La banda uruguaya este sábado en La Trastienda

Boomerang: "Una banda es como tener seis novias"

Boomerang nació en 2003, en uno de los mejores momentos del rock nacional. La banda, que giraba alrededor de la dupla de Gonzalo Zipitría y Martín Sanjinés, tenía una estética más parecida a las bandas británicas de ese momento, una característica compartida con otra de las bandas de ese momento, Astroboy.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Nos mantuvimos en pie todo este tiempo por las ganas de hacer música".

Luego de su segundo disco, el grupo tuvo un momento crítico cuando algunos miembros se fueron y por un tiempo "volaron bien bajito", según explica Zipitría, sin saber qué iba a pasar. Este sábado, después de haber estado un tiempo tocando más que nada en festivales, presentan su último disco, Engañamundos, en La Trastienda. Para ellos es un álbum que los definió y los ayudó a encontrarse como banda. Ahora, la dupla compositora está formada por Zipitría y Luis Angelero. El disco fue producido por Gustavo Iglesias y editado por Bizarro en 2014.

—Boomerang surgió hace 12 años en pleno auge del rock nacional, ¿cómo vivieron el cambio de situación?

Gonzalo Zipitría: Para nosotros fue natural, fue sin pensarlo. Obviamente tuvimos momentos altos y momentos bajos, un momento alto fue el disco Premiere que salió en 2005, que dada la coyuntura musical del país pudimos sacar con un sello, participar de algunos festivales y que un mánager se hiciera cargo de nosotros. Pero hubo altibajos.

—¿Cuáles?

G.Z.: Una banda es como una familia o como tener seis novias y por momentos lo padecés. Tuvimos cambios de integrantes pero nos mantuvimos porque es lo que más nos gusta en la vida. Esto para nosotros es una descarga de energía, de todos tus males, de todas tus mierdas. Es una terapia ensayar. Nos mantuvimos en pie todo este tiempo por las ganas de hacer música. Más allá de que hayan pasado varias personas el grupo sigue unido porque creemos en lo que hacemos y seguimos entusiasmados.

—¿Se plantearon dejar la banda cuando se fue Martín Sanjinés?

G.Z.: Hubo un momento en el que estuvimos volando bien bajito, como derrapando, que fue antes de filmar el DVD Un, Dos, Tres, Va! que lo grabamos en vivo cuando entraron Luis y Bruno. Pero también se nos había ido Álvaro, el tecladista. Entraba uno, salían dos. Además tener una banda en Uruguay es difícil. La gente piensa que porque te hacen notas o tocaste en un Pilsen Rock te va bien. Pero es difícil porque tenés que apostar todo el tiempo a eso. Y bueno, en ese momento decidimos hacer el DVD y ver qué pasaba con la banda y fue un éxito para nosotros. Realmente nos levantamos de las cenizas. Como grupo nos dimos cuenta de que podíamos funcionar bien y que la chispa seguía viva.


Si no puede ver el video haga click aquí

—Después de ese resurgir con el DVD viene Engañamundos, ¿cómo fue el proceso de hacer este álbum?

G.Z.: Fue un desafío. Porque siempre nos proponemos cambiar totalmente lo que veníamos haciendo antes. Veníamos del DVD que era súper rockero y decidimos dinamitar eso. A Gustavo Iglesias (productor de este disco y de Babasónicos) le encantó y tratamos de ir para otro lado. Con Luis teníamos ideas muy modernas, de hecho él tiene un proyecto paralelo de algo así como electro house. Eso se nota en "Si me da igual" que tiene ese espíritu mucho más bailable. Gustavo se preocupó de hacer esa transición a esta nueva etapa sin perder la identidad.

Luis Angelero: Hablando a lo gaucho le sumó un poco de desprolijidad, no podíamos pasar a ser electrónicos y sofisticados.

—Este es su disco más bailable hasta ahora.

G.Z.: Nosotros siempre partíamos de la guitarra, por un tema de que yo compongo así. Pero ahora tratamos de que fueran más por el ritmo y por el groove que generaba el bajo con la batería.

L.A.: Las guitarras, comparando con los discos anteriores, son mínimas. Incluso "El acuerdo" nació de una línea de bajo que yo tenía. También por la música que estábamos escuchando en ese momento. Yo estaba escuchando mucho hip hop del de ahora, más melodioso.

—¿Y las letras te salieron fácilmente?

G.Z.: Fue algo tortuoso escribir las letras. No me es fácil, capaz ahora con Luis estamos encontrando otra forma que es improvisando para llegar a otros lugares. Pero tengo un montón de papeles y cuadernos donde escribo, y cuando estoy escribiendo soy muy receptivo, me influye mucho lo que veo, lo que escucho. La poesía de Andrés Caicedo, un poeta colombiano me influyó mucho. Para mí sentarse a escribir es como un proceso de fiebre, me empiezo a descomponer.

—Hubo comentarios de que era muy parecido a Babasónicos...

G.Z.: Eso lo dice mucha gente pero a nosotros no nos importa. Siempre va a haber comparaciones y más cuando compartimos productor, que siempre pone su impronta. Si escuchás nuestra obra te das cuenta de que es más que eso. Cuando a los Babasónicos les mostrábamos nuestros temas nos decían que eran una mezcla de Arctic Monkeys con Viejas Locas.

L.A.: Yo que siempre me voy a la parte técnica, creo que es por cómo está grabado el disco. Las guitarras y las baterías están en los mismos lugares y vos inconscientemente lo asociás. A Banda de Turistas le pasa lo mismo. Cuando trabajamos con Gustavo sabíamos que era una de las posibilidades. Tratamos de escaparle, capaz para el próximo intentaremos un poco más (risas).

—¿Con este show buscan consolidar esta nueva etapa?

G.Z.: Sin dudas. Si bien hemos estado tocando todo este tiempo en lindos festivales, con buen sonido, es la primera vez que tenemos la posibilidad de hacer algo muy nuestro, tocar el disco entero como nosotros queremos, con nuestra puesta en escena.

L.A.: Vamos a levantar la cosecha. Estamos metidos de lleno en el recital, pensando en todos los detalles.

G.Z.: El que vaya va a ver al Boomerang 2015 verá una presentación digna de Engañamundos, o sea, a todo trapo. Igual vamos a hacer una salpicada de todos los anteriores.

Un disco con una dinámica de grabación poco convencional.


—¿Cómo fue trabajar con la producción de Gustavo Iglesias?

—G.Z.: Él es re loco, está mal de la cabeza. Le mostramos tres temas que eran un desastre y confió en nosotros. Ahí empezamos a trabajar, estuvimos como un año ensayando y nos propuso que, como no teníamos muchos temas, hiciéramos una dinámica de grabación totalmente distinta. Nos dijo que fuéramos al estudio de grabación y nos metiéramos a ver qué salía de ahí, que experimentáramos. Después que tuviéramos algo íbamos a estar un mes allá, en Buenos Aires, grabando las voces. Y yo dije: "pa, está enfermo de la cabeza", pero al final lo hicimos. Él nos incentivaba a que nos divirtiéramos. Ahora queremos seguir con él pero nos dijo que ni locos volvemos a grabar así, lo que pasa es que como estábamos en blanco funcionó. Estuvo bueno porque encontramos una manera de encontrarnos, descubrimos cómo funcionamos con Luis más que nada, que generamos una dupla compositora, nos conocimos de otra manera.

L.A.: Quedó más establecida la manera en que trabajamos, él venía con una melodía de guitarra y yo lo laburaba más tipo laboratorio.

SABER MÁS

ANTES DE ENGAÑAMUNDOS.


Premiere - 2005.


Premiere fue el disco debut de la banda y lo editó Koala Records. Es el más rockero de los tres álbumes, con una presencia fuerte de las guitarras, que tienen un aire británico. "Seducime" fue el gran hit que sonó mucho en las radios.

Complicado - 2009.

Fue grabado de forma independiente pero después distribuido por Contrapedal. Es el más montevideano de los tres en cuanto a las letras, que son las más derrotistas y grises de la discografía. Musicalmente, para Zipitría, se parecen más a Bob Dylan y Neil Young.

Un, dos, tres, va! - 2012.

Un, Dos, Tres, Va! es un DVD que grabaron en vivo en la Sala Zitarrosa después de que dos integrantes nuevos se incorporaran a la banda y otros dos se fueran. Fue un momento decisivo para evaluar si la banda seguía en pie o si era el final de Boomerang.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados