COSQUÍN ROCK URUGUAY

Buitres en el Cosquín Rock: ¿cuál fue el verdadero motivo del enojo de Peluffo?

"Me calenté y dije cosas que no puedo justificarlas porque son dichos en el contexto de una calentura", dijo Peluffo a El País, aclarando la situación

Buitres. Foto: Leo Barizzoni
Buitres. Foto: Leo Barizzoni

En la madrugada del domingo, Buitres se encargó de cerrar la primera jornada del Cosquín Rock Uruguay. Durante el show, que estaba centrado en la celebración de los 30 años de la banda, la molestia del cantante Gabriel Peluffo tomó por sorpresa a los asistentes.

En un video que se viralizó en Twitter, se puede ver cómo en pleno concierto, Peluffo se quejaba luego de que, desde la producción del festival, le pidieran que Buitres terminara su concierto antes de tiempo. "Siempre me rompe las pelotas que me digan que me tengo que bajar del escenario", gritó al público. La banda terminó el concierto como lo tenía previsto.

El País se comunicó con el músico, que explicó cuál fue el verdadero de su enojo y pidió disculpas a la organización y al público por su reacción.

"Los horarios se venían cumpliendo a rajatabla; un mérito de la producción y de los artistas. Eso nos permitió subir en hora", explicó Peluffo, cuya banda tenía previsto tocar en el Escenario Norte a las 00.50. "Estábamos por tocar, pero estuvimos esperando 20 minutos porque un equipo nuestro no funcionaba; eso no es responsabilidad de la producción de Cosquín", dijo. 

A pesar del retraso, la banda subió al escenario con la idea de realizar el show sin ninguna modificación. "Pensamos que íbamos a hacer un show normal y, evidentemente, desde la parte técnica consideraban que el show iba a ser más acotado", dijo. "No nos enteramos de esa diferencia hasta el momento en el que yo, lamentablemente, reacciono de forma exagerada". 

"Me calenté y dije cosas que no puedo justificarlas porque son dichos en el contexto de una calentura", explicó. "Mis compañeros se lo tomaron de otra manera, intentaron calmarme y tomaron una actitud mucho más madura que era seguir tocando", agregó. Visto a la distancia, Peluffo plantea que lo "más sanó" hubiera sido seguir tocando y luego haber hablado con la organización.

"Me calenté y dije cosas que no puedo justificarlas porque son dichos en el contexto de una calentura"

"Lamento haber reaccionado de esa manera. La primera disculpa es al público y, en segundo lugar, a la gente de la organización técnica si hubo algún herido", dijo. "Es un show de rock también", agregó entre risas. "Sé que tengo una imagen pública, que había mucha gente y sé que en las redes sociales amplifican este tipo de cosas, sobre todo cuando hay problemas".

En septiembre, Buitres había participado de las instancias del Pre Cosquín, un concurso de talentos donde varias bandas del interior uruguayo competían para ganarse un lugar en la grilla del festival realizado el fin de semana pasado en el Parque Roosevelt. "Trabajando juntos sin ningún problema y tocando en muy buenas condiciones. El otro día fue igual, en excelente condiciones, solo que hubo un error de entrada", dijo Peluffo. 

Más allá del enojo durante el recital, el cantante de Buitres dijo a El País que la banda quedó muy conforme con la recepción del público. "Estaba lleno de gente y yo me daba cuenta de que estábamos haciendo algo fantástico", comentó. El show de la madrugada del domingo marcó el final del repertorio de celebración de los 30 años de la banda, con una lista de temas centrada en los éxitos del grupo formado en 1989.

Los próximos shows de Buitres se realizarán el 30 de noviembre y el 1° de diciembre en La Trastienda. "Vamos a tocar temas que no estuvieron en el show del Antel Arena, que no estuvieron en Cosquín y le vamos a sumar un par de temas nuevos que estamos grabando, más allá de 'La primera vez', que ya lo tocamos. Va a ser un set diferente", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)