MÚSICA CLÁSICA

Brillante director y violinista italiano

El director y violinista italiano Emmanuele Baldini inició el programa actuando como solista en el Concierto para violín op.4 nº1 de Antonio Vivaldi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Emmanuele Baldini. Foto: Difusión

El compositor veneciano agrupó en el opus 4 , 12 conciertos con un título común "La Stravaganza "haciendo alusión al desordenado vuelo de su fantasía creadora. Fueron publicados por el editor Estienne Roger en Amsterdam en 1715.

El primer concierto de este opus se inicia con un "ritornello" de restringida textura a la manera de Albinoni. El movimiento lento central pertenece por entero al violín solista mientras que el último da preponderancia a los pasajes de "tutti".

La versión que ofreció Baldini fue de una perfección absoluta por el colorido de inflexiones de acentos y contrastes mantenidos del mezzo forte al pianísimo. En su actuación como solista se pudo apreciar que sus virtudes técnicas corren parejas con las interpretativas.

Además posee la cualidad extraordinaria de saber regular el sonido del violín ajustándolo al de una orquesta numéricamente pequeña como lo exigen las obras de Vivaldi.

Luego Baldini interpretó el Concierto nº 3 para violín y orquesta Köchel 216 de Wolfgang Amadeus Mozart. Según el estudioso polaco conocido como Wyzewa (1862-1917), este concierto se caracteriza por su elegancia irreal como un terciopelo, así como por la sencillez desarmante y al mismo tiempo noble y profunda y por la luminosidad presente en todos los compases. Increíblemente esta obra fue escrita en Salzburgo en 1775 cuando el compositor tenía tan solo 19 años.

Nuevamente Baldini demostró gran dominio técnico, un ajustado juego de arcada, segura digitación y sonido de exactas y exquisitas gradaciones.

El acompañamiento que brindó la Ossodre en ambas obras fue de una eficacia expresiva y una homogeneidad dignas de elogio.

En la segunda parte se interpretó la Cuarta Sinfonía op.120 de Robert Schumann. Baldini presentó una versión memorable de esta bellísima sinfonía. Su sentido especial del fraseo y el absoluto dominio que posee sobre los más sutiles resortes expresivos que deben apoyarse en lo instrumental, hicieron de esta ejecución una verdadera sesión de arte.

Baldini supo trasmitir a nuestros músicos la vehemencia expresiva de Schumann logrando una interpretación de una calidad pocas veces escuchada. El público aclamó con justicia la brillante labor del director y violinista italiano así como la de nuestros instrumentistas compatriotas.

Orquesta sinfónica del Sodre

Director y Solista: Emmanuele Baldini. Programa: Concierto para violín op.4 nº 1 de Antonio Vivaldi, Concierto para violín nº 3 K.216 de Wolfgang Amadeus Mozart y Cuarta Sinfonía op.120 de Robert Schumann.

Dónde: Auditorio Nacional del Sodre. Cuándo: 21 de mayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)