El guitarrista de Queen es físico y además político

Brian May, del rock a la protección de animales

Los paladines de los animales tienen a una superestrella de su lado: Brian May. O mejor dicho, el Dr. Brian May.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brian May, un doctor con guitarra.

El guitarrista de Queen lleva años encabezando campañas contra el "asesinato" de animales en su país, en especial para terminar con esa suerte de pasatiempo inglés que es la cacería de zorros (aunque no es fenómeno estrictamente británico, como se pudo ver en la reciente película Foxcatcher.

Ahora, May decidió llevar su campaña un paso más allá. A inicios de este mes, May anunció su candidatura como independiente —pero cerca del Partido Laborista— a las próximas elecciones del Parlamento inglés para detener esos "asesinatos". Todo eso mientras dirige una universidad, teoriza sobre el polvo cósmico, se especializa en estereofotografía y gira por Europa junto a la más exitosa de las reencarnaciones que Queen ha tenido tras la muerte de Freddie Mercury: Queen+Adam Lambert.

Con esta nueva aventura, May pone una pieza más en la que quizás sea la carrera más inusual para una superestrella del rock. Aparte de ser el segundo rostro de una de las bandas más importantes de la historia, el músico ha destacado en los ámbitos intelectuales y académicos más exigentes del Reino Unido.

Desde 2008 es rector de la Universidad John Moores de Liverpool, donde además lidera el Departamento de Investigaciones Astrofísicas de esa casa y ha organizado un taller dedicado a su nueva obsesión: la estereofotografía. Disciplina que busca desarrollar nuevas potencialidades de registro de imágenes con cámaras convencionales no digitales.

La física de la distorsión de una guitarra de rock

La leyenda dice que May inventó la guitarra que usa porque no tenía dinero para comprar una de marca. En parte, es verdad. Pero también que no le gustaba el límite de sonido que alcanzaban las Fender o las Gibson, ya que a través de sus estudios en física (entró a la universidad a los 16 años) quería experimentar con la polifonía instrumental para lograr que una sola guitarra emulara una orquesta entera. Junto a su padre construyó la Red Special, una guitarra que lograba un sonido especial, sobre todo cuando era tocada con una moneda de un penique, técnica que May ha usado desde entonces. La Red Special consigue tal cantidad de matices que durante años no fue necesario que Queen requiriera de sintetizadores, ni siquiera en los conciertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)