MÚSICA

Camino sin rumbo entre el reggaetón y todo lo demás

Shakira volvió con "El Dorado", nuevo disco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Shakira. Foto: AFP

Shakira es una de las grandes estrellas latinas de nuestros tiempos, y cualquier novedad en torno a su carrera artística siempre genera expectativa a nivel masivo. Fue lo que pasó hace algún tiempo, cuando se supo que iba a lanzar un nuevo álbum después de tres años (el último había sido uno homónimo con canciones como "Dare (La La La)", la del Mundial de Brasil).

La colombiana venía de un gran éxito como fue "La bicicleta", a dúo con su compatriota Carlos Vives, y de un par de colaboraciones también populares con los reggaetoneros de turno, sobre todo Maluma, lo que parecía marcar la tendencia de su flamante repertorio.

Si había dudas, se despejaron cuando lanzó "Me enamoré", una canción dedicada a Gerard Piqué que es, más allá de pegadiza y bailable, de lo peor que ha hecho como compositora. "Es lo que andaba buscando y el doctor recomendado", dice el tema, que más adelante tiene versos como "mira que cosa bonita, qué boca tan redondita. Me gusta esa barbita".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Es un retrato de corte adolescente hecho por una Shakira de 40 años, que a su anterior pareja, Antonito De la Rúa, le había compuesto la linda "Día de enero" en la que le cantaba cosas como "Ya vas a ver como van sanando poco a poco tus heridas. Ya vas a ver como va la misma vida a decantar la sal, que sobra del mar".

Así se fue perfilando El Dorado, que cuando apareció sorprendió incluso a los fanáticos más acerrimos de la barranquillera. No por su inclinación reggaetonera casi permanente que no dialoga casi con las baladas, sino porque de los 13 temas del disco, cuatro son colaboraciones que ya editaron otros artistas. Es el caso de "La bicicleta", de "Chantaje" con Maluma (con él también grabó "Trap"), de "Deja vu" con Prince Royce" y de "Comme Moi" con Black M, que encima tiene una versión en inglés, "What We Said", con la banda MAGIC!

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Da la impresión de que Shakira echó mano a esos éxitos probados y los reunió sin demasiado criterio con las canciones que tenía escritas, porque el disco no parece ir hacia ningún lado. Está ese romance naif con Piqué, la sexualidad que le pone a los duetos con Maluma ("Quiere que se lo haga en diferentes partes" es uno de los versos más repetidos en "Trap") y el amor desmedido que vuelca en baladas como "Nada" o "Toneladas" (de lo mejorcito del disco), mezclado con un pop puro y duro en una conversación donde nada parece tener demasiada coherencia.

A esta altura, no tiene mucho sentido seguir añorando a la Shakira de ¿Dónde están los ladrones? porque claramente quedó atrás. Pero se puede —se debe— esperar algo mejor que este último disco.

Disco: El dorado.Duración: 44 minutos.¿Está online? Sí, y en disquerías editado por Sony Music.¿Está bueno? No. Tiene algún buen momento, pero nada más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados