile, el ritmo. Está el funk, el groove, el mantra, el reggae", identifica, para resumir: "es bastante freak el disco".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Ese conjunto de elementos se traduce en un repertorio que hace bailar de manera casi inconsciente; que se presenta como moderno y llama la atención dentro de la oferta uruguaya. Tiene puntos de contacto con lo que hace Martín Buscaglia, pero con una impronta que llega a ser más electrónica y, por momentos, más violenta.

Bajo ningún concepto trae canciones de sus comienzos, también "No vamos a cambiar de bando" que ya tiene unos cuantos años y otras contemporáneas, todas con ese mismo tratamiento actual que además respeta lo que pide cada canción. En ese sentido mucho tuvo que ver Francisco Fattoruso, productor del álbum, con quien encontró un compañero ideal para este trabajo.

"Para nosotros el desafío artístico era que este disco no se pudiera ubicar, como dice el nombre, bajo ningún concepto, y lo hicimos con el compromiso de al menos intentar, con nobleza y amor, hacer un aporte mínimo a la música. Una vueltita más de tuerca", cuenta Brown, quien retoma un camino de ritmo y actividad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)