CRÍTICA

Buenas cualidades y buena compañía

El director inglés Russell Guyver presentó, con la sección cuerdas de la Orquesta Sinfónica del Sodre, un programa sumamente atrayente compuesto por obras representativas de tres compositores emblemáticos, como son Beethoven, Mahler y Britten.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Auditorio Sodre.

Inició el concierto con la transcripción que realizara Mahler del famoso "Cuarteto de cuerdas en fa menor, op. 95" de Beethoven, conocido por el apodo de "serioso" debido a la indicación que hizo el autor en el tercer movimiento, en el que escribió la nota: "Allegro assai vivace, ma serioso".

Mahler sentía particular predilección por este cuarteto, por lo que decidió transcribirlo para toda la familia de las cuerdas. Así fue presentado el 15 de enero de 1889 con la Filarmónica de Viena, y tanto el público como los críticos acogieron muy fríamente la adaptación del cuarteto. El único que alzó su voz a favor fue el temido crítico Eduard Hanslick, quien consideró que Mahler había hecho una experiencia notable.

La segunda obra que interpretó Guyver fue el célebre "Adagietto" de la Quinta Sinfonía de Mahler, que corresponde al cuarto movimiento. Su estreno tuvo lugar el 19 de octubre de 1904 en la ciudad de Köln, y el "Adagietto" fue el regalo que sirvió como declaración de amor del compositor a quien sería su futura esposa, Alma Schindler.

Este movimiento representa una isla de calma en medio del tumulto hirviente de la obra. Su popularidad se debe a la película Muerte en Venecia de Luchino Visconti, que fuera inspirada en la novela homónima de Thomas Mann.

La música de Mahler se adaptó perfectamente para representar la callada pasión equívoca del personaje Gustav von Achenbach, que fuera interpretado por el actor Dirk Bogarde.

Para cerrar la velada en el Auditorio del Sodre, se escucharon las diez "Variaciones sobre un tema de Frank Bridge", de Britten.

En el verano de 1937 el director inglés Boyde Neel fue invitado a participar en el Festival de Salzburgo, para el que se le exigía como requisito indispensable presentar una obra inédita de un compositor de su país.

Fue así que Neel le encargó a Britten el trabajo, y éste resolvió retomar unas variaciones que había empezado a escribir en sus años de estudiante, basándose en el segundo de los "Idilios" para cuarteto de cuerdas op. 6 de su admirado maestro Frank Bridge.

Después de escuchar las excelentes versiones brindadas por Guyver, puedo afirmar que en él se dan cuatro condiciones fundamentales: una gran sensibilidad, una profunda musicalidad, un acabado conocimiento del oficio y un respeto hacia el pensamiento de los autores que aborda.

Por otra parte, la Orquesta Sinfónica del Sodre colaboró eficientemente con la labor del director.

Tuvieron una actuación de destaque el arpista argentino Ramiro Enríquez en el "Adagietto" de Mahler, y el concertino compatriota Daniel Lasca con su brillante interpretación de la quinta variación denominada "Bourrée Clásica" de Britten.

ORQUESTA SINFÓNICA DEL SODRE

Evento: Festival Sinfónico de puertas abiertas, sección Cuerdas. Dónde: Sala Hugo Balzo. Cuándo: Sábado 12 de marzo. Director invitado: Russell Guyver. Programa: "Cuarteto op. 95" de Ludwig van Beethoven (arrreglo de Mahler), "Adagietto" de la Quinta Sinfonía de Gustav Mahler y "Variaciones sobre un tema de Frank Bridge", op.10 de Benjamín Britten.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados