VIDEO

Un búnker que exige cambios y da victorias

Once Tiros presenta su disco hoy en el Teatro de Verano (*).

Divertite - 11 tiros
Divertite - 11 tiros

Quizás lo fundamental, lo que hizo la diferencia central entre tanto cambio que tuvo este proceso de grabación, fue que Once Tiros llegó al estudio con muchas ganas de hacer cosas nuevas. Y, la verdad, la historia no siempre es así: no les pasó por ejemplo con su último álbum, Imán (que ya tiene seis años), al que llegaron teniendo que trabajar y no plenamente queriendo hacerlo, reconocen ahora los guitarristas Santiago Bolognini y Bruno Andreu. Y eso, el entusiasmo, es una diferencia para cualquier persona.

Once Tiros llegó a Bunker después de mucho tocar en vivo y de hacer rodar justamente un disco en vivo, 15 años. Eso fue refrescando la interna de la banda que se tomó un buen tiempo para trabajar en estas 10 canciones, aunque aseguran que, desde lo musical, todo fluyó hasta demasiado rápido.

"Fuimos de cero a 100", dice Andreu, en la previa a la presentación formal de Bunker, que es hoy a las 20:00 en el Teatro de Verano y en la que, además de recibir a los invitados del disco —Luciano Supervielle y los raperos de AFC, por ejemplo— y a "algún amigo que se quiera sumar", aprovecharán para ofrecer una puesta en escena cuidada y diferente. Quedan las últimas entradas en venta en Abitab, a $ 400.

"En este disco a Pablo se le escaparon unos letrones", comenta Andreu sobre su compañero Pablo Silvera, responsable de la voz y de las letras de una de las bandas populares del rock uruguayo. "Está en un buen momento como escritor; son buenas historias que más que nunca están fusionadas con la música", agrega y tiene razón. Bunker agrupa 10 temas rockeros y viscerales, con una interesante mirada introspectiva pero crítica que deja en evidencia esta idea de la música como un búnker, un refugio, pero también como un espacio de descarga absoluta.

"Hay una descarga porque Pablo tiene eso de que se da cuenta que escribir es como una terapia", afirma Bolognini, quien insiste en lo acelerado que fue todo este ciclo. "Estábamos muy contentos con cada arreglo que pintaba y los sonidos que iban quedando", dice. Para Andreu, fue un recorrido lleno de "pequeñas victorias" que devino en el disco más rockero de la banda hasta ahora —una consecuencia de que se redujeran los instrumentos de viento y la percusión, y que la responsabilidad quedara sobre las guitarras— y en el que, aseguran, sienten como el mejor. "Y no es algo que nos pase con todos", afirman.

Eso sí: más allá de esas victorias, también fue un camino duro porque Bunker es el primer disco que Once Tiros edita de manera independiente.

—¿Cómo llegaron a esta independencia discográfica?

Santiago Bolognini: Se dio naturalmente con el sello (Pop Art), porque un sello grande tiene prioridades y, por factores que no tienen que ver con la calidad ni las ventas de la banda, habíamos quedado un poco relegados. Entonces rompimos contrato de mutuo acuerdo y aprovechamos la oportunidad para hacer lo que queríamos.

—¿Y con qué se encontraron?

Bruno Andreu: Ha sido difícil el camino, vamos aprendiendo sobre la marcha. Pero siempre estuvimos en la situación cómoda de que el disco se editaba y ni sabíamos cómo.

S. B.: Y ahora nos enteramos de todo. Es un mundo nuevo.

Contundente: así define la banda a
Contundente: así define la banda a "Bunker". Foto: Mika Alvarez

Originalmente, esta nota afirmaba que el sello anterior de Once Tiros era Bizarro, cuando en realidad era Pop Art de Argentina. Bizarro trabajaba con la banda a nivel local, a través del sello argentino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados